viernes, 4 de mayo de 2018

LA GRAN MENTIRA Y EL FUTURO QUE SE AVECINA

COSAS DE GELY

http://cosasdegely.blogspot.com.es/







Robots, natalidad e inmigración.

Nos cuentan que como la población está envejeciendo y cada vez nacen menos niños, es necesario que vengan inmigrantes. No entiendo porque nos cuentan tal mentira, pues tenemos el índice más alto de jóvenes parados de toda Europa, eso sin contar a los muchos que han tenido que irse porque después de haber hecho sus padres un gran sacrificio para darles una carrera, en España no encuentran trabajo

Otra de las grandes mentiras que quieren que creamos, es en la necesidad de inmigrantes que tendremos que acoger en el futuro, No es cierto, nada más lejos de la realidad. A causa de esta mentira intentan que aceptemos a la inmigración musulmana, las más peligrosa y conflictiva de todas las inmigraciones.

Para darnos cuenta de ello solo hace falta que piensen un poco en lo que les voy a decir: posiblemente dentro de una veintena de años, el mundo del trabajo, tal y como lo conocemos hoy, sólo será un recuerdo. Se perderán por lo menos la mitad de los puestos de trabajo existentes en la actualidad, lo que nos condenará a vivir en un mundo donde el trabajo bien remunerado será un auténtico privilegio y gran parte de la población intentará subsistir recibiendo salarios de miseria o tendrá que vivir con subsidios miserables, pagados por el Estado (esto ya empezado).

En primer lugar ya hay miles de empresas en las que los robots sustituyen a la mayor parte de la plantilla. El problema es tan grave que en Estados Unidos, el expresidente Obama ya pensó en preparar una ley para que los trabajadores a los que los robots les arrebataran el puesto de trabajo pudieran recibir una paga de compensación.

Únicamente los trabajos más sofisticados seguirán siendo desempeñados por el ser humano. Los puestos que requieren poca preparación, los trabajos repetitivos y de esfuerzo serán desempeñados por máquinas avanzadas dotadas de inteligencia artificial, o por inmigrantes porque estos están dispuestos a trabajar a cambio de limosnas. Quizás sea por esto por lo que nos dicen que es necesaría la inmigración. (esto también está ocurriendo ya).



El trabajo del ser humano sólo será imprescindible y valorado cuando el puesto que desempeñe requiera creatividad, o en la investigación científica o alguna que otra rareza.

Pero los "ladrones" de los trabajos menos cualificados no serán sólo los robots. El primero de todos será la migración de las empresas hacia países donde los salarios son de miseria, con el fin de lograr más competitividad, lo que dejarán a millones de trabajadores sin empleo en los países más ricos (esto ya lleva años sucediendo).

El segundo es las oleadas de inmigrantes hambrientos que llegarán de los países más pobres, dispuestos a trabajar por salarios de miseria y a realizar por muy poco dinero los trabajos que hoy desempeñan los empleados locales, que conscientes de semejantes abusos se negarán a trabajar en dichas condiciones. (esto lo estamos viendo todos los días).

Los gobiernos, casi siempre más inclinados a beneficiar más a las grandes empresas que a sus ciudadanos, no impedirán esa invasión porque con los empleados a bajo sueldo llegarán también costes de producción más bajos y mayor crecimiento y competitividad (esto ya es una realidad).

El perfil del mundo futuro que dibujan los expertos es sobrecogedor y amenazante: millones de robots produciendo a gran escala, cientos de millones de desempleados cobrando subsidios miserables, millones de inmigrantes trabajando en puestos sin cualificar, a cambio de salarios miserables, mientras una minoría privilegiada cobrará grandes sueldos y vivirá a cuerpo de rey. Las clases medias prácticamente desaparecerán y el mundo estará, cruelmente, dividido en ricos y pobres, en gente privilegiada y en masas oprimidas y con escasos  recursos (millones de personas lo están padeciendo ya).

La tecnología ha irrumpido en nuestras vidas y ha venido para quedarse. A pequeña escala ya podemos ver en muchos hogares, pequeños robots que hacen las tareas por nosotros.

En los próximos años, gracias al avance de la informática y de la electrónica, es muy probable que los robots nos reemplacen en muchísimas tareas tales como por ejemplo:

1 – El automóvil de Google sin conductor que ya es una realidad. Este coche es capaz de conducir por ciudad y por carretera, evitando los obstáculos y a otros coches.

2 – En el hospital Aizu Wakamatsu, de Japón ya tienen 3 robots enfermeras que son capaces de dar la bienvenida a las personas, guiarlas por el hospital y realizar pruebas médicas sencillas.

3 – El concepto de robot de limpieza no es nuevo y, de estos aparatos ahora simples que nos limpian el suelo, ya existen nuevos conceptos que pronto podrían desarrollarse. Uno de ellos es “Mab” un sistema de limpieza integrado por minirobots voladores.

4 – ¿Podrán los robots llegar a concebir hipótesis, comprobarlas y emitir un juicio de valor sobre estas? Construir un robot científico es una tarea muy compleja, pero ya hay quien está pensando en ello.

5 – Los robots ya se están introduciendo en la enseñanza, un ejemplo son los robots Engkey, que enseñan inglés a los más pequeños en Corea, y han sido creados por el Korean Institute of Science and Technology.


6 – Los robots farmacéuticos ya existen en el Reino Unido y son capaces de optimizar la gestión de stocks y de preparar pedidos para los clientes.

7 – Debido a las grandes cantidades de radiación que hay en el espacio, la utilización de robots como astronautas es una gran ventaja. Uno de los próximos proyectos espaciales previsto enviaría un robot submarino a Europa, una de las lunas de Júpiter.

8 – Existen también robots que conducen trenes: en 2009, tras una inversión de más de 300 millones de dólares, en el metro de Nueva York se pusieron en marcha varios de estos trenes.

¿Pero quien podrá comprar todos estos artilugios? Más les valdría ocuparse menos del dinero y más de la gente


No hay comentarios:

Publicar un comentario