martes, 24 de julio de 2018

RESPIRAR ES VIVIR

COSAS DE GELY
http://cosasdegely.blogspot.com/

La vida depende totalmente del acto de respirar. Respirar es vivir. 

Por más que puedan estar en desacuerdo sobre pormenores de teoría y terminología, orientales y occidentales admiten estos principios fundamentales.

Respirar es vivir, y no hay vida sin respiración. No solamente los animales superiores basan la vida y salud en el respirar, sino que hasta las formas más inferiores, incluso las plantas deben al aire su existencia. 

El niño al nacer hace una larga y profunda inspiración, la retiene un momento para extraer de ella las propiedades vitales, y la exhala en un lento gemido; así comienza su vida en la tierra. El anciano da un débil suspiro, cesa de respirar y acaba su vida. Desde el suave soplo del niño hasta el último suspiro del moribundo, se desarrolla una larga historia de continuas respiraciones.

La respiración puede considerarse como la más importante función del cuerpo, porque de ella dependen indudablemente las demás.

El hombre puede vivir algún tiempo sin comer; menos sin beber; pero sin respirar sólo vive pocos minutos. No solamente el hombre depende de la respiración para vivir, sino también de los correctos hábitos de respirar, que son los que le han de dar vitalidad perfecta e inmunidad contra las enfermedades. Un uso inteligente de la facultad de respirar prolongará nuestros días sobre la tierra dándonos mayor resistencia, mientras que la respiración descuidada tiende a acortar nuestros días, decrece nuestra vitalidad y nos coloca en condiciones favorables a ser presa de muchas dolencias y graves enfermedades.

El hombre en su estado natural, no tuvo necesidad de que le dieran instrucciones para respirar, y de la misma manera que el animal inferior y el niño, respiraba natural adecuadamente, según los designios de la Naturaleza; pero hasta en esto a influido la catastrófica e innovadora "civilización".

Nuestra civilización ha contraído costumbres y actitudes perniciosas en el caminar, pararse y sentarse, que le han despojado del derecho primitivo de una respiración correcta y natural. Hemos pagado un precio muy elevado por la civilización.

Conclusión: hemos llegado a tal estado de contaminación actualmente que ni respirar adecuadamente podrá solucionar nuestros problemas respiratorios, el monóxido de carbono que se origina por la combustión incompleta del carbono de los combustibles de los vehículos. Hace disminuir en los glóbulos rojos de la sangre la capacidad de transportar oxígeno. También son los vehículos los principales creadores del dióxido de nitrógeno, que ocasiona problemas en el sistema respiratorio: irritación nasal, incomodidad para respirar y dolores agudos. El ozono es un gas del aire que se respira y la mayor parte de él se encuentra en la estratosfera. El resto se forma en la troposfera y sus precursores son el tráfico y algunas industrias. El aparato respiratorio es el más perjudicado cuando se registran altas concentraciones. Los asmáticos padecen ataques tras estar expuestos a niveles altos de ozono. Las partículas en suspensión (PM10) derivan de procesos industriales (trituración de piedras, metales, cementeras), el tráfico y la calefacción. Son como un aerosol que puede penetrar en las vías respiratorias. Vehículos menos contaminantes y controlar el tráfico serían las soluciones para hacer mas respirable el aire pero el daño ya está hecho y mucho me temo que no haya solución.

Gely Sastre

No hay comentarios:

Publicar un comentario