miércoles, 19 de abril de 2017

LA JUSTICICIA NO ES IGUAL PARA TODOS

COSAS DE GELY

http://cosasdegely.blogspot.com.es/





LA JUSTICIA NO ES IGUAL PARA TODOS

Todos estamos hartos de escuchar la manoseada frase que dice: “la justicia es igual para todos”. Desde que dicho término fue utilizado por el emérito Rey de España en uno de sus discursos navideños, (“Posiblemente pensando en las circunstancias por las que atravesavan su yerno Urdangarin y su hija Cristina”) parece ser que esta afirmación dicha por el anterior rey, ha ido cayendo en descrédito.

Todas esas expresiones de igualdad, fraternidad, libertad y justicia (algunas de ellas rezan en el famoso lema francés), simplemente son términos que no sirve para nada, porque son mentiras. Todos aquellos que esperen que algún día, algo de esto se cumpla, que se armen de paciencia, pues es pedir lo imposible. Como decía la cantante italiana Mina simplemente son: parole, parole, parole. (palabras, palabras)

La justicia nunca ha sido ni será igual para todos, ni la humana, ni la divina, ambas dependerán de tu condición social, del partido político que este en el poder y de la religión a la que seas adicto y adepto. En lo concerniente a la justicia divina, más que de dios su aplicación dependerá, de aquellos representantes del clero, en cuyas manos te hayas puesto incondicionalmente y si contribuyes generosamente a su causa.

Debemos ser realistas y admitir la imposibilidad de una humanidad fraternal e igualitaria, que pueda vivir en libertad y con justicia. Los conocedores de la historia saben que esto siempre fue imposible, desde el principio de los tiempos. Ya se, que lo último que pierde el ser humano es la esperanza, ¿pero cuántos siglos llevamos esperando que estas cosas sucedan?

Son infinitas las circunstancias que han contribuido a crear un mundo injusto y desigual, por mencionar algunas de ellas, señalare las siguientes: es incuestionable que los varones queramos o no, tanto físicamente (por su fuerza) como mental y anatómicamente (por su sexo) son diferentes a las hembras, y estos factores, fuerza y sexo,  han contribuido a la discriminación de la mujer. Los nativos de las distintas regiones de la tierra son distintos no solo por su raza, también lo son por sus costumbres y por otras muchas peculiaridades heredadas de sus ancestros. Pero si ha habido algo que ha influido y contribuido a dividir a la humanidad, y a tratar injustamente a la mujer, ha sido la religión, da igual a cuál de ellas nos referirnos, todas lo han hecho y siguen haciéndolo.

Siglo tras siglo, la religión junto a las sabandijas que han gobernado el mundo, se han encargando de que la igualdad y la justicia sean una utopia para los seres humanos. En tiempos pasados aplicando la fuerza y en la actualidad con la ayuda de los poderes facticos a los que se han vendido. Ambos (religiones y gobiernos) han sido los causantes de que la humanidad fuera cada vez más desigual y menos libre. Por dicho motivo ambas (religiónes y gobiernos) en la actualidad gozan del privilegio de haberse convertido para los ciudadanos, una manada de indecentes clasistas.

En lo que atañe a la España actual, tanto la iglesia Católica, (falsa protectora de los pobres y acumuladora de riquezas) como los sucesivos gobiernos del PPSOE, que siempre la han protegido, se han dedicado a dividir a los ciudadanos, convirtiéndo a los mas pobres en usuarios de lo público y a los ricachones en dueños y señores de lo privado, teniendo estos ultimos, derecho a utilizar tanto lo público como lo privado.

Hoy gracias al esperpéntico PPSOE que lleva años gobernandonos, hay dos tipos sanidad, la pública y la privada; dos clases de educación privada y pública, esta última castigada y vejada por los poderes publicos. ¿Qué justicia es la de estos facinerosos que nos han gobernado, que no han dudado en discriminar a los niños, permitiendo dos tipos de enseñanzas entre nuestros escolares? es evidente, que estos pérfidos del PPSOE han destrozado la escuela pública, favorecido a la privada (esta última casi toda en manos de la iglesia Católica). ¿Qué clase de justicia es la llevada a cabo tanto por la derecha como por la izquierda, dedicadas ambas en cuerpo y alma a convertir lo público en privado en detrimento de los menos favorecidos?

¿Sabían ustedes que fue el gobierno del mal llamado socialista Felipe González, el impulsor de los colegios concertados?

Es imposible que la justicia sea igual para todos, en primer lugar: porque ha sido ideada por hombres y si es cierto lo que decía Maquiavelo que “el hombre es malo por naturaleza”, ¿qué podemos esperar de una justica que aparte de ser inventada y aplicada por hombres, estos están próximos a determinadas ideologías políticas y religiones? ¿Qué podemos esperar de una justicia, de dos velocidades, la de los abogados de oficio, la única a la que tienen derecho los económicamente débiles, y la de los grandes bufetes de abogados asequible solo para ricachones? ¿Qué justica es esa que por hacer un chiste o robar para comer, meten ipso facto en la cárcel a los humildes y deja que corruptos defraudadores como Urdangarin campeen a sus anchas por Suiza, previo pago de determinada cantidad? ¿De verdad alguien puede creer, que la justicia es igual para todos?

¿Qué confianza puede proporcionarnos una justicia que divide a sus jueces en progresistas, conservadores, demócratas independientes etc.?

Son infinitas las causas que impiden que el conocido lema oficial de la republica francesa de libertad, igualdad y fraternidad, (y añado justicia) puedan ser aplicables a ninguna sociedad del mundo, a pesar de habernos dotado de instituciones creadas para tal fin. (Entre ellas el Tribunal Internacional de los derechos humanos). El problema es evidente: la tierra está fragmentada en cientos de países, cada uno de ellos con sus peculiaridades y sus propias leyes, todas ellas muy distintas, dispares y controvertidas entre sí. ¿Cómo aunar todas esas leyes en una sola, sin tener en cuenta sus distintos componentes políticos y religiosos? ¡Imposible!

Si el factor integrante político de la UE ha fallado, (lo estamos comprobado con el Brexit) el concerniente al tema religioso, es insuperable, ya que su disparidad es tal, que contribuye especialmente a que la humanidad no pueda convivir fraternalmente en libertad, igualdad y justicia; máxime cuando para muchos ciudadanos procedentes de países cuyas leyes emanan de su propia e irrenunciable religión, esta les impiden integrarse; como es el caso de los inmigrantes procedentes de países musulmanes.

Debemos ser conscientes de todo lo que nos diferencia, hasta los más minúsculos pueblos del globo terráqueo tienen algo singular que los diferencian del resto, por poner un ejemplo cercano: me referiré a los diferentes altercados entre los defensores del toro de La Vega y los detractores de esta fiesta, para cualquiera de ellos será injusta cualquier medida que se tome. Tampoco necesitamos irnos muy lejos para darnos cuenta de los múltiples problemas ocasionados tanto por separatistas vascos como catalanes. Todo cuenta hasta la división de España en comunidades autónomas.

Como afirmación tajante sobre la justicia en España, me referiré a las declaraciones hechas en nuestro país por un representante de la alta jerarquía judicial, que me reafirman mas en la idea, de que la justicia no es igual para todos. El 21 del 10 de 2014 Carlos Lesmes Presidente del Tribunal Supremo de España y del Consejo del Poder Judicial dijo: que la ley está hecha para el “robagallinas” y no para el defraudador ni los casos de corrupción. Quédense con esto último y recapaciten. ¿Quiénes van a la cárcel en España?

La llegada de la democracia a nuestro país, para lo único que me ha servido , es para darme cuenta: que da igual quien gobierne en España, lo mismo da el centro, la derecha o la izquierda, todos son iguales y todo es una burda y repugnante mentira. ¡Divide y vencerás! Esta frase de dudoso origen atribuida al emperador romano Julio Cesar, resume la estrategia con que los gobernantes de nuestra nación y quienes aspiran a serlo nos dirigen y alientan. Su plan consiste en indisponernos a los unos contra los otros. Consiguen su objetivo enfrentando a distintos colectivos, o echando a la sociedad en general encima de algún grupo en particular. Esto se da sobre todo, cuando hay alguna convocatoria electoral

Que bien conocia maquiavelo a los hombres y especialmente a los gobenantes.

Gely Sastre

No hay comentarios:

Publicar un comentario