sábado, 14 de abril de 2018

EL FEMINISMO LA IZQUIERDA MARX Y ENGELS

COSAS DE GELY

 http://cosasdegely.blogspot.com.es/


“Abolir a la familia” es una frase tomada del Manifiesto Comunista de Karl Marx y Frederick Engels. Hoy esta consigna se ha convertido en la principal agenda de la izquierda internacional en contubernio con el feminismo radical de género y con poderosas organizaciones que buscan controlar la población. Esta conspiración se está llevando a cabo muy sutilmente bajo un disfraz de derechos humanos, de la igualdad de la mujer y de los derechos de los niños.

He tardado mucho en darme cuenta de lo equivocada que he vivido con respecto a mi ideología, pero como muy bien dice el refranero español nunca es tarde si la dicha es buena.

Nunca me ha gustado la ideología feminista de “género”, el que haya leído a Marx se dará cuenta que esta ideología está basada en una nueva interpretación de los ideales de este.

El feminismo está inmerso en una lucha que no me gusta entre otras cosas porque se ha convertido en una lucha de clases “entre los géneros “opresores y oprimidos”. Yo soy madre de dos hijos varones y no me gusta nada el odio que se está fomentando contra los hombres. De continuar las feministas en su lucha tal y como hoy la tienen planteada, los oprimidos serán los hombres.

Hubo un tiempo en el que yo pensé que era de izquierdas, (cuando se es joven siempre se cometen errores) pero tras percatarme de todo el “desastre” que esta pretendía, poco a poco fuí dándome cuenta que estaba equivocada. Igual me sucedió con el feminismo. Las personas tenemos derecho a cambiar, como lo hacen los cursos de los ríos, como lo hace el viento que unas veces sopla de Levante y otras de Poniente, en nuestras vidas solemos cambiar de muchas cosas, de amigos, de pareja, ¿por que razón no se va a poder cambiar de ideología? ¿Que contrato hemos firmado que nos oblige a permanecer fieles a cualquiera de ellas?

El victimismo ideológico feminista y de la “izquierda progre” ya lo estamos sufriendo, aborto para las mujeres, niños libres de la tutela de sus padres, matrimonios homosexuales legales, educación con “enfoque de género”, cuotas de género 50/50 en las empresas, gobiernos feministas, y más y más... Por medio de estos cambios se pretende destruir a la familia y “destruir” a la sociedad para que libre de clases y de conflictos emerja la nueva utopía de la izquierda.

A causa de todo lo mencionado anteriormente, han cambiado muchas cosas y ninguna para bien, los nacimientos han disminuido de forma alarmante y ello nos ha llevado a un grave descenso de natalidad, causa por la cual vemos por nuestros pueblos gente extraña y que solo aportan conflictos.

 http://cosasdegely.blogspot.com.es/










Por la legalización del acto crimenal del aborto, (sí, he dicho crimenal por no decir asesinato), estamos sufriendo una invasión de musulmanes, (que se supone tienen que suplir nuestras carencias de natalidad), que nos están costando una fortuna y van a ser nuestra ruina.

Alguien se ha preguntado alguna vez, ¿cuántas vidas han sido arrebatadas a causa del aborto?

La unión entre el marxismo y la ideología de género ha quedado en evidencia en el libro “El Origen de la Familia, la Propiedad y el Estado”  de Engels en el que se señala que: “El primer antagonismo de clases coincide con el desarrollo del antagonismo entre el hombre y la mujer unidos en matrimonio monógamo, y la primera opresión de una clase por la otra, con la del sexo femenino por el masculino.” Las feministas de género coinciden plenamente con Marx y Engels en la concepción errada de que la familia es la fuente principal de opresión para la mujer y que la maternidad es una gran carga de la cual se le debe liberar.

Marx declaraba que los medios de “producción y reproducción” , lenguaje que se quiere copiar ahora en leyes y políticas, deben ser arrebatados de las manos del opresor y ser restaurados al oprimido. Que el sistema de clases desaparecería cuando se eliminara la propiedad privada, la familia encabezada por un padre, cuando se estableciera el libertinaje sexual, se facilitara el divorcio unilateral, se aceptara la ilegitimidad, se le otorgaran a las mujeres derechos reproductivos que incluyeran el aborto, se forzara la entrada de la mujer al mercado laboral, se colectivizaran las tareas domésticas, se colocaran a los niños en guarderías del estado libres de la autoridad de sus padres y se eliminara la religión. Todo esto intentaron llevarlo a cabo las primeras dictaduras comunistas. Sin embargo, se vieron forzados a retroceder en los ataques a la familia debido al repudio de la población y tuvieron que concentrarse en la socialización industrial y económica.

Todo esto está pasando y tras la llegada de la democracia fue impulsado por (el socialista reconvertido en burgués) Felípe Gonzalez, a pesar de que en su día dijo que el PSOE dejaba el Marxismo, para convertirse en un partido social demócrata.

El PSOE no solo dejo  el "Marxismo" también se comvirtió en un defensor del multiculturalismo y de los musulmanes, a los que Pedro Sánchez felicita el Ramadan y la riqueza cultural del sacrificio de corderos, cosa que no hace con los españoles cuando llega la Semana Santa o la Navidad. y después se preguntan por que cada vez que hay eleciones tienen menos votos. Si lo quieren saber lean esto. El multiculturalismo es una gangrena

Esta aberrante ideología continua infiltrandose en el mundo entero.

Y para consuelo de los que se sientan ofendidos diré: que da igual a quien votes, PP, PSOE, C´S, Podemos, etc... "todos en cierto modo", comulgan y están de acuerdo con el aborto y el feminismo. De no ser así algo deberian haber hecho los unos y los otros para evitar la situación a la que hemos llegado


Un cordial saludo de Gely Sastre


No hay comentarios:

Publicar un comentario