martes, 27 de marzo de 2018

EL ISLAM EN EUROPA Y LA IMPOSICIÓN DE LA SHARÍA


COSAS DE GELY

http://cosasdegely.blogspot.com.es/





EL ISLAM EN EUROPA Y LA IMPOSICIÓN DE LA SHARÍA

La ley sharia o la ley islámica es para los musulmanes la ley divina que ordena todas las acciones y actividades del ser humano, dicha ley abarca el conjunto de las normas coránicas y de las costumbres que se reflejan en la sunna es decir las costumbres de los primeros musulmanes y los hadices, dichos de Mahoma no incluidos en el corán.

Los castigos corporales según las diversas interpretaciones del islam pueden llegar a ser draconianos de acuerdo a cada país musulmán en el que se aplique el respectivo código penal.

La sharia es la ley sagrada del islam en realidad un código de conducta que abarca la totalidad de los preceptos de Ala referidos a las acciones de los hombres un ejemplo para abrir boca antes de comenzar, al ladrón se le amputara una mano y la otra correrá la misma suerte en caso de reincidencia

Las atrocidades llevadas a cabo por el Estado Islámico en Siria e Irak han llegado a través de las televisiones y de internet al interior de millones de hogares de Occidente y por un momento han sido conscientes de lo que está ocurriendo en el mundo: crucifixiones, decapitaciones y gran número de crímenes y de castigos en nombre de Alá.

Sin embargo, aún muchos de estos millones de europeos que se horrorizan ante esta barbarie lo ven como algo lejano, un lugar a miles de kilómetros y de otro tiempo. Nada más lejos de la realidad. Desde hace años, hay un gran número de yihadistas que viven y que han nacido en Europa. Como ejemplo, el gran número de terroristas europeos que hay bajo el mando del Estado Islámico en Oriente Medio.

Los barrios y los suburbios de grandes ciudades con grandes tasas de inmigración de origen musulmán han servido como caldo de cultivo para la expansión del islamismo más extremista. Y el problema no ha sido el reclutamiento de terroristas, que representa un número pequeño, sino la imposición de las corrientes más extremas del islam. Es en este punto donde entra la sharia.

La ley islámica funciona de manera efectiva no sólo en los países musulmanes sino también en países como Alemania, Francia, Reino Unido e incluso España. Existe una policía religiosa que impone cómo hay que comportarse en su territorio. Un territorio marcado incluso con carteles que advierten de que allí rige la ley islámica de la Sharía.

El último escándalo ha saltado estos días en Alemania donde la prensa ha mostrado el poder de esta especie de Policía islámica. El diario Bild mostraba a un grupo de jóvenes musulmanes patrullando por las calles de Wuppertal, una ciudad alemana de más de 350.000 personas. Van ataviados con chalecos naranjas y llevan la inscripción de "Sharia Police". Además, han llenado de carteles la ciudad advirtiendo a los musulmanes lo que deben hacer y lo que tienen prohibido.

El cabecilla del grupo es un alemán converso al islam de 33 años y que anteriormente era bombero. Ahora predica la fe musulmana y es el principal líder salafista alemán. Sven Lau ya fue presidente de una asociación fundamentalista y desde hace años está fichado por la Policía.

Sin embargo, la Policía alemana apenas ha podido hacer nada contra esta policía religiosa, pues "aconsejar el cumplimiento de reglas religiosas no está considerado un delito" y para detenerlos hace falta que rebasen la amenaza y la coacción. Lo único que han hecho las autoridades tras la publicación de la actuación de este grupo, es abrir una investigación por manifestación ilegal y por pasearse con uniformes ilegales.

Pero también España, los musulmanes han intentado imponer una policía religiosa en sus calles. Precisamente ha ocurrido en Cataluña, la zona de España junto con Ceuta y Melilla, con mayor presencia musulmana. Así el polémico imán de Lérida llegó a crear una policía islámica y amenazó con expandir sus patrullas por otras zonas del país.

Los musulmanes actúan disimuladamente y algunos aparentan ser pacíficos mientras están anidando, pero cuando logran ser mayoría intentan imponer sus leyes y se vuelven radicalmente intolerantes y violentos. Cuando se producen atentados podemos ver a algunos de sus líderes algo tímidos y asustadizos al lado de los dirigentes de occidente en las manifestaciones de repulsa, pero al día siguiente ya están de nuevo protestando e intentando imponernos a la fuerza su religión y costumbres.

La culpa de que sucedan estas cosas y de esta invasión la tienen los mandatarios europeos. Ellos como no conviven con la gente de esta raza, no se enteran de lo que padecen aquellos que los tienen por vecinos.

Es evidente que a los mahometanos no les gustan los perros ni la Semana Santa, por eso Podemos exige que desaparezca, para que no sufran sus hermanos musulmanes.

Que frágil memoria tienen algunos de nuestros políticos y que pronto olvidan algunos a las victimas asesinadas por “tantos y tantos radicalizados”

Fuente: Francisco Martin Moreno,  Gely Sastre, Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario