viernes, 21 de abril de 2017

LA CONQUISTA MUSULMANA DEL MUNDO (Proyecto Bumedian)

COSAS DE GELY

http://cosasdegely.blogspot.com.es/




Nuevamente Francia ha sido golpeada por un loco fanático musulman, nacido francés, criado y educado en Francia descendiente de una familia musulmana afincada en Francia desde hace mas de 50 años. Por ello no estoy dispuesta a admitir la tan manida palabra “radicalizado”, ninguno de estos asesinos han sido radicalizados, han nacido así y lo maman todos los dia en el seno de sus familias, y en sus miles de mezquitas que nosotros los europeos de poco entendimiento y cachazudos les hemos permitido construir desde que pusieron sus pies en nuestros países.

"Conquistaremos Europa sin pegar ni un tiro, sólo con el útero de nuestras mujeres" o la sagacidad, en esto último se equivoco el fallecido líder Argelino Bumedian. Ya que los musulmanes no solo están conquistando Europa por los úteros de sus mujeres, también lo hacen un dia tras otro asesinando europeos.

Según Wikipedia el etnocentrismo es la actitud del grupo, raza o sociedad que presupone su superioridad sobre los demás y hace de la cultura propia el criterio exclusivo para interpretar y valorar la cultura y los comportamientos de esos otros grupos, razas o sociedades.

Pues bien una vez aclarada esta palabreja, pasare a exponer que el ya famoso proyecto de Bumedian o Boumedienne no es una invención de los etnocentristas europeos ni cosa de la xenofobia. Parte del mismo corazón del Islam.

Lo puede comprobar cualquiera que lea en la Wikipedia la biografía de Bumedian, el líder argelino.

Para contribuir a aclarar esta cuestión a los más escépticos, me he decidido a escribir esta entrada.

La titulare: El Proyecto “Bumedian” o la conquista musulmana del mundo.

Ocurrió haya por el año 1974 que en el corazon de las naciones unidas, un hombre (Bumedian) hizo una predicción. Una predicción terrible. Seguro que muchos de los lectores de este blog ya la conocen, la titule: “los musulmanes invadirán Europa por los vientres de sus mujeres”. Nuestros políticos no se han tomado este problema en serio y han permitido una invasión masiva de inmigrantes musulmanes que, una vez en Europa, han comenzado a hacer realidad la predicción de Bumedian.

Una predicción es simplemente el anuncio anticipado de algo que va a suceder. Como iba diciendo haya por el año 1974, un hombre hizo una predicción”. El hombre se llamaba Boumedienne. Y su predicción fue:“Un día millones de hombres abandonarán el Hemisferio Sur para irrumpir en el Hemisferio Norte. Y no lo harán precisamente como amigos. Porque comparecerán para conquistarlo. Y lo conquistarán poblándolo con sus hijos. Será el vientre de nuestras mujeres el que nos dé la victoria” (Houari Boumedienne, en la ONU, 1974).

Cuarenta y tres años después, parece que es evidente que Bumedian tenía razón: hasta el desaparecido líder libio Gadafi habló sobre este tema en diversas ocasiones. Una: “Hay signos de que Alá garantizará la victoria islámica sin espadas, sin pistolas, sin conquista. No necesitaremos terroristas, ni suicidas. Los más de 50 millones de musulmanes que hay en Europa lo convertirán en un continente musulmán en pocas décadas”.

Otra: “Las estadísticas sobre el número de musulmanes que viven en Europa son inexactas, el número de musulmanes es superior al indicado en las estadísticas oficiales. Afortunadamente, los musulmanes se multiplican y su número crece mucho más rápidamente que el de otras religiones… Es sin duda la prueba de que Alá quiere que los musulmanes sean más numerosos que los demás”.

Y otra más: Tenemos 50 millones de musulmanes en Europa y hay señales de que Dios proclamará el Islam en Europa sin armas ni conquistas. Con el paso de los años, los 50 millones de musulmanes que viven en Europa transformarán Europa y la convertirán en un continente islámico. Dios ha dispuesto que una nación islámica, Turquía, se sume ahora a la Unión Europea. Esos 50 millones de musulmanes se multiplicarán y habrá 100 millones de musulmanes en Europa. Las estadísticas muestran que hay miles de mezquitas en Europa. Tenemos miles de organizaciones y sociedades islámicas en Europa Tengo aquí algunas estadísticas. Hoy hay en Europa 50 millones de musulmanes, 14.000 mezquitas y centros islámicos y 1.500 sociedades y organizaciones islámicas. Con el paso del tiempo, estas cifras no harán sino aumentar, además de las cifras correspondientes a Bosnia, Turquía y Albania. Por consiguiente, las palabras que Dios proclamó en el Corán se están convirtiendo en una realidad: “Él es Quien ha mandado a su enviado con la dirección y con la religión verdadera para que prevalezca sobre toda otra religión, a despecho de los paganos”.

Y la última mención que hizo Gadafi respecto a este tema fue en su viaje a Italia y dice así: “la reproducción inclina la balanza a favor de los musulmanes”. Eso ya está en muchas ciudades europeas. De ello he hablado en numerosas ocasiones en muchas entradas de este blog.

Pero todo lo expuesto anteriormente no es el único inconveniente. El verdadero problema, según mi apreciación, es que ningún líder occidental ha tenido el valor de poner freno a las exigencias islámicas de millones de musulmanes inadaptados. Lo que ha ocasionada que haya muchos más problemas añadidos. Europa ha sido el continente cuyos líderes han puesto en práctica el “todo vale”, aceptando que se instale en nuestro suelo una cultura retrógrada, con leyes medievales, que trata a las mujeres como a objetos, esta permisividad está ocasionando un peligro de proporciones inimaginables. Apoyada por unos políticos vendidos y corruptos, (con algunas excepciones claro) y apuntalada por gran parte de una sociedad aborregada y estúpida que no para de hablar de integración y de diálogo con quienes vienen a arrebatar no solo su futuro, también el de sus hijos y sus nietos. Un montón de descerebrados de la tolerancia. Subvencionados que, para seguir viviendo del cuento, no dudan en callar las voces de los que se levantan contra la invasión musulmana. Dando alas a la irrupción de una ideología destructiva e intolerante.

Y eso nos lleva a concluir que el problema de fondo no es el islam. O mejor dicho, no es sólo el islam. Y aunque yo no sea muy creyente he de reconocer que parte del problema actual ha sido ocasionado por la decadencia occidental, provocada por la renuncia a la propia fe cristiana, en la que se fundamento Europa tal y como la conocimos y como muy bien lo refiere en su libro (El alma del ateísmo) André Comte Sponville. Los europeos que reniegan de sus tradiciones, de su cultura, de su fe, están contribuyendo a su aniquilación. Los pocos grupos identitarios que van surgiendo en seguida son tachados de “nazis”, “xenófobos”, “racistas” o cualquier otra estupidez similar. Por supuesto no porque lo sean, ya que la verdad no importa. Lo que importa es aniquilar la cultura europea. Como sea. El “proyecto Bumedian” para nuestra propia desgracia esta contado con la inestimable ayuda de muchos cretinos occidentales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario