viernes, 13 de octubre de 2017

TIENES QUE CONOCERTE A TI MISMO

COSAS DE GELY




"Tienes que conocerte a ti mismo". Se dice que estas palabras estaban inscritas en la puerta del templo de Apolo en Delfos, lugar de culto en la antigua Grecia. A pesar de que se suelen atribuir al filósofo Sócrates (470 a.C. -- 399 a.C.), su origen se remonta más allá del siglo VI a.C., siendo más veteranas que la historia misma de la filosofía. La importancia de este aforismo atemporal radica en que orienta a los seres humanos a que exploremos nuestra realidad interior, donde se encuentra todo lo que necesitamos para poner fin a nuestro sufrimiento y alcanzar la plenitud que tanto anhelamos.

Hay personas que se jactan de conocernos, cuando la realidad es otra bien distinta; por lo general los que piensan así la mayoría de las veces se equivocan, y son incapaces de conocerse así mismos, se forman opiniones sobre los demás casi siempre erróneas, y distorsionadas, dando por hecho que la imagen que tienen del compañero, vecino o familiar es la que ellos han imaginado, pero la realidad es bien distinta, nadie conoce a nadie, ni siquiera a uno mismo.

Nadie nos conoce ni se conoce realmente. La mayoría de personas tenemos enormes lagunas y falsas percepciones sobre nosotros mismos y los demás. Por lo general casi siempre vemos a los demás infravalorandolos y a nosotros mismos sobrevalorandonos, todo esto es un espejismo creado por nuestra mente. Creo que no debemos dejarnos llevar por nuestras percepciones sobre nosotros mismo y mucho menos sobre los demás, pues seguramente estarán fuera de la realidad.

A causa de las experiencias vividas, posiblemente sean nuestros mayores los que mejor que nadie,  se den de la realidad que les rodea.


Gely



1 comentario:

  1. Anónimo00:26

    buen tema, es cierto nadie conoce a nadie.y a los que menos conocemos son a nuestros hijos.

    ResponderEliminar