martes, 10 de octubre de 2017

¿POR QUÉ EL HOMBRE CREA LA RELIGIÓN?

COSAS DE GELY
http://cosasdegely.blogspot.com.es/


¿Por qué el hombre crea la religión?

La religión es la locura que adormece a los pueblos. Todas las religiones nacen bajo la falsa premisa de hacernos creer que funcionan como una idílica hermandad de seres humanos, cuyas creencias son sostenidas por un ser sobrenatural, nada más falso e inexistente. La realidad a la que contribuyen todas las religiones, es a hacer seres conformistas que se dobleguen ante sus dogmas y mentiras.

Todas las religiones nacen ante la imposibilidad de los hombres primitivos de entender los fenómenos naturales que observaba, vivía y hasta padecía. La muerte, el trueno, el relámpago, la erupción volcánica, las fieras, las lluvias, las glaciaciones, la inmensidad del universo, las estrellas, el sol, la luna, los eclipses, las enfermedades, etc. Fue la observación de estos “fenómenos” y las incomprensibles y devastadoras fuerzas de la naturaleza, cuyas continuas manifestaciones eran incapaces de comprender y combatir, las que hicieron que los primeros hombres sintieran verdadero terror. El desconocimiento de dichas manifestaciones, hizo que relacionaran todo lo que no comprendía y se escapaba a su control con seres superiores a ellos.

Uno de los mayores e incomprensibles dilemas para los hombres y mujeres primitivos fue la muerte y qué había más allá de ella. Seguramente al igual que sucede hoy tenían mucho miedo a morir y por ello, asumieron que después de la muerte, habría otra vida mejor que la terrenal, posiblemente dicha creencia les proporcionaba algo de tranquilidad, y de ahí pasaron a crea un espacio llamado paraíso donde todo sería idílico.

No hay ni una sola religión que no esté basada en lo sobrenatural. Los hombres y mujeres primitivos al estar sujetos a las fuerzas de la naturaleza atribuían a cualquier fenómeno de esta propiedades sobrenaturales, y de ello pasaron a transformar todo lo que no comprendían en dioses, espíritus, demonios, ángeles etc. De esta manera, surgieron los cultos religiosos, acompañados, ceremonias consistentes en oraciones, sacrificios, etc. Con la aparición del culto religioso surgieron también sus servidores: sacerdotes, chamánes, popes, y otros, así como organizaciones e instituciones religiosas de diverso tipo.

Los hombres fueron los creadores de sus propios dioses y diosas. Consideraron dioses al sol, la luna, la tierra. Imaginaron dioses antropomorfos. Creyeron en seres vivientes hijos de dioses y humanos. Durante muchos años el politeísmo fue la característica de las creencias o religiones de pueblos enteros.

Para Karl Marx, la religión es tanto expresión del sufrimiento real, como también protesta contra ese sufrimiento. Según Marx, no sólo la religión era el opio de los pueblos, sino que la consideró también como algo que el pueblo se suministra para poder soportar la miseria cotidiana y para obtener ilusoriamente determinada seguridad.

La religión es un reflejo fantástico y deforme de la realidad, que desvía la atención del conocimiento real al ficticio, de la lucha por una vida mejor a falsas esperanzas de recompensa en un más allá.

La cuestión es la siguiente ¿Sería el mundo un lugar mejor si no existieran las religiones? ¿Tenía razón el matemático Blaise Pascal cuando afirmaba que los hombres nunca hacen el mal tanto y tan alegremente como cuando lo hacen por una creencia religiosa? ¿La religión conlleva intolerancia, violencia y perpetuación de ideas retrógradas? ¿O más bien fomenta los buenos propósitos, moral y comportamiento ético? ¿Seríamos una sociedad mejor o peor si no tuviéramos creencias religiosas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario