lunes, 7 de mayo de 2018

¿ÉRAMOS POCOS Y PARIÓ LA ABUELA?

COSAS DE GELY

http://www.abc.es/internacional/20150911/abci-tiendas-arabia-saudi-201509111129.html











Arabia Saudí tiene 100.000 tiendas que podrían acoger a 3 millones de refugiados

Permanecen vacías casi todo el año, excepto en época del «Haj», la peregrinación anual que los musulmanes realizan a La Meca. No van allí porque sus objetibos son invadirnos

Polonia, República Checa, Eslovaquia y Hungría se unen para no aceptar refugiados

Se hacen fuertes ante las posibles sanciones de la UE por no acoger parte de los solicitantes de asilo llegados a las costas de Italia y Grecia en estos años. Pues me parece estupendo que quieran proteger a sus ciudadanos del peligro que supones acoger a esta gente

¿Éramos pocos y parió la abuela?

Bien, este va ser el título de este nuevo post

¿En qué cabeza cabe, que una nación como España, con casi cuatro millones de parados, más de dos millones de jóvenes en el extranjero en busca de trabajo, con la tasa más alta de paro juvenil de toda Europa, con graves problemas económicos, con los pensionistas reclamando todos los días pensiones más justas, con salarios de miseria y con ya demasiados extranjeros chupando del bote en nuestro suelo patrio, tenga que acoger refugiados?

¿Nos hemos vuelto locos o qué?

Esta situación ha cambiado mucho de cuando éramos pequeños y se hacían en el colegio colectas de alimentos y dinero para los pobres negritos del África. Las cosas ya no son así, ahora los negritos y los no negritos, asaltan nuestras fronteras sin miramiento ni respeto alguno a nuestras leyes.

Y a pesar de todo ello, los jerarcas, mandatarios europeos, pretenden que aceptemos estas incongruencias e intentan meter en nuestras vidas con calzador, con demagogia y con un populismo nauseabundo a los refugiado musulmanes, tratando de hacernos creer el bonito cuento de la solidaridad, “hoy tan de moda”. Pero esa “solidaridad” el día de mañana se convertirá en un problema como ya está ocurriendo en muchos países Europeos. De esto no quieren saber nada los que pretenden imponernos a los mahometanos, Pues ellos no son los que los tendrán por vecinos ni sufrirán su problemática proximidad. La “convivencia" con esta gente (musulmanes) la padeceremos los ciudadanos que los tengamos por vecinos.

La solución no es abrir las puertas de Europa a está “gente” (moros). La solución es repatriarlos a países musulmanes con los que tienen más cosas en común que con nosotros, (que haberlos ahílos). De ese modo evitaríamos que niñitos moros (como el del vídeo) se molesten porque un profesor hable de nuestro exquisito jamón, que tanto nos gusta a los españoles y del que tenemos derecho a saberlo todo.

Por último, recriminar a todos los medios de comunicación, que no paran de darnos constantemente el coñazo con el asunto de los refugiados, cuya ideología y programa político consiste esencialmente en la adaptación de la vida política a los mandatos religiosos del islam, respecto a esto me viene a la memoria aquello que dijo Giovanni Sartori, Premio Príncipe de Asturias: «El islam es incompatible con Occidente»

Giovanni Sartori que fue uno de los pensadores más críticos con la integración de los musulmanes en Europa decía: «A quienes no aceptan nuestras normas se les debe colocar en la frontera»

Pues bien, al niñito del vídeo, que no le gusta que le hablen del excelente jamón español y a los padres de este, que denunciaron en su día al profesor deberían haberlos mandado ipso facto a su país

¡BASTA YA DE DARLE PÁBULO A ESTA GENTE! SON UN INCORDIO



No hay comentarios:

Publicar un comentario