lunes, 17 de julio de 2017

EUROPA SERÁ MUSULMANA...

COSAS DE GELY
https://cosasdegely.blogspot.com.es/







El fallecido Giovanni Sartori el 5 del 3 de 2004 también dijo:la inmigración islámica es una "amenaza" para occidente ya que los valores de esos inmigrantes son "incompatibles" con el laicismo de los países de acogida. "Lo que para nosotros es un conflicto cultural, para el Islam es un conflicto religioso. Yo no percibo a un musulmán como un infiel, pero él a mí sí", aseguró Sartori.

Giovanni Sartori, fue considerado uno de los más destacados politólogos contemporáneos y experto en los problemas actuales de los sistemas democráticos occidentales.

Durante las últimas décadas, el pensador italiano, considerado liberal de izquierdas, ha vivido en Estados Unidos, enseñando en diversas universidades.

Sartori hizo estas afirmaciones en un seminario internacional organizado por el municipio de Bolonia (norte de Italia), para debatir la cuestión de la inmigración y la convivencia entre distintas culturas. "El Islam no puede aceptar el principio de voluntad popular, y no entiende bien las nociones de libertad e igualdad" añadió, al subrayar la falta de una declaración común de los derechos humanos entre el mundo musulmán y occidente.

Sobre la cuestión de la convivencia en las modernas sociedades multiétnicas y multiculturales, Sartori afirmó que "cada uno en su casa tiene derecho a las costumbres y la religión que quiera", pero los inmigrantes deben aceptar la cultura y los valores de la sociedad que les acoge. Esta postura se resume en el principio de la reciprocidad: "Si yo hago algo por ti, tú debes también hacer algo por mí", por lo que los inmigrantes musulmanes "tienen que rechazar los dogmas y todas las imposiciones que son dañinas para nosotros".

Sartori pidió afrontar la cuestión del impacto cultural que supone la inmigración "con inteligencia", y evitar caer en "la estupidez de un exceso de paternalismo".

Si negamos que hay una guerra contra el islam, aunque esta sea sin armas la perderemos

Gely Sastre


miércoles, 12 de julio de 2017

MUSULMANES DETENIDOS EN ESPAÑA DESDE EL 11-M

COSAS DE GELY
https://cosasdegely.blogspot.com.es/


Hoy como de costumbre ¡jaja! hablaremos del islam y de los musulmanes.

En España al igual que en cualquier lugar del mundo donde pongan sus patas los musulmanes, los imanes aprovecharan las oraciones de los viernes para lanzar prédicas subversivas, promoviendo algaradas, disturbios en defensa de la Sharía o, cuando menos, inducir a la animadversión a sus fieles contra los valores asumidos por la llamada “civilización occidental”.

En España, aproximadamente un 6,3% de la población (2.500.000 personas) es musulmán, de los cuales más de 15 mil están en la cárcel y cuestan más de 300 millones de euros al año a las arcas del estado español. Respecto a esto me hago la siguiente pregunta ¿no sería mejor deportarlos y ahorrarnos esos 300 millones?

Conviene recordar que la palabra Islam significa “sometimiento”, al pensamiento “No hay más Dios que Alá y Mahoma es su profeta” de forma que, aunque los musulmanes vivan en un Estado aconfesional, como es el caso de España, para los Mahometanos eso no cuenta. Lo prioritario para un musulmán es instaurar el gobierno de su Dios (Ala) en toda la tierra, fin en virtud del cual, son numerosos los musulmanes (muslim significa “sometido a Dios”) que justifican el uso de la violencia, hasta el punto de la Yihad o guerra santa y atentados como los de las Torres Gemelas, la estación de Atocha, Niza, Manchester etc.

El islam es impuesto a sus seguidores desde todos los ámbitos de la existencia humana (individual, familiar, social, intelectual y política) de ahí su loco afán de querer implantar su patética religión en occidente o en cualquier lugar donde se les acoja.

El islam condena el laicismo, por eso haya donde lleguen los musulmanes trataran de islamizarlo todo, el conocimiento, la libertad de la mujer, el castigo a los homosexuales, la imposición de la Sharía o la necesidad imperiosa de crear un Estado islámico.

Hablar de musulmanes implica hablar de sejismo, babaísmo, sufismo, salafismo, wahabismo o de talibanes, del mismo modo como hablar de cristianos implica hablar de católicos, ortodoxos, luteranos, calvinistas, mormones o testigos de Jehová. Pero con una gran diferencia: mientras para todos los cristianos existen los Diez Mandamientos, el quinto de los cuales es “no matarás”, para los que profesan la doctrina islámica común del Corán, esto no existe, su religion es una mezcla de dogmas, leyendas, historias, fábulas, supersticiones religiosas, mandatos o máximas de economía y política, donde queda definido que la doctrina religiosa islámica es monoteísta, pues los musulmanes creen en un sólo y único Dios que es Alá y Mahoma su profeta, y por su Ala y su Mahoma son capaces de cualquier cosas, incluso de asesinar a aquellos que se les pongan por delante, de ahí sus crueles guerras santas.

La guerra santa en la cultura musulmana es considerada como un deber colectivo de la comunidad islámica, es decir que esta tiene no solo que mantener su religión sino también expandirla por los medios que sean necesarios, y en caso de que los demás pueblos no quieran adoptar el Islam pacíficamente, su maldita religión les alienta a utilizar la espada, o sea aniquilar todo aquello que se oponga a su religión y su Sharía.

Partiendo de esta consideración el islam se muestra como lo que es, un sistema que abarca todos los ámbitos de la existencia humana, condena el laicismo, impone la islamización del conocimiento, somete a la mujer a un estado inferior al del hombre, y promueve la necesidad de crear un Estado islámico, por consiguiente, lo que pretende el islam y los musulmanes es imponer una serie de prejuicios contra la cultura y modo de vida de los occidentales, en base a su concepción de la sociedad que nada tiene que ver con la nuestra.

Y como acontece que el cristianismo con su cada vez más tolerante Papa a la cabeza y en nuestro caso concreto, con un gobierno español que permite el hiyab (velo islámico) pero retira los crucifijos de colegios, lugares públicos y cierra las basílicas al culto de los fieles cristianos, sucede, que mientras, al amparo de esa falsedad llamada “discriminación positiva”, se ampara que los islamistas practiquen la intolerancia cuando se ofende a su religión, mientras se ataca aquello que siempre perteneció a nuestra cultura, ¿que mierda está pasando? . ¿acaso nos hemos vuelto imbéciles?

Nuestros gobernantes demuestran su incapacidad de entender a la variopinta ciudadanía española, por ello me gustaría decirles para que se enteren de una puñetera vez: que el islam y los musulmanes no sólo son incompatibles con la democracia, también lo son para los que asumimos sus leyes, cultura y pertenecemos con todos los derechos a esta nación llamada España .

En todos los lugares donde se han arraigado las creencias transmitidas por Mahoma y su revelación, se ha implantado la Sharía. Arabia Saudita, Irán, partes de Pakistán, Nigeria, (y si las cosas continuan como hasta ahora, pronto lo veremos en algun que otro paìs europeo). Allí donde se ha establecido la Sharía, ha sido perjudicial, ha conducido a matanzas, amputaciones y tiranías.

El islam, como conjunto de ideas, no es compatible con la democracia porque, al contrario que la democracia, niega la vida. El islam, al contrario que la democracia, niega la libertad. El islam, al contrario que la democracia, niega los derechos de la mujer, de ahí la obsesión con la ablación del clítoris y otra cosas que por no extenderme no voy a relatar.

El mundo musulmán comprende a mil cuatrocientos millones de personas. El 81% vive en 57 países que tienen mayoría musulmana. Sólo cinco de ellos Benín, Guyana, Malí, Senegal y Surinam están clasificados como países libres por la Freedom House.

Es obvio que el mundo musulmán se encuentra en medio de una crisis material, política, social, sociológica y sobre todo tecnológica, crisis que pueden ser las responsable de que algunos se empeñen en sumergirse en la historia islámica (en la época del Profeta, el siglo VII, de la cual, por cierto, no existen archivos históricos precisos) y buscar ejemplo en la vida del Profeta. Y el ejemplo que extraen del profeta Mahoma se acerca más a la postura de quienes piensan como el terrorista Bin Laden, los ayatolas iraníes o el actual ISIS.

La razón por la que muchas personas, independientemente de su raza, su color, su idioma, su país, apoyen a los musulmanes, es por su total desconocimiento las Escrituras Sagradas de los musulmanes (el Corán), de cuya ignorancia se aprovechan estos.

En Todo sobre el Islam, un cristiano iraquí que, al igual que su familia ha padecido la persecución y martirio por ser cristiano, el doctor Raad Salam Naaman, hoy refugiado en España y profesor de la Universidad Complutense, expresa que, “El mundo musulmán debe cambiar y sus fieles deben emprender o tener otra orientación distinta en la vida. Así como el cristianismo en su devenir ha sufrido los vaivenes de las épocas, llegando a la actualidad con la capacidad de aclarar su mensaje, dejando abandonado en el camino las secuelas de épocas oscuras. Sería sugerente que el mundo musulmán tras recorrer este mismo camino considerara con el cristianismo, el judaísmo y el pensamiento actual en el acercamiento, el diálogo, la conciliación, la concordia, la paz, la fraternidad, la convivencia pacífica con los demás seres humanos de otras nacionalidades y religiones”.

Sin embargo, los buenos deseos del profesor Naaman, contrastan con la realidad que se está viendo en muchas ciudades de España, donde se está proyectando el estremecedor documental “Defensores de la fe”. si queréis verlo podéis hacer aquí. https://youtu.be/aabG85LH8cM

Hoy un cristiano es martirizado cada cinco minutos en tierras musulmanas, mientras los musulmanes que hemos acogido, hoy convertidos en terroristas surgen bajo de las piedras entre la población mahometana de las ciudades Europeas que los han amparado, sembrado estas de terror, miedo, e inseguridad.

Me reitero en lo dicho: “No podemos ser ingenuos. Islam y democracia son incompatibles. El Islam es una teología que rige todos los aspectos de la vida: las costumbres sociales, la casa, el vecindario, el país, es una receta que sirve para todo pero... Es muy complicado que esta religión evolucione hacia valores democráticos” no está en su ADN.

Es posible que “La economía de Europa este en crisis, pero jamás deben estarlo sus principios, su cultura, su respeto a los derechos humanos ni sus valores democráticos. Prohibir los minaretes como se ha hecho en Suiza o el burka, como se ha hecho en Francia, es simplemente un buen intento de hacer saber a los musulmanes, que si pretenden imponernos los suyos más vale que cojan sus bártulos y se vayan por donde vinieron.

Cada vez que te cruces con un musulmán o musulmana que lleve velo o chilaba, te cruzas con practicantes de la religión monoteista que se basa en el libro del Corán. Sus fieles creen en Alá (Dios) y en el profeta Mahoma como su mensajero. "Parece ser que el Corán de hecho, fue dictado por Alá a Mahoma a través de Yibril (el arcangel Gabriel) según afirma la trdición islamica.

Fuentes:  Gely Sastre, doctor Raad Salam Naaman y Youtube

lunes, 10 de julio de 2017

LA CRUEL REALIDAD DE AL - ANDALUS

COSAS DE GELY
https://cosasdegely.blogspot.com.es/




LA CRUEL REALIDAD DE AL - ANDALUS

Los expertos desmitifican la convivencia de ocho siglos entre musulmanes, judíos y cristianos en gran parte de la Península

 El 19 de julio de 711 se inicia la lucha decisiva, conocida como la batalla de Guadalete, que abrirá definitivamente las puertas de Hispania a ocho siglos de ocupación musulmana. El rey godo Rodrigo es derrotado y su dominio sobre la Península se difumina. Con la conquista de Hispania culminó en Occidente la fulgurante expansión árabe iniciada tras la muerte de Mahoma, en 632. En apenas 10 años, los Ejércitos de los califas (los sucesores del Profeta al frente de la comunidad musulmana) se habían hecho con todo el Próximo Oriente hasta Egipto.

Ese régimen perduró siglos en la Península, hasta que el 2 de enero de 1492, Muhámmad XII, o Boadil, como le conocían los cristianos, entrega las llaves de Granada, el último reino andalusí, a los Reyes Católicos. Por eso, cada 12 meses, la ciudad andaluza celebra esa fecha. Sin embargo, en los últimos años, distintas organizaciones se han opuesto a dicha conmemoración, tachándola de xenófoba. Una corriente que se basa en algunos estudios, discutidos por los expertos, que consideran que Al-Andalus fue un ejemplo de perfecta convivencia entre tres religiones: islamismo, judaísmo y cristianismo.

 «Quienes ponen a Al-Andalus como ejemplo de tolerancia lo que hacen es una manipulación brutal en términos históricos», remarca, por su parte, el historiador Rafael Sánchez Saus, autor de Al-Andalus y la Cruz (Stella Maris).
Toda la legislación, cualquier disposición y el espíritu de las normas tendían a someter dejando patente la humillación, la debilidad y la derrota de los cristianos, que tenían que pagar impuestos superiores, mientras que las multas por las mismas infracciones eran la mitad de cuantiosas para los que profesaban la fe de Mahoma.

LEYES INSÓLITAS. Por ejemplo, un cristiano que matara a un musulmán, aún en defensa propia, era indefectiblemente condenado a muerte -no así al contrario-. Un testimonio de un seguidor de Cristo contra un miembro del Islam no valía ante un tribunal. Un cristiano tenía que levantarse si entraba un musulmán en la estancia, solo podía pasarle por el lado izquierdo (considerado maldito), y no podía montar a caballo en su presencia. Tampoco podía contar con servidumbre de esa religión, ni la vivienda de un seguidor de las doctrinas de Cristo podía ser más alta que la de un árabe hasta el punto de, en ese caso, tener que demoler el piso superior.

«Hubo discriminaciones contra las minorías en Al-Andalus: persecución de judíos y cristianos por parte de los musulmanes, deportaciones masivas de cristianos y judíos hacia el norte de África, grandes matanzas de judíos en Granada en el siglo XI... Por supuesto, luego los cristianos hicieron exactamente lo mismo con los musulmanes. Hubo vejaciones y discriminaciones durísimas», remarca, por su lado, Serafín Fanjul, uno de los arabistas más reputados, y miembro de la Real Academia de Historia.

Ese «régimen perverso» se mantuvo en la Península durante siglos, por lo que Sánchez Saus destaca que «la realidad de la vida de los cristianos en Al-Andalus poco o nada tiene que ver con las ensoñaciones interesadas que nutren un mito construido a costa de la verdad histórica». Como ejemplo «arquetípico, casi risible» de esas ensoñaciones, el historiador pone las efectuadas por el escritor Antonio Gala, que engloba dentro de un intento de buscar en un período histórico idealizado «todo lo que le falta a España y a su cultura», por ejemplo en materia de tolerancia sexual. «No hay libertad sexual en el Islam ahora ni la ha habido nunca» y en Al-Andalus «lo que hubo fue la utilización de la mujer o de un joven en beneficio de quien imponía las normas».

APARTHEID. «Nunca hubo armonía en los territorios ocupados de la Península. Había tres comunidades (musulmanes, judíos y cristianos) yuxtapuestas con intercambios comerciales, económicos y administrativos. Era lo más parecido al Apartheid de Sudáfrica», subraya Fanjul, que recomienda «leer más» a aquellos que hablan de crisol de culturas.

De las actuales reivindicaciones islamistas sobre Al-Andalus, enarboladas sobre todo por el grupo terrorista Estado Islámico, Sánchez Saus subraya que son equivalentes «a que España reivindicara la Patagonia a Argentina». «Habrá musulmanes que puedan sentir que aquella construcción que fue Al-Andalus, un territorio que desapareció igual que se creó, forma parte de su patrimonio cultural; otra cosa es deducir de ese período histórico algún derecho sobre el país actual».


http://www.abc.es/espana/20141209/abci-almanzor-general-victorioso-musulman-201412081952.html


https://www.youtube.com/watch?v=Y1hJesFngCM

martes, 4 de julio de 2017

LA GRAN ESTAFA DE LOS REFUGIADOS

COSAS DE GELY

https://cosasdegely.blogspot.com.es/


La repuesta a la acogida de refugiados a comenzado.  Dos cócteles molotov se lanzaron contra un hotel que debía acoger a 35 refugiados, en Carpeneda di Vobarno, en la provincia de Brescia, al norte de Italia. Es solo un reflejo de la tensión y temor a la inmigración que se está creando en Italia. La opinión pública, de derecha e izquierda, sin distinción, percibe en la inmigración la principal amenaza para el país, tanto en las grandes ciudades como en los pequeños municipios, donde comienza a aflorar un profundo malestar con algunos gestos de racismo.

Para afrontar el problema Italia se está movilizando como no lo había hecho hasta ahora con el objetivo de lograr el apoyo de la Unión Europea. Por iniciativa del ministro del Interior, Marco Minniti, el domingo se reunió en París con sus colegas de Francia y Alemania así como con el comisario europeo Dimitri Avramopoulos. Entre los puntos más importantes acordados está el de imponer límites a las organizaciones no gubernamentales (ONG), prohibiéndoles entrar en aguas territoriales de Libia, además de exigirles la presentación de balances económicos transparentes.

“Tenemos el deber moral de decir “no” a acoger refugiados”

Europa si nadie lo remedia y continua acogiendo “refugiados” camina hacia su propio aniquilamiento, es obvio, todos estamos viendo y viviendo las dificultades que estamos teniendo para hacer frente al terrorismo “yihadista”, a causa del cual los ciudadanos europeos vivimos horrorizados. Se ha cometido el error de acoger a gran cantidad de gente de países islámicos que no se integraran jamás, pues sus leyes, costumbres y religión son totalmente opuestas a las nuestras e irrenunciables para ellos. Todo esto ha motivado que surjan en Europa dos sociedades paralelas, totalmente contrapuestas y cuya discrepancia es evidente. El multiculturalismo promovido por la izquierda europea como un “tesoro” ha resultado ser un gran fracaso, han querido mezclar agua con aceite y lobos con corderos cosa que ha quedado suficientemente demostrada  que es imposible.
No dejes de leer el árticulo de la url que indica la flecha y podras darte cuenta del prblema que conlleva la acogida de los musulmanes.
https://cosasdegely.blogspot.com.es/
 PINCHA A BAJO
https://intereconomia.com/economia/mundo/estocolmo-la-primera-capital-europea-donde-se-impone-la-ley-islamica-20170703-1545/



lunes, 3 de julio de 2017

LONDRES - PORQUE HAY QUE CONSENTIR ESTO

COSAS DE GELY

https://cosasdegely.blogspot.com.es/




Durante los últimos años las grandes ciudades de Europa se están transformando en ciudades atípicas, llenas de ciudadanos extraños que pretenden que los ciudadanos autóctonos cambien sus costumbres y acepten sus deprimentes y horribles costumbres carentes de libertad y antidemocráticas. Es el caso de Londres, la capital inglesa, donde más de la mitad de la población es inmigrante, principalmente de origen musulmán y con un alcalde musulman para más inri. La expresión “para más inri” se utiliza para hacer referencia a que una burla o escarnio ha alcanzado un grado más allá de lo permisivo y lógico; y también para resaltar que la mala suerte o la desgracia se ha cebado con alguien.

Este fenómeno ha causado que muchos nativos se sientan asustados y rechacen  aceptar la cultura de estos  advenedizos extraños y ajenos a la cultura y  prácticas de la sociedad europea.

Debido a que Londres ha sido una ciudad abierta a la hora de dar la bienvenida a ciudadanos de todos los rincones del mundo sin tener encueta sus credos, etnias o tradiciones, se ha convertido en una verdadera Torre de Babel en la que es posible escuchar cerca de 300 idiomas, pero en la que, últimamente, cada vez resulta más difícil encontrarse con un anglosajón de pura cepa.

“Ahora en mi barrio casi no hay ingleses. La mayoría son musulmanes. La mujer de la farmacia, por ejemplo, lleva burka y empezó a darme consejos, diciéndome que yo también debería llevar una”, cuenta Jane Kelly, una londinense que se ha quedado aislada en medio de los inmigrantes.

Así, mientras los nativos hablan de cómo ahora se sienten minoría, los inmigrantes, muchos de ellos ilegales, pretenden transformar su entorno en algo más parecido a sus lugares de origen.

El hecho de que los anglosajones blancos ahora constituyan apenas el 45% de la población es lo que los expertos han llamado “El Vuelo Blanco”. El vuelo blanco (en inglés: White flight) es la emigración en masa de la población blanca a otras áreas, ante la llegada masiva de inmigrantes o personas de otras razas.


“Lo más importante de este fenómeno es que nos recuerda que hay un problema, pero el error que cometen es que dicen que el conflicto es solo por el origen étnico.

Algunos se han ido de aquí por las mejores condiciones que ofrecen las afueras de Londres. Otros, porque sus barrios se han transformado culturalmente y en lugar de los típicos bares ingleses ahora hay comercios que venden vestimenta del hiyab o restaurantes de la comida ‘halal’.

La raíz del “multiculturalismo” se basa en la igualdad de oportunidades, algo que las autoridades no han sabido gestionar. Dentro de muy poco todos podremos ver que la pantomima del multiculturalismo desaparecerá de Europa para convertirse  en el más retrogrado islamismo. Tiempo al tiempo.

Todo esto ocurre por...  El islam jamas ha sido una religion pacifica, mata a los que no son musulmanes, maltrata a las mujeres, asesina a los gays y lesbianas, y permite la pederastia casandose con niñitas. Si esto no es suficiente, esta religion se basa en el fanatismo puro y duro. Donde esta la tan cacareada religion de paz


Gely Sastre