martes, 11 de abril de 2017

LA INVASION MUSULMANA EL BIS DE LA INVASIÓN BARBARA

COSAS DE GELY
http://cosasdegely.blogspot.com.es/



Como todo el mundo sabe, “la invasión de los bárbaros” no fue cosa de un día, ni de un mes, ni de pocos años. Los bárbaros se fueron infiltrando en un Imperio romano decadente y demográficamente regresivo (como la Europa actual) y, al final, los inmigrantes se dieron cuenta de que el imperio era prácticamente suyo. Unas periódicas, rápidas y brillantes acciones militares y se acabó el Imperio romano de Occidente, después de más de mil años de historia.

Con los musulmanes cada vez más numerosos en Europa (deben estar en torno a los 25 millones y si Turquía entrara en la Unión Europea sería más de 100 millones) está ocurriendo algo semejante a lo que ocurrió con la invasión de los barbaros, aunque falta mucho tiempo para que el proceso histórico se complete. Como es sabido, son pocos (por no decir ninguno) los musulmanes que emigran a Europa que se integra socialmente, entre otros motivos porque su fuerte creencia religiosa choca con lo que aquí es defendido por la opinión pública.

En estos últimos años, la afluencia de musulmanes a Europa es cada vez mayor, dicen que huyen del llamado Estado islámico. Pero nadie se da cuenta que a ese Estado islámico le conviene que cuanto más gente abandone Siria e Irak, mejor es para ellos: primero porque así facilitan su invasión y segundo, porque hace que Europa tenga mayor población musulmana. Y saben que en el futuro eso les beneficiara.

El proceso de esta invasión hasta hace poco ha sido lenta, pero deberíamos empezar a inquietarnos. Es hora que empecemos a preocuparnos y a estar alerta por esos millones de refugiados que los progres dicen, que la mayoría son gente como tú y como yo, (no es verdad) y lo estamos viendo y viviendo cada día, es evidente que a pesar de la ayuda que les proporcionamos, no quieren renunciar a ninguna de sus viejas y retrogradas costumbres, son partidarios de ideas e instituciones políticas y religiosas de tiempos remotos, de ahí que veamos nuestras calles llenas de mujeres vestidas con sus faldones largos y sus cabezas cubiertas con pañuelos como hace siglos. Los musulmanes a causa de su degradante religión quedaron atrapado en la historia de hace más de mil años, quizás haya una insignificante minoría que quizás esté dispuesta a integrase, pero mucho me temo que la mayoría sean fieles defensores del más puro y arraigado fundamentalismo, que poco a poco están poblando nuestras ciudades, esperando el momento oportuno para hacer lo mismo que hicieron los bárbaros con el Imperio romano.

Como esto continúe así, posiblemente dentro de unos años tengamos que lamentarlo. No solemos preocuparnos por estas cosas, por más que estén ocurriendo delante de nuestros ojos, seguramente esto sea la némesis de una Europa avejentada, burocrática y cínica, que es incapaz de ver que los musulmanes representan todo aquello que es opuesto totalmente a los ciudadanos europeos, que nos están haciendo frente y se opone completamente a nuestra forma de ser.


Gely Sastre

No hay comentarios:

Publicar un comentario