domingo, 28 de agosto de 2016

E L ISLAMISMO ES UN CANCER

COSAS DE GELY

Los musulmanes suponen un riesgo para la democracia y son incompatibles con ella.


¿Cómo no va a ser el Islam un riesgo incompatible con la democracia, sí se trata de una teocracia? Por si no lo sabías una teocracia es un sistema político en el cual los sacerdotes o los príncipes, en su calidad de ministros de Dios, ejercen el poder político.


El Islam es incompatible con cualquier forma de gobierno laica. Islam quiere decir sumisión y se refiere a la total y absoluta sumisión a Alá, que todo musulmán debe tener en todos los aspectos de la vida, incluido por supuesto el político.


Tenemos el cáncer metido dentro de Europa. Estamos dejando que una sociedad feudal que discrimina y maltrata a las mujeres tome cada vez más fuerza. Para colmo, lo progres de salón tienen que salir con las tonterías de la Alianza de Civilizaciones, el multiculturalismo o la integración. Si esto sigue así, dentro de pocos años, ya veremos la alianza y el multiculturalismo que tendremos.


Como no nos pongamos serios con este tema vamos a tener gravísimos problemas con esta gente: pues se consideran superiores porque creen que su fe es la única y verdadera.

No existe religión alguna que acepte de buen grado la democracia, y menos la musulmana, pues en su opinión el "poder terrenal" debe ser sometido por el divino. Los musulmanes tienen como fundamento jurídico el Corán y la Sharía para ellos estos dos libros son el único procedimiento legal y es el que quieren implantar en todo el mundo nos guste o no.


¿Alguien sabe de algún país democrático occidental que tenga como fundamento jurídico la biblia?

No hace falta que yo diga nada, simplemente tenéis que observar en lo que ha quedado la tan cacareada Primavera Árabe.

Mucho se ha hablado de la Primavera árabe, ¿pero dónde está? yo tengo claro, que los árabes musulmanes prefieren vivir en un largo y cruel invierno, es a lo que están acostumbrados. Les gusta que los tiranicen y humillen, lo tienen inoculado en su sangre. No cabe otra explicación.


Millones de musulmanes están abandonando sus países entre otras cosas, por el fanatismo enfermizo a su religión y la tiranía de sus gobernantes que los han llevado a la miseria, pero son tan necios que les resulta imposible darse cuenta que ambas cosas son las que los han conducido a ello.


Los acogemos en nuestros países, les brindamos la posibilidad de cambiar de vida, pero siguen aferrados a aquello que ha arruinado las suyas y ahora quieren imponérnoslo a nosotros, para hundirnos en la misma miseria en la que se encuentran ellos. Para este problema solo hay una solución, deben irse a sus países.

Cuando las barbas de tus veciños veas cortar pon las tuyas ha remojar


lunes, 22 de agosto de 2016

MUSULMANES LOBOS CON PIEL DE CORDERO - TAQIYYA

COSAS DE GELY




Para conocer bien a los musulmanes debemos conocer sus leyes entre todas ellas destaca una llamada TAQIYYA que en apariencia es menos cruel que la Sharía, pero no menos peligrosa.

Práctica de la taqiyya, engaños, por los musulmanes en Occidente

Los musulmanes en Occidente propagan día y noche que el Islam es la religión de la paz. Recientemente, los musulmanes empezaron a decir que todas las religiones enseñan la paz y el amor. Cuando afirman todas las religiones, incluyen también el Islam. Es una forma de encubrir el odio y la violencia del Islam hacia los infieles.

La moralidad de la mentira es uno de los aspectos más confusos del pensamiento islámico y, como resultado, se crea la impresión de que si una persona es veraz, y mentira, depende por completo de la ética de la situación.

A primera vista, el Islam parece dar gran importancia a la verdad: pero no es así. Los musulmanes pueden engañar a los no musulmanes si ello ayuda al Islam. Para los no musulmanes, este principio, llamado Taqiyya, es otro sorprendente concepto islámico. Mientras la mayoría de las otras religiones hablan con orgullo de la honestidad, el Corán instruye a los musulmanes a mentir a los no musulmanes en lo que respecta a sus creencias y ambiciones políticas para con ello proteger y extender el Islam:

“Alá y sus mensajeros están exentos de responsabilidades para con los idólatras” (Sura 9:3).

“Y los no creyentes fueron engañados y Alá los engañó y Alá es el mayor engañador” (3:54).

Hay muchos ejemplos de líderes islámicos actuales diciendo una cosa en inglés para los medios occidentales, para luego decir algo totalmente diferente a sus seguidores en árabe unos días después. Engañar al enemigo es siempre útil en la guerra y el Islam está en guerra con el mundo no islámico hasta que todo el planeta siga la ley de la Sharía:

“El profeta dijo: ‘Cosroes caerá y no le seguirá otro Cosroes; César sin duda caerá y no habrá otro César tras él y sus tesoros se entregarán a la causa de Alá’. Él dijo: “La guerra es engaño’” (SB 4.42, 267).

“El profeta dijo: ‘Tres cosas son la raíz de la fe: evitar matar a quien grita ‘No hay Dios salvo Alá’, y no declararlo apóstata sea cual sea su crimen, ni excomulgarlo del Islam por sus acciones. Y la Yihad será llevada a cabo continuamente desde el día en que Alá me envió como profeta hasta el día en que el último miembro de mi comunidad se enfrente al Anticristo. Ni la tiranía de otros tiranos ni la justicia de otros pueden invalidarlo” (SAD 14, 2526).

Todo no musulmán viviendo en estados no musulmanes es, pues, un enemigo. Por ello, engañar a los occidentales es totalmente aceptable (incluso se anima a ello) si así se puede avanzar en la expansión del Islam.

Como ejemplo reciente, la Islamic American Relief Agency decía estar recaudando dinero para huérfanos, pero enviaba en realidad el dinero a terroristas. Engañaban a los benevolentes infieles occidentales para que diesen su dinero a organizaciones que, activamente, asesinaban a infieles occidentales. Investiga tú mismo: éste no es un caso aislado.

El Islam como religión de paz. Organizaciones musulmanes de todo el mundo declaran a menudo que el Islam es una religión de paz. Pero, ¿qué significa esto realmente? Parece fácil para un musulmán citar un verso pacífico de las partes más antiguas del Corán, mientras, siguiendo el principio de kitman, obviar mencionar que, en realidad, ese pasaje ha sido oficialmente anulado por otros versos posteriores más violentos. Según el Corán el mundo estará en paz sólo cuando el Islam y la Sharía reinen en todos los países y nunca hasta entonces. Ésta es la razón por la cual todo musulmán puede decir "honestamente" que el Islam es una religión de paz, a sabiendas de que está diciendo una gran mentira.

Si cualquiera de estos puntos te ha cogido por sorpresa, sin duda hay mucho más que todavía no sabes. Este problema te afectará en un futuro próximo, así que aprovecha para informarte ahora, antes de que sea demasiado tarde.

COMPARTIR
Estas fuentes son solo una pequeña muestra de las que hablan de la Taqiyya. A parte de estas hay cientos mas.  Tambien hay videos al resprcto que hablan de la doble moral de los musulmanes.

https://es.wikipedia.org/wiki/Taqiyya

http://alianzacivilizaciones.blogspot.com.es/2012/07/practica-de-la-taqiyya-enganos-por-los.html

https://vaktar111.wordpress.com/2014/12/11/mas-sobre-la-taqiyya/

http://rationalwiki.org/wiki/Taqiyya

jueves, 18 de agosto de 2016

YO NO ME FIARIA DE LAS SEÑALES LOS SIGNOS NI LAS VISIONES DE PRESUNTOS ILUMiNADOS

COSAS DE GELY

YO NO ME FIARIA DE LAS SEÑALES LOS SIGNOS NI LAS VISIONES

Yo no me fiaría de las señales los signos ni las visiones de presuntos iluminados. Tenemos ejemplos como la cruz que vio el emperador Constantino y las largas charlas de Mahoma con el Arcángel Gabriel, las visiones de ambos nos impusieron determinadas religiones que fueron un atraso de siglos, ambas han supuesto el freno al progreso humano. No me interesa ni preocupa ninguna religión lo único que me interesa es mi comportamiento y la relación más o menos correcta que pueda tener con mis semejantes, reservándome el derecho a elegir aquello que mi discernimiento e intuición me indiquen.

No quiero elegir a ningún Dios, ni que nadie me lo imponga, estoy hasta el gorro de tolerar a intolerantes. De aguantar racismo contra españoles en nuestro propio país. Soportar ofensas contra nuestra propia cultura por foráneos y progres. Estoy hasta las narices de ver como discrimina nuestro propio gobierno a los españoles y favorece a la inmigración musulmana.

Si somos capaces de dedicar algo de tiempo a recopilar datos del comportamiento de la mayoría de países musulmanes con respecto a los extranjeros y comparamos los derechos que tienen los cristianos en países como Arabia Saudí, Marruecos o simplemente Turquía esto suena a pura hipocresía.

Espero que si existe un Dios verdadero (pues hay tantos) sea ese Dios el que me elija a mi cuando llegue al fin de mis días, pero mientras esté viva, quiero que ese Dios respete mi modo de hacer y de vivir el tiempo que me quede en este mundo. A pesar de que este sea un mundo de locos.

Lo peor que le puede pasar a cualquier ser humano en cuestiones religiosas, es creer que está en posesión de la verdad. Y que lo suyo es lo mejor, su religión, sus costumbres etc. Eso lo llevará a renunciar a encontrar la verdad, la verdad no está escrita en ningún libro ni es potestad de ninguna religión. La verdad la tenemos que descubrir nosotros en total libertad y sin dejarnos influenciar por nada ni nadie.

Yo cambiaria todo lo que se por todo lo que desconozco que sin duda alguna es muchísimo más, posiblemente infinito. Los hombres solo hemos sido eso desde el principio de los tiempos hombres llenos de miedo y temor a lo que no entendíamos. Y las religiones se han aprovechado de nuestra ignorancia y de ese temor, ellas han sido y son el terror y el arma usada para esclavizarnos, se llamen como se llamen cristianas o musulmanas.

Y ahora les propongo un breve ejercicio: Miren a su alrededor. Lean los diarios tanto en papel o en su edición digital. Escuche la radio o la televisión. Miren cómo están ustedes vestidos: la libertad de una mini falda, del pelo suelto, de la más elemental coquetería, masculina o femenina. Piensen en la cerveza que compartió con sus amigos. Escuchen la música de la que disfrutan. Si tienen hijas, imagínelas yendo a la escuela, aprendiendo, soñando con ir a la universidad. Luego piensen en su religión si es que son practicantes de alguna. Pueden ser ustedes católicos, judíos, protestantes: no importa mucho. Lo que sí importa es la libertad con la que ustedes practican y eligen esa fe.

Por último piensen en lo que hicieron el fin de semana. La película que vieron, el concierto que disfrutaron, la misa o culto al que asistieron, el bar en el que lo pasaron de maravilla con sus amigos y amigas. Todo eso que ustedes tienen a su alrededor justo ahora es lo que podríamos llamar su modo de vivir. Y yo, no sé ustedes, pero a mí me gusta la manera como vivo. Sea lo que sea, nadie me va a venir a perseguir por compartir unas cervezas con los amigos, comprarme una blusa algo atrevida porque es verano y hace calor, enseñarles a mis hijos (si soy cristiana) que Dios está en todos lados y, qué narices, disfrutar de lo que me gusta sin tener que dar cuentas a nadie, del arte más atrevido, del libro mas trasgresor, de la película más polémica e inimaginable. A todo esto y a algunas cosas más se llama libertad y la amo y aprecio como a la vida misma.

Muy bien: ahora después de haber hecho ese breve ejercicio, sumen ustedes a todo esto, como de manera sibilina se van introduciendo en sus vidas y en su país unos intérpretes diferentes, a los que llamaremos musulmanes, cuya única misión es acabar con cada una de esas libertades cotidianas e imponerles un modo de vivir de una rigidez e intolerancia completamente absolutas. Eso es lo que nos va aportar en un futuro próximo la admisión de refugiados e inmigrantes. Tienen que ser ustedes capaces de darse cuenta que el único objetivo de los fanáticos religiosos que nos están invadiendo es ese, sino cerramos nuestras fronteras de raíz a los invasores musulmanes. Su intención es imponer su retrograda religión y su visión del mundo, utilizando un largo y horroroso catálogo de prohibiciones. La llegada de estos fanáticos es un asalto a nuestro modo de vivir y nuestra idea de civilización.

Sería pecar de ingenuos e irresponsables negar que la comunidad islámica que está invadiendo Europa, tiene un único objetivo y este es luchar contra cualquier sociedad que no hagan suyas las reglas más estrictas del Islam: la Sharía.

Que no quepa duda: todos y cada uno de esos fanáticos se opondrían de manera absoluta a cada una de las libertades que ustedes y yo apreciamos y disfrutamos cotidianamente, las atacarían y si pudieran, las abolirían.

El ataque a nuestras libertades más elementales es lo que está detrás del horror de todos los atentados terroristas y de la invasión mahometana. Esta es una cuestión que debemos tener clara, nuestra supervivencia dependerá de cómo los europeos encaremos esta cuestión: seguimos acogiendo, a refugiados e inmigrantes y consintiendo en Europa las ideas fanáticas de esta civilización del terror, o hay que hacer algo para detenerla como tal. Esto es simple una cuestión de claridad moral en la que nos estamos jugando nuestra libertad y el futuro de nuestros hijos. Ni más ni menos.

Os deseo salud y entendimiento.


martes, 16 de agosto de 2016

EL HOMBRE ES UN SER PARA LA MUERTE

COSAS DE GELY





Según Daisaku Ikeda la muerte es algo de lo que nadie puede escapar. La muerte sigue a la vida con tanta seguridad como la noche sigue al día, el invierno sigue al otoño o la vejez sigue a la juventud. Las personas se preparan para no sufrir cuando les llegue el invierno; se preparan para no tener que sufrir en la vejez. ¡Pero pocos se preparan para la certeza aún mayor de la muerte!


El hombre no es eterno, tenemos conciencia de que al final nos reducimos al no ser, la posibilidad de la muerte es angustia mientras vive debe dotar de sentido todo lo que hace a diario.


Sartre dice que si hubiera Dios, entonces no podríamos ser libres. Pero como no existe, el hombre está condenado a ser libre y elegir su propia conducta que lo lleve a la autenticidad o a vivir en mala fe. Lo único que nos puede hacer no libres es la muerte. Pues la muerte si es una realidad algo que Dios no lo es. La muerte es la que se encarga de robar al hombre su mayor tesoro que es la libertad. Por ello el hombre odia la muerte según Sartre. Pero no debemos odiarla pues aunque nos prohíbe de libertad, nos vuelve al estado de pre-existencia que es la NADA


Deseémonos, pues, larga vida, y que cuando llegue el momento de partir, tengamos la entereza suficiente para decir con Marco Aurelio: "Próximo está tu olvido de todo, próximo también el olvido de todo respecto a ti."


Desprovista de todo dramatismo, la muerte del individuo no tiene la menor trascendencia objetiva. Se trata de un fenómeno enteramente natural mediante el que se logra la regeneración genética y la supervivencia de la especie




Esta entrada se la dedico a aquellas personas que habiendo disfrutado de negocios que durante algún tiempo les proporcionaron una situación holgada, cuando les llegan las vacas flacas no dudan en apropiarse de lo que no les corresponde, con el fin de seguir aparentando aquello que han dejado de ser, y en vez de ganarse la vida con su trabajo, sus manos y el sudor de su frente como hace la mayoría de la humanidad, prefieren despojar y desvalijar a los demas a través del engaño, la mentira y el silencio, apropiandose indecentemente de aquello que por ley no les pertenece. Por lo general estos cínicos suelen ser personas que creen que el tiempo y el silencio harán que todo se olvide. Piensan que la consanguinidad, el parentesco y sus vínculos con los agraviados harán el resto. Eso es lo que ellos creen. Pero que ellos lo crean no significa que tenga que ser así. Su castigo será enfrentarse a la muerte con su mal proceder en la conciencia. Si es que alguna vez la tuvieron.

Gely Sastre


viernes, 12 de agosto de 2016

DOS CUESTIONES - LOS MARTIRES MUSULMANES Y LA MANIPULACIÓN DE LOS NIÑOS

COSAS DE GELY




El subdesarrollo islámico es debido a la Sharía

Si en algún tiempo el islam fue una civilización brillante hoy queda poco de ese esplendor. Pues la ignorancia y el subdesarrollo se han instalado en las vidas de los mahometanos que hoy son la viva imagen de lo más arcaico y rancio de cualquier cultura.



Y lo mas desconsolador de este sunto, es que estos analfabetos están invadiendo nuestros países pretendiendo implantar sus absurdas costumbres y su religión, sin que nadie haga nada para impedirlo.

Desde el atentado del 11M en Madrid, en Europa se cierne la amenaza musulmana, todo ello gracias a nuestros Gobiernos permisivos y a un gran número de ciudadanos idiotizados, que en vez de protegernos, permiten a este enjambre de desequilibrados que nos invadan. Vienen a nuestros países, nos llaman infieles, y pretenden hacer con nosotros lo mismo que hacen en sus países con los suyos, donde decapitan a mujeres, niños, hombres, violan, matan, venden a las mujeres, matan a sus madres hermanas y padres. Viven en un estado de alteración mental constante provocado por la Sharía


Los musulmanes y su cultura se han detenido en tiempos ancestrales. Siguen anclados en una época inmemorial y en el más absoluto atraso. El mundo ha avanzado pero ellos siguen viviendo en el pasado. Todas las religiones son las cárceles de la libertad, del conocimiento y la democracia. El islamismo es una cárcel retrograda, amarga y deprimente un autentico delirio. Como lo fue en su día la religión católica.

video

ADVERTENCIA: ESTE VIDÉO PUEDE HERIR TU SEMSIBILIDAD
 
Es triste ver como esta religión es utilizada de manera tan repulsiva. No puedo entender cómo puede haber gente que desconociendo totalmente el funcionamiento de esta religión, se atreve a defender a los musulmanes. No hay dos tipos de musulmanes. No hay dos coranes, el corán es el mismo para todos los islamicos y todos ellos tanto suníes como chiíes los siguen al pie de la letra. Creo que ya va siendo hora de plantearnos seriamente que los mahometanos son un peligro terriblemente serio para nuestro próximo e inmediato futuro.


jueves, 11 de agosto de 2016

EL NEGOCIO DE LA CARIDAD

COSAS DE GELY



Las ONGs nunca dejaran de solicitarnos ayuda para la inmigración y la hambruna por la sencilla razón que viven de ellas y los que las dirigen obtienen grandes beneficios y suculentos sueldos gracias a estas. 

Estas organizaciones, utilizan constantemente grandes cantidades de dinero en anunciarse en los medios de comunicación para influir en nosotros, mostrandonos imágenes de inmigrantes y niños famelicos para darnos lastima, pero la única realidad es que hoy las ONGs se han constituido en un negocio que desgraciadamente vive del hambre, de la inmigración y las desdichas de ciertos colectivos desamparados por los dirigentes de sus paises. .

Entiendo que estas personas que han sido arrastradas a la miseria por diversas circunstancias (pero sobre todo por estar bajo el mandato de gobernantes irresponsables e incompetentes), necesitan que les ayudemos, pero también debemos asumir que ni españoles ni europeos somos responsables de sus desgracias. Llevamos decenios apoyando su infortunio con miles de millones y hasta ahora no hemos conseguido nada, las guerras la hambruna y la inmigración continúan acosandolos. El dinero que tendría que haber servido para aliviar las necesidades de estas personas, se ha quedado por el camino en manos de las ONGs, de sus propios gobernantes o en los bolsillos de algun que otro desaprensivo. Nada de lo que se ha hecho ha servido para mejorar la existencia de estas personas, pero año tras año seguimos sosteniendo este fracaso. ¿Por qué?


miércoles, 10 de agosto de 2016

ASI EDUCAN LOS MUSULMANES A SUS NIÑAS

COSAS DE GELY




Si por casualidad a alguien le quedaba alguna duda de cómo son en realidad los musulmanes, les ofrezco este maravilloso video educativo de cómo enseñan los musulmanes "pacíficos y amorosos" bonitos sentimientos  a una inocente niñita de tres años y medio. Creo firmemente que esta niña y otras muchas como ella, cuando crezcan y sean todas unas fantásticas mujeres con su correspondiente ablación de clítoris y su sus negros burkas incluidos, no tendrán problemas en matar a judíos o cristiano donde quiera que los vean.

A pesar de esto todavía quedaran algunos obtusos europeos que seguirán defendiéndolos y queriendo dejarlos entrar en nuestro países.

Cuando los musulmanes que viven entre nosotros son una minoría, son como lobos vestidos con piel de cordero. En cuanto consiguen ser mayoría, muestran su verdadera cara.

La mujer musulmana es una maquina de parir hijos, no tiene derecho alguno, únicamente ser la esclava del varón que la posee.

Grandes territorios de Asia y de África están totalmente bajo el control de los musulmanes, se propagan como la la peste, su población por Europa crece a velocidad de vértigo. Su dominación total en el continente europeo es cuestión del tiempo, si no somos capaces de poner los medios necesarios para impedirlo.

Su plan es poner en vigor la ley Sharía en todo el mundo.

La Sharía, ley islámica: Es más que una ley, la Sharía es un peligro que domina totalmente la vida de los musulmanes, incluye en su totalidad la vida religiosa, política, social, doméstica y privada. Constituye un código detallado de conducta (en el que se incluyen también los cánones describiendo los modos del culto), los criterios de la moral y de la vida, las cosas permitidas o prohibidas, las leyes separadoras entre el "bien y el mal" hasta las cosas más detalladas como preparación de la comida y castigo de los criminales. Ningún detalle queda sin atención. La ley de la sahría, no deja a los musulmanes  ni un resquicio para poder tener la libertad de pensar y decidir por si mismos. Prácticamente toda las acciones de la vida de los musulmanes quedan determinadas por adelantado en la Sharía.

La vida de un musulmán por muy pacificos y normales que nos parezcan, está supeditada en todos los sentidos a Ala y nada más que Ala y su único objetivo en esta vida es que hay que aceptar respetar la ley de Alá por encima de todo y de todos, las consecuencias para aquellos que no lo haga pueden ser nefastas sean musulmanes o no.

No hay musulmanes pacíficos como muchos pretenden que creamos, prueba de ello es la detención hace muy pocos días Aziz Zaghnane - El marroquí captador de yihadista y amoroso padre de familia. En Europa tenemos pruebas suficientes de la maldad de esta gente, las hemos sufrido en nuestras propias carnes. Quien no recuerda el 11 de marzo en Madrid, Atentados del 11 de septiembre de 2001  de las torres gemelas, 7 de julio de 2005 en Londres, 2 de noviembre de 2004 en Ámsterdam, 12 de diciembre de 2010 en Suecia, En Alemania el 2 de marzo de 2011,  Charlie Hebdo, París el 7 de enero de 2015, Bruselas etc.

Querido amigo, ¿de verdad crees poder estar seguro en tu país con tanto musulmán a tu alrededor?



sábado, 6 de agosto de 2016

TENEMOS DOS PROBLEMAS - LA UNION EUROPEA Y LA INMIGRACION MUSULMANA

COSAS DE GELY



La culpable del Brexit es la política de puertas abiertas de Merkel a la inmigración musulmana.

Cada vez hay más países y ciudadanos europeos que quieren reconquistar su soberanía perdida al integrarse en la Unión Europea.

La Unión Europea hoy, es una amenaza continua para los pueblos que a ella pertenecen, lo único que le interesa es que se cumpla el déficit

La Unión Eropea es puro mercantilismo que se ha olvidado de los ciudadanos.

Hemos perdido nuestra soberania, ya que la decisiones que se toman en la Unión Europea no pueden ser cambiadas por el gobierno de España. Las leyes que se hacen en Europa no son democráticas. La política económica Europea es carísima para los contribuyentes y el euro ha sido un auténtico desastre, especialmente para los países como España con un alto nivel de desempleo. En Europa se ocupan mas de los lobbys que de los ciudadanos. A Europa se debe que la actual economía española sea una ruina y el euro un monumental engaño y una calamidad.

Abandonando la Unión Europea nos ahorraríamos los enormes salarios que cobran los eurodiputados. Merkel y compañia, dejarían de intervenir en los asuntos de nuestro país. Estamos siendo manipulados por individuos a los que no hemos votado ni conocemos. Los especuladores (lobbys) lo tendrían mas deficil y acabaríamos con el TTIP, un tratado secretista, oculto, oscuro y poco claro, que trata de nuestro futuro pero del que nadie sabe nada. No me extraña absolutamente nada que el Reino Unido se haya largado

En España se cometen al año algo más de 300 asesinatos. La población inmigrante marroquí cometió en 2015 el 18% de ellos (53), a pesar de que solamente supone el 1,5% del total de la población en España, lo que supone un aumento de casi el 30% de los asesinatos que los inmigrantes de esta nacionalidad cometieron en 2014. Entre los no españoles presos en cárceles de nuestro país, los marroquíes ocupan el primer lugar. Suponen el 10% del total de la población reclusa y el 25% de los extranjeros encarcelados en nuestras cárceles.

Estos datos, extraídos del informe estadístico sobre extranjeros y delincuencia elaborado por el Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, dependiente del Ministerio del Interior, son más que significativos.

miércoles, 3 de agosto de 2016

ORIANA FALLACI SOBRE LOS MUSULMANES

COSAS DE GELY










Oriana Fallaci sobre el Islam:
ASÍ ESCRIBE ORIANA FALLACI

Los fragmentos reproducidos a continuación han sido extraídos del libro "La Fuerza de La Razón". (Editorial La Esfera de Los Libros) de la escritora y periodista italiana Oriana Fallaci.


"Escribo porque es mi deber. Un deber que me está costando la vida. Y por deber he examinado a fondo esta tragedia, la he estudiado a fondo. En los dos últimos años no me he ocupado de otra cosa; por no ocuparme de otra cosa he descuidado ocuparme de mí misma. Y me gustaría morir pensando que tanto sacrificio ha servido para algo."


"Si dices lo que piensas sobre el Vaticano, sobre la Iglesia Católica, sobre el Papa, sobre la Virgen, sobre Jesucristo, sobre los santos, no te pasa nada. Pero si haces lo mismo con el islam, con el Corán, con Mahoma o con los hijos de Alá, te conviertes en racista, en xenófobo, blasfemo y culpable por discriminación racial."


"Si eres occidental y dices que tu civilización es una civilización superior, la más evolucionada que haya producido este planeta, vas a la hoguera. Pero si eres un hijo de Alá o un colaboracionista suyo y dices que el islam siempre ha sido una civilización superior, un faro de luz, y si según las enseñanzas del Corán añades que los cristianos apestan como las cabras y los cerdos y los monos y los camellos, nadie te toca. Nadie te denuncia. Nadie te procesa."


"Hoy está de moda darse golpes de pecho a cuenta de las Cruzadas, echar pestes de Occidente a cuenta de las Cruzadas, considerar las Cruzadas una injusticia cometida contra los pobres musulmanes inocentes. Pero antes que una serie de expediciones encaminadas a reconquistar el Santo Sepulcro, las Cruzadas fueron la respuesta a cuatro siglos de invasiones ocupaciones vejaciones carnicerías. Fueron una contraofensiva para bloquear el expansionismo islámico en Europa."


"No son sólo los Bin Laden, los Saddam Hussein, los Arafat, los jeques Yassin, los terroristas que saltan por los aires junto a los rascacielos o los autobuses. Son también los inmigrantes que se instalan en nuestra casa y que sin respeto alguno por nuestras leyes nos imponen sus ideas. Sus costumbres, su Dios."


"En todas las mezquitas de Europa la oración del viernes va acompañada de la exhortación que incita a las mujeres musulmanas a «parir al menos cinco hijos cada una». Y cinco hijos no son precisamente pocos. En el caso de un inmigrante con dos mujeres, se convierten en diez. (...) Y no me digáis que entre nosotros la poligamia está prohibida, porque mi indignación aumenta y te recuerdo que si eres un bígamo italiano o francés o inglés etcétera vas derecho a la cárcel. Pero si eres un bígamo argelino, marroquí, paquistaní, sudanés o senegalés, etcétera, nadie te toca un pelo."


"Pensar ilusamente que existe un islam bueno y un islam malo, es decir darse cuenta de que existe sólo un islam, que todo islam es una charca y que a este paso terminamos todos ahogados en esa charca, va contra la Razón. No defender el propio territorio, la propia casa, los propios hijos, la propia dignidad, la propia esencia va contra la Razón."


"Para apagar el incendio, pues, nos hace falta ante todo y sobre todo contar con Europa. Pero, ¿cómo hacer para contar con una Europa que es ya Eurabia, que recibe al enemigo con el sombrero en la mano, lo mantiene e incluso le ofrece el voto? ¿Cómo hacer para fiarse de una Europa que se ha vendido y se vende al enemigo como una prostituta, que islamiza a sus hijos y los entontece y los confunde desde el momento en que van a la guardería? En definitiva, una Europa que no sabe razonar."


"A pesar de las matanzas con las que los hijos de Alá nos ensangrientan y se ensangrientan desde hace más de treinta años, la guerra que el islam ha declarado a Occidente no es una guerrilla militar. Es una guerra cultural. Una guerra que, como diría Tocqueville, antes que nuestro cuerpo quiere atacar nuestra alma. Nuestro sistema de vida, nuestra filosofía de la Vida. Nuestra forma de pensar, de actuar, de amar. Nuestra libertad. No te dejes engañar por sus explosivos. Son sólo una estrategia. Los terroristas, los kamikazes, no nos matan sólo por el gusto de matarnos. Nos matan para doblarnos. Para intimidarnos, para cansarnos, para desanimarnos, para chantajearnos. Su objetivo no es llenar los cementerios. No es destruir nuestros rascacielos, nuestra Torre de Pisa, nuestro David de Miguel Ángel. Es destruir nuestra alma, nuestras ideas, nuestros sentimientos, nuestros sueños. Es sojuzgar de nuevo a Occidente. Y el auténtico rostro de Occidente no es América: es Europa."


"La libertad y la democracia, amigos míos, hay que quererlas. Y para quererlas es necesario saber qué son y comprender qué encierran ambos conceptos. El noventa y cinco por cierto de los musulmanes rechaza la libertad y la democracia, no sólo porque no saben lo que es, sino también porque, si se lo explicas, no lo entienden. Son conceptos demasiado opuestos a aquellos sobre los que se basa el totalitarismo.


Oriana Fallaci tiene razón, cuando cualquier europeo decide visitar o vivir en un país musulmán, tiene que cumplir con sus normas. En cambio cuando los musulmanes vienen a vivir a Europa se niegan a hacerlo.

Quieren doblegar nuestra forma de vida y pensamiento, y nuestro sentir moral y religioso.

¿A QUIEN BENEFICIA LA PRESENCIA MUSULANA EN EUROPA?
SOLO A LOS EMPRESARIOS Y ESPECULADORES DESAPRENSIVOS
A LOS QUE SOLO LES INTERESA EL DINERO

TAQIYYA - CUANDO EL MUSULMAN MIENTE

COSAS DE GELY

Geert Wilders afirma que el Islam se ha convertido en un monstruo en medio de nosotros.




Estamos siendo testigos de profundos cambios que alterarán para siempre el destino de Europa y que pueden sumir al continente en lo que Ronald Reagan una vez denominó “mil años de oscuridad”.


La ocupación de Europa es parte de la lucha global del Islam por la dominación mundial. Permítanme decirles, en primer lugar, que el Islam no es una religión. El Islam es una ideología política totalitaria. En el corazón del Islam está el Corán. El Corán es un libro que llama al odio, a la violencia, al asesinato, al terrorismo, a la guerra y a la sumisión. El Corán pide y manda a los musulmanes matar a los kuffar, a los no musulmanes.


Cuando el Islam pone una cara moderada, tranquila, amorosa, sólo puede ser con el propósito de taqiyya. Esa es la doctrina musulmana, en que es lícito mentir y engañar a los miembros del "reino de la guerra," si avanza la causa del Islam.

TAQIYYA

Los musulmanes tienen permitido engañar al no musulmán, si eso ayuda al Islam. Para los no musulmanes, este principio, llamado taqiyya, es otro concepto sorprendente del Islam. Cuando muchas religiones hablan de su alta veracidad, el corán permite a los musulmanes mentir a los no musulmanes sobre las creencias y sus ambiciones políticas, con el fin de proteger y extender el Islam.

A FE MIA QUE LO ESTÁN CONSIGUIENDO


martes, 2 de agosto de 2016

ORIANA FALLACI ¡DESPIERTA GENTE DESPIERTA!

COSAS DE GELY



Queridos visitantes de este blog: el pasado 1 de Mayo día de la madre mi hijo F.P. me pregunto qué quería como regalo, le dije que me gustaría tener el libro de Oriana Fallaci la RABIA Y EL ORGULLO, le costó bastante encontrarlo pero finalmente recibí el obsequio. Me ha gustado tanto que no puedo renunciar ha dejaros un pequeño extracto de él.

Oriana Fallaci (1929-2006) vomitó una columna periodística dieciocho días después del 11 de septiembre de 2001 mientras "el hedor de la muerte entraba por las ventanas". La periodista había elegido Nueva York para el exilio moral. Era incapaz de vivir con el asco y la impotencia que le producía una Italia y una Europa, ya entonces rendidas a la cobardía del buenismo de lo políticamente correcto. Fallaci por "la coherencia y la disciplina que requiere el exilio" se autoimpuso una mordaza de diez años. Por tanto cuando escribió su largo "sermón" para el Corriere della Sera en 2001 ya sólo el hecho, fue noticia.

“Hay momentos de la vida, en los que callar se convierte en una culpa y hablar en una obligación. Un deber civil, un desafío moral, un imperativo categórico del que uno no se puede evadir”.

Querido sostenedor de Las Dos Culturas, las mezquitas que en toda Europa florecen a la sombra de nuestro (vuestro) olvidado laicismo y de nuestro (vuestro) pacifismo hipócrita y desbocado están llenas de terroristas y futuros terroristas. Protegidos por el cinismo, el oportunismo, el cálculo, la estupidez de quienes nos los presentan como si fueran tibias de santo.

Estoy hablando a las personas que no siendo estúpidas ni malas, se hallan en la prudencia o en la duda. Y a ellas les digo: ¡Despierta, gente, despierta! Intimidados como estáis por el miedo de ir a contracorriente o parecer racistas no entendéis, o no queréis entender, que aquí está ocurriendo una Cruzada al Revés. En su esencia, ésta es una guerra de religión y quien lo niegue, miente, una guerra que ellos llaman Yihad, Guerra Santa. No entendéis, no queréis entender, que para los musulmanes Occidente es un mundo que hay que conquistar, castigar y someter al Islam.

Acostumbrados como estáis al doble juego, cegados como estáis por la miopía, no entendéis o no queréis entender que nos han declarado una guerra de religión. Promovida y fomentada por una facción de aquella religión, puede ser, (¿puede ser?), pero de religión. Que puede ser que no aspire a conquistar nuestro territorio, pero mira a la conquista de nuestras almas. A la desaparición de nuestra libertad, de nuestra sociedad, de nuestra civilización. Es decir, al aniquilamiento de nuestra manera de vivir o de morir, de nuestra manera de rezar o no rezar, de pensar o no pensar. De nuestra manera de comer y beber, de vestirnos, divertirnos, informarnos… No entendéis o no queréis entender que si no nos ponemos, si no nos defendemos, si no combatimos, la Yihad vencerá. Vencerá y destruirá el mundo que bien o mal hemos logrado construir, cambiar, mejorar, hacer un poco más inteligente.

Destruirán en suma nuestra identidad, nuestra cultura, nuestro arte, nuestra ciencia, nuestra moral, nuestros valores, nuestros principios, nuestros placeres… Sí señores: nuestros placeres también. ¿No comprendéis que los Osama bin Laden se creen verdaderamente autorizados a mataros a vosotros y a vuestros hijos porque bebéis vino o cerveza, porque no lleváis la barba larga o el chador o el burkah, porque vais al teatro y al cine, porque escucháis a Mozart y canturreáis una cancioncilla, porque bailáis en las discotecas o en vuestras casas, porque miráis la televisión, porque lleváis minifalda o pantalones cortos, porque en el mar o en la piscina estáis desnudos o casi desnudos, porque jodéis cuando y donde y con quien os da la gana?

¿Por qué a gran parte de Occidente el judaismo no le inspira ninguna empatía y el cristianismo le produce picores alérgicos? ¿Por qué incluso esa gran parte de ciudadanos son capaces de pedir perdón por su ateísmo ante el Islam? Yo soy atea, gracias a Dios. Racionalmente, por lo tanto irremediablemente atea. Y no tengo alguna intención de ver mi racionalismo, ni mi ateísmo, ofendido perseguido y castigado por los nuevos Inquisidores de la Tierra. Razonar con ellos, impensable. Tratarlos con indulgencia, tolerancia o esperanza, un suicidio.

¿Qué lógica tiene respetar a quien no nos respeta, qué dignidad tiene defender la cultura o presunta cultura de aquellos que desprecian la nuestra?

Se constata que los terroristas más peligrosos suelen estar en posesión de pasaportes reglamentarios y renovados por las autoridades europeas, de carnets de identidad y permisos de residencia expedidos con gran generosidad. Seducida por nuestro bienestar, nuestras comodidades, nuestras oportunidades, alentada por la flaqueza y la incapacidad de nuestros gobernantes, sostenida por los cálculos de la iglesia católica y por el oportunismo de la soidisant (supuesta) izquierda, protegida por nuestras leyes complacientes, nuestro liberalismo, nuestro pietismo, nuestro (vuestro) miedo, avanza inexorablemente. Se infiltra dentro de los ganglios de nuestra propia civilización.

Masoquista, si masoquista. Partiendo de esta palabra abro finalmente el discurso sobre lo que llaman contraste cultural entre las dos culturas y bien: para empezar me molesta incluso hablar de ”dos” culturas. Es decir ponerlas en el mismo plano como si fueran dos realidades paralelas, dos entidades de igual peso y de igual medida. Porque detrás de nuestra civilización está Homero, está Sócrates, esta Platón, está Aristóteles, está Fidias. Está la antigua Grecia, con su Partenón, su escultura su poesía, su filosofía, su invención de la Democracia. Está la antigua Roma con su grandeza, su concepto de la Ley, su literatura, sus palacios, sus anfiteatros, sus acueductos, sus puentes, sus calles. Hay un revolucionario, aquel Jesús muerto crucificado que nos enseñó (y paciencia si no lo hemos aprendido) el concepto de amor y justicia. Hay también una Iglesia que nos puso la Inquisición, de acuerdo. Que nos torturó, nos quemó mil veces en la hoguera. Que durante siglos nos obligó a esculpir o pintar solo Cristos, Santos y Vírgenes, que casi me mató a Galileo Galilei. Lo humilló, lo silenció. Pero ha dado también una gran contribución a la Historia del Pensamiento, esa Iglesia. Ni siquiera una atea como yo puede negarlo.

Y después está el Renacimiento. Está Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Rafael, Donatello, etcétera. Por ejemplo: el Greco Rembrandt y Goya. Hay una arquitectura que va más allá de los minaretes y de las tiendas en el desierto. Está la música de Bach, Mozart y Beethoven, hasta llegar a Rossini, Donizetti y Verdi and Company. (Esa música que en la cultura o supuesta cultura Islámica está prohibida. Pobre de ti si silbas una cancioncilla o tarareas el coro del Nabucco. “Como máximo puedo concederle alguna una marcha para los soldados”, me dijo Jomeini cuando afronte el asunto.)

Finalmente está la ciencia y la tecnología que de ella se deriva. Una ciencia que en pocos siglos ha cambiado el mundo. Ha realizado sortilegios dignos del mago Merlín, milagros dignos de la resurrección de Lázaro. Y Copérnico, Galileo, Newton, Darwin, Pasteur, Einstein (digo los primeros nombres que se me ocurren) no eran precisamente secuaces de Mahoma. ¿O me equivoco? El motor, el telégrafo, la electricidad, el radio, la radio, el teléfono, la televisión no se deben a los mullah y a los ayatollah. ¿O me equivoco? El barco de vapor el tren, el automóvil, el avión, las naves espaciales con las cuales hemos ido a la Luna o a Marte y en el futuro iremos Dios sabe donde, lo mismo. ¿O me equivoco? Los trasplantes de corazón, de hígado, de pulmón, de ojos, los tratamientos para el cáncer, el descubrimiento del genoma, ídem. ¿O me equivoco? Y aunque todo eso fuese algo para tirar a la basura (cosa que no creo) dime: detrás de la otra cultura, la cultura de los barbudos con la sotana y el turbante, ¿Qué hay?

Con los hijos de Alá el conflicto será duro. A menos que Europa apague su miedo y razone un poco y eche una mano. El Papa incluido. Lo peor para todos está todavía por llegar. He aquí la verdad. Y la verdad no se coloca necesariamente en el medio. A veces está solo en un lado.


Cf. ORIANA FALLACI, Rabia y orgullo. Editorial La esfera de los Libros. Madrid 2002.

lunes, 1 de agosto de 2016

EL ISLAM NO TIENE NADA QUE VER CON LA PAZ

COSAS DE GELY




EL ISLAM NO TIENE NADA QUE VER CON LA PAZ

Tras los múltiples acontecimientos terroristas que se ha cometido en distintos países europeos por fieles adictos a esa maléfica religión, que muchos bobos la llaman de “paz” cuando en realidad es la mas más violenta de todas las existentes. Tengo la sensación que tras ellos pareciese como si los medios de comunicación (dueños y “hacedores” de la opinión pública) tuviesen “dos trabajos”: el primero, comunicar la tragedia para solidarizarse con las víctimas, para más tarde, presentar a los terroristas como una especie de “desviación” del Islam. Es decir, el mensaje que recibimos es siempre el mismo: “No todos los musulmanes son así, porque en verdad el Islam es una religión de paz”, y así como es propio de los idiotas y de la idiotez del hombre de occidente, empiezan los hashtags (#) en repudio del terrorismo, pero a la vez, solidarizándose con el Islam que ha sido “víctima” de una discriminación por parte de todo Occidente. Es interesante observar como esta actitud que se ha adoptado en la defensa de los musulmanes, se convierte en imposible cuando se refiriere al Cristianismo, pues como todos sabemos, la falsedad de generalización con respecto al pecado de un miembro del clero, o de algún laico que cause escándalo, es automáticamente comidilla de la prensa, y como tiene por norma denigrar y atacar a la Iglesia con los titulares más insensatos posibles, generando rechazo y odio en la opinión pública. ¡No señores no!, de entre la lista de responsables por la falsa tolerancia a la barbarie que está viviendo Occidente, está cierta prensa, ávida de dinero pero pobre de conocimiento histórico y religioso y aunque yo no soy creyente, me parece una bestialidad el trato discriminatorio que se les da a unos y a otros.

EN ESTE VIDEO JOVENES MUSULMANES NACIDOS EN ALEMANIA HABLAN CLARAMENTE DE LO QUE PIENSAN DE LOS OCCIDENTALES
La ignorancia de los occidentales es evidente, desconoce todo lo que se refiere a la segunda religión más grande del mundo, el Islam. Cuya raíz está en su libro sagrado el Corán donde se predica la violencia, la conquista, y la desaparición de todos aquellos que rechacen su religión y esto no está escrito únicamente para los la yihadistas. La palabra yihad significa el esfuerzo que todo musulmán debe realizar para que la ley divina de Ala, reine en toda la Tierra, las masacres que estamos viendo hoy viene de esa raíz. El Islam, desde su mismo principio, fue propagado por “el filo de la espada”. La historia del Islam está repleta de violencia y guerra, desde su nacimiento hasta el día presente. Cuando los musulmanes invadieron España, se necesitaron siete siglos para sacarlos. Los turcos otomanos masacraron a un millón y medio de ármenos entre los años 1915-1916 (un hecho todavía ignorado por mucho del mundo occidental). En el Sudán, más de dos millones de cristianos han sido masacrados y muchos más vendidos como esclavos, todo bajo la dirección del General Umar Bashir (musulmán). En Indonesia, los musulmanes han matado a más de 300.000 católicos desde 1975. El genocidio y la persecución actual de los cristianos en Irak, Irán, Egipto, Pakistán, Nigeria…en el nombre del Islam ha sido perpetrado por musulmanes.

El desconocimiento de estas cosas y la nefasta información de los medios de comunicación, los royos verbeneros de las redes sociales donde muchos escriben y escriben sin aproximarse ni un ápice a la verdad están causando un daño terrible a la verdad de lo que significa ser musulmán. La historia se repite y la nueva invasión musulmana ya está aquí, pero hoy no contamos con los Cruzados que fueron la respuesta defensiva ante la invasión y el saqueo de los musulmanes, sin embargo, es importante que recordemos lo siguiente o que lo aprendamos, si no lo sabíamos:

Anqué no soy creyente se que Occidente se formo bajo el signo de la Cruz y es de ella de la cual recibe la identidad en todo su esplendor, sin embargo, han tenido que pasar varios siglos de Revoluciones con el único objetivo de desterrar la identidad cristiana de los pueblos, para que el día de hoy Occidente defienda e incluso abrace el Islam como una “riqueza cultural” y olvide el genocidio constante de los cristianos en Medio Oriente en manos del Estado Islámico, para luego cambiar su perfil de Facebook por la banderita del país que sufre atentados. Últimamente han sido Francia, Alemania, ayer fueron España, Estados Unidos y el Reino Unido, mañana (Dios no quiera) será otro país… Pero seguiremos siendo los mismos memos que seguiremos sin darnos cuenta que estamos metiendo al enemigo en casa o sea, a los musulmanes y musulmanas que no renuncian ni al velo ni a ninguna de sus costumbres, porque no quieren integrarse. Y nosotros lo vemos todos los días, pero continuamos con nuestra loca y absurda sensiblería, demostrando que no tenemos ni puñetera idea que estamos abriendo las puertas a una gente que practica una religión violenta y subversiva, que no conoce de interpretaciones ni diálogos, sino de espada y sumisión.