miércoles, 15 de febrero de 2017

EL PELIGRO DE SER MUJER EN LA CULTURA MUSULMANA

COSAS DE GELY

http://cosasdegely.blogspot.com.es/











Queridos amigos si queréis podéis continuar engañándoos con respecto a los musulmanes, quizás el dia que dejéis de hacerlo sea demasiado tarde para que os deis cuenta en la ignorancia en la que habéis vivido con respecto a la mentira del supuesto pacifismo de esta raza.

Quizás algunos todavía os estéis preguntando porque la inmigración musulmana es un peligro y a este respecto os sugiero que os hagáis las siguientes preguntas.

¿Es posible y realistas la convivencia de religiones? ¿Es posible que musulmanes y cristianos tengan los mismos derechos religiosos sin que tengan las mismas obligaciones? ¿Los inmigrantes musulmanes con pasaporte español obedecen y obedecerán al gobierno español antes que a Mahoma?

El Instituto Nacional de Estadística (INE) nos dice que en 2007 los inmigrantes marroquíes empadronados en España son unos 600.000 a los que habría que sumar una cantidad considerables sin legalizar. Marruecos tiene una población de unos 33 millones de habitantes con casi el 100% de religión musulmana suníes. Turquía con unos 72 millones de habitantes alcanza el 80% de musulmanes suníes también. Ambas naciones de una forma u otra están llamando con insistencia a las puertas de Europa. Sus inmigrantes resolverán problemas y, sin duda, crearán otros más graves. Entre ellos los relativos a los matrimonios mixtos, debido a las profundas diferencias entre la concepción del matrimonio de Cristo y el de Mahoma. Fijémonos en uno sólo de esos problemas: ¿Cómo igualar a la mujer musulmana con la cristiana y europea? Según el Corán manda

El Corán a este respecto dice así:

- En el v.228 de la Sura de la vaca afirma que” los hombres son superiores a las mujeres”, “los hombres están un escalón por encima”.

- El V. 34 de la Sura de las mujeres afirma que “los hombres tienen autoridad sobre las mujeres por la preferencia que Dios les concede respecto a ellas y para que gasten por ellas sus bienes”

- Al hombre se le reconoce la posibilidad de tener hasta cuatro mujeres, mientras que la mujer no puede tener más de un marido

- La mujer no puede casarse con un hombre de otra religión, salvo que este se convierta al Islam.

- Los hijos, aunque su madre sea cristiana y estén bautizados se consideran siempre y a todos los efectos musulmanes

- El marido puede repudiar a la mujer sin más que repetir tres veces “Te repudio” pero la mujer jamás puede repudiar al marido

- El divorcio solo se concede al marido y, en ese caso, los hijos pertenecen al padre, único que tiene la “patria potestad”

- En las herencias a la mujer le corresponde la mitad que al hombre.

- El testimonio de un hombre vale por el de dos mujeres juntas

- La diferencia más grave entre hombre y mujer estriba en que el hombre tiene “autoridad absoluta” sobre la mujer con la obligación, en caso necesario, de corregirla, pegándola hasta que obedezca

Para la mujer europea sería humillante caminar o pasear siempre tras el marido. Si tienen un burro, el marido ira montado y la mujer detrás, andando y cargada con la leña. A la hora de comprar, vender, abrir un negocio, abrir cuentas en los bancos, vestir, entrar en un bar a tomarse un café, pasear sola y mil detalles más, surge un mundo de diferencias insalvables que se interpondrá entre las mujeres europeas y las musulmanas. Los ejemplos abundan ya en Europa.


Los musulmanes continuarán emigrando a España y a Europa. En Australia han hallado soluciones que podréis ver en el video que os adjunto. Aquí en España y en el resto de Europa Mientras tanto, es seguro que terminarán formando minorías suficientes para gobernar en el estado, en algunas autonomías y en ciertos municipios. Democráticamente podrían exigir la implantación de algunas de sus leyes ¿Qué pasará entonces? ¿Nos servirán para algo la ingenua Zapateril Alianza de Civilizaciones?, o ¿la ridícula Educación para la ciudadanía, de un PS$E mal educado que nos vende cuando sus exministros, dejan sus cargos y atraviesan las puertas giratorias? ¿Nos servirá para algo esa “ansia infinita de paz? o ¿tendremos que plantearnos de manera más seria el peligro musulmán que acecha al mundo entero?

Puedo entender que los machistas de izquierdas defiendan a los musulmanes, lo que no puedo entender es que una mujer sea de izquierdas, centro o derechas lo haga. Qué clase de mujer es la que defienda una cultura que denigra a las mujeres.

Es posible que muchos digan que en España son asesinadas muchas mujeres por sus maridos y parejas. Pero en nuestro país los machistas son jugados y encarcelados y hay leyes que protegen a las mujeres. Nuestra Constitución dice: que hombres y mujeres son iguales ante la ley a pesar de que mucho de ellos se nieguen a aceptarlo todavía. En cambio algo muy distinto sucede con las leyes musulmanas, ya que casi todas ellas proceden del Corán y es este el que relega a las mujeres a ser personas sin autonomía y dependientes siempre del varón.

No se trata de odio, ni de islamofobia, se trata de una realidad incuestionable, que está ocurriendo en la mayoría de los países europeos donde el número de inmigrantes musulmanes han aumentado considerablemente.

En las ciudades europeas donde los musulmanes se instalan, cuando van siendo mayoría los problemas aumentan, esta sinrazón es, que a pesar de encontrarse en un país extranjero exigen la implantación de sus leyes.

Fuentes: INE, Corán, Manual de educación para la ciudadanía, Alianza de civilizaciones, Constitución Española

Gely Sastre


No hay comentarios:

Publicar un comentario