jueves, 3 de noviembre de 2016

LA CUARTA INVASIÓN MUSULMANA

COSAS DE GELY

http://cosasdegely.blogspot.com.es/


Un repaso a la historia de las primeras conquistas musulmanas nos hace ver que solo la conquista del actual Magreb fue más costosa (treinta años), pues en otros puntos la acción de los conquistadores musulmanes fue más rápida que en la península: seis años para dominar toda la península arábiga (628 al 634); cuatro años Siria (634 al 638); cinco años Egipto (638 al 643); un año Tripolitania y Cirenaica, Libia (644); seis Mesopotamia (636 a 642) y ocho años Persia (642 al 650).

En solo siete años, los árabes conquistaron casi toda la península Iberica, a excepción de unas pequeñas zonas montañosas de la región cantábrica y pirenaica.

Lo largo de este proceso de conquista del reino visigodo, que requirió numerosas campañas, constantes refuerzos militares y pactos con núcleos resistentes, se debe a varios motivos: lo escaso de las fuerzas musulmanas que lo conquistaron, los constantes levantamientos entre los visigodos, la difícil orografía del territorio y la fuerte base de asentamiento social del anterior reino visigodo.

Sin embargo, la gran centralización política del reino, la inseguridad causada por bandas de esclavos fugitivos, el empobrecimiento de la hacienda real (especialmente durante el reinado de Witiza) y la pérdida de poder del rey frente a los nobles fueron elementos que facilitaron la acción de los conquistadores, así como el uso de la densa red de calzadas romanas, que aún existían y facilitaban los desplazamientos de su ejército.

Pero el factor quizás más importante para la caída visigoda fue la grave crisis demográfica del reino, que en los últimos veinticinco años había perdido más de un tercio de su población. Esto fue debido a las epidemias de peste y los años de sequía y hambre de finales del siglo VII, especialmente durante el reinado de Ervigio, y que se repitieron también con gran dureza bajo el de Witiza, el antecesor de Rodrigo.

Además, existía una fractura política importante entre dos grandes clanes político-familiares godos en su lucha por el trono, y que llevaba varios decenios dividiendo políticamente el reino y generando constantes problemas. De una parte estaba el clan gentilicio de Wamba-Égica, al que perteneció o al que estaba vinculado Witiza, y de otra el clan de Chindasvinto-Recesvinto, al que pertenecía Rodrigo. Esta situación dividió al estamento aristocrático-militar en dos facciones cada vez más irreconciliables, hasta el punto de considerar alguna historiografía a los witizanos como instigadores e incluso aliados, explícitos u oportunistas, de los musulmanes.

El profesor norteamericano Bernard Lewis, considerado a sus noventa y dos años como uno de los mayores expertos mundiales en las relaciones del Islam con Occidente, declara abiertamente que tras la primera invasión musulmana llevada a cabo por el Islam sobre España, entre los años 711 y 1492, y la segunda otomana, que lo intentó siglos después por el Este de Europa, ambas fracasadas, los seguidores de Mahoma consideran que ha llegado la hora de la "lucha final" entre las fuerzas del bien y del mal para que la "verdadera fe" domine al mundo mediante la yihad.

Veamos. Me importa un bledo que me llamen xenófoboa islamofoga y lo que ustedes quieran. Lo unico que me preocupa y mucho es la tercera invasión musulmana, que ya se está produciendo de forma encubierta, pero invasión en el amplio sentido de la palabra. la penetración de la plaga musulmana, se está llevando acabo mediante una combinación de inmigración y el acogimiento de refugiados, mediante la cual Europa se está poblando de musulmanes, paises como Francia, Gran Bretaña, Bélgica, Holanda, Italia y España son claros ejemplos donde la población de origen musulmán va en aumento. Se estima que Francia podría llegar a ser una república islámica en menos de cuarenta años. En Gran Bretaña la población musulmana ha pasado de los 82.000 a los dos millones y medio de musulmanes. En Holanda, los datos son aún peores, ya que el cincuenta por ciento de los recién nacidos son musulmanes, estimándose que en quince años la mitad de la población holandesa será musulmana.

En unas declaraciones efectuadas por el presidente de la República Checa, con motivo de la Navidad, aseguró que Europa vive una "invasión organizada" de refugiados, criticando la presencia de tantos hombres solteros entre los inmigrantes que huyen de los conflictos en Oriente Medio. Dijo: "¿Por qué esta gente no toma las armas y lucha contra el Estado Islámico y la libertad de su patria?". Agregó también que la llegada masiva de inmigrantes es una "invasión organizada" y no "un movimiento espontáneo de refugiados".

Y yo pregunto, ¿cuáles pueden ser las consecuencias de la baja tasa de natalidad en España y en el resto de Europa, así como la imparable oleada de inmigrantes de origen musulmán que no cesa de acudir a nuestras tierras? Está por ver, aunque se aprecia ya una nueva y pacífica invasión musulmana por causas de la inmigración y la demografía. Pensemos en lo que podría suceder si en pocos años surgieran partidos políticos de mayoría musulmana que gobernaran en ayuntamientos, o tuvieran amplia presencia en parlamentos regionales, o incluso, nacional, con capacidad de decisión.

¿Por qué no se fomentan, mediante las ayudas necesarias, la familia española y la natalidad, de forma que pueda compatibilizarse la actividad familiar con la laboral, como sucede en otros países? ¡Tanto cuesta entender esto!

Que no les quepa la menor duda a esos padres que tienen niñas; dentro de muy poco las verán sometidas a las injustas leyes musulmanas, penderán su libertad y, posiblemente llegaran a ser las esposas de un polígamo musulmán, llevaran burka y serán la esclavas, de un moro machista viejo y repugnante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario