martes, 4 de octubre de 2016

¡WELCOME MAMÁ MERKEL!

COSAS DE GELY

http://cosasdegely.blogspot.com.es/



Los ciudadanos Europeos no somos culpables de los muertos en el Mediterráneo

Estoy harta de ver como los medios de manipuLación, (comunicación) y las ONGs presionan indecentemente a los europeos, haciendonos sentir casi responsables de todas la fatalidades y muertes de aquellos que se lanzan al mar por su cuenta y riesgo tratando de llegar a Europa. Ya va siendo hora de poner fin a esa idea que culpabiliza a la sociedad europea de algo que ellos no han provocado.

No podemos permitir que se nos culpabilice, ni se nos haga rresponsables a quienes no somos otra cosa más que víctimas, junto a los que mueren ahogados, de las políticas del gobierno alemán del CDU que preside la canciller alemana Ángela Merkel.
http://cosasdegely.blogspot.com.es/

Merkel y nadie mas, es la culpable de que esas masas descontroladas se lancen al mar con destino a Europa. Merkel es la causante de que el Mediterraneo se haya convertido en un cementerio. Ella y su política de puertas abiertas fueron el desencadenante que provocaron el “efecto llamada”.

Fue desde Alemania, donde se lanzó a los cuatro vientos el mensaje de que todos aquellos “refugiados sirios”, y pongo las comillas puesto que no son refugiados sino inmigrantes económicos y en su gran mayoría no proceden de Siria, serían acogidos en Alemania donde encontrarían trabajo y disfrutarían de una protección social que ni siquiera podían soñar en sus lugares de origen.
http://cosasdegely.blogspot.com.es/
¡WELCOME MAMÁ MERKEL!
El welcome (bien venidos) de Merkel a los inmigrantes musulmanes, hoy está afectando al resto de paises europeos, a los que la metedura de pata de esta señora, hoy obliga a todos los paises europeos a aceptar cupos de inmigrantes.

Los que tenemos por costumbre tratar de informarnos correctamente, hemos podido averiguar, que detrás de tan “caritativa y encomiable” posición de la sra. Merkel y del gobierno alemán respecto a a acogida de inmigrantes musulmanes, se escondía una razón no tan loable. Al parecer Alemania, la antaño locomotora de la economía europea, está perdiendo competitividad ante el avance de productos procedentes de las economías emergentes, especialmente los originarios de los B.R.I.C.S. (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), que tienen un precio muy inferior manteniendo una calidad sino similar al menos aceptable.

A estos países emergentes les resulta posible ofertar productos a un precio tan competitivo dado que los sueldos que las empresas pagan a sus trabajadores son bajísimos, de igual modo las empresas no ofrecían condiciones de protección social y sanitaria alguna.

Ante este estado de cosas, los empresarios y el ministerio de Comercio e Industria Aleman presionaron al gobierno de la señora Merkel para que fomentase la llegada de mano de obra barata, muy barata, que pudiesen contratar y hacer más competitiva la economía germana. Pero cuando la teoría chocó con la realidad las cosas fueron muy diferentes a lo que Ángela y los suyos pensaron.

Es así que el gobierno alemán realizó esa “llamada” a los inmigrantes susceptibles de aceptar ser contratados aceptando sueldos muy bajos comparados con los que aceptarían los trabajadores alemanes u otros trabajadores comunitarios.

Pero los halagos y aplausos que la política que la señora Merkel en un primer momento recibió, han terminado por tornarse en crítica y malestar generalizado, y es que las cosas no acontecieron tal y como se esperaba. La afluencia de “refugiados” a Europa buscando alcanzar el paraíso alemán y europeo desbordó considerablemente el número esperado.

La oleada de “refugiados” que llegó a Alemania fue de tal magnitud, un millón de “refugiados” en el año 2015, que produjo serios problemas de orden público y pone en peligro la economía alemana dado que el salario mínimo legal y la protección social se disparaba y estaba provocando un gasto mayor que el ahorro que se pretendía conseguir. Fue entonces cuando la sra. Merkel se dió cuenta de la gravedad, de su insensated.


Dichas circunstancias han obligado a Ángela Merkel a cambiar de modo total su posición respecto a la entrada de “refugiados” en Alemania.

Los tiempos del refugees Welcome parecen haber desaparecido, y la realidad de los hechos ha dado paso al Refugees not Welcome.

Si a todo esto le añadimos el peligro que resulta del aumento de los delitos, especialmente contra la libertad sexual y violaciones, producidos por estos “refugiados”, nos encontramos con que el plan alemán ha sido un error total, un error del que la población alemana se ha apercibido. De ahí la aparición de la extrema derecha y como Merkel ve reducir su númenro de votantes elección tras elección. Merkel no tubo en cuenta, ni la cultura ni el fanatismo religioso de esta gente, solo se preocupo de la economía, sin tener en cuenta los agravios que su decisión podia causar a los ciudadanos alemanes y del resto de Europa. 
 
Pero a pesar de todo lo que he relatado anteriormen, los que aparecen como crueles e inhumanos son los países y poblaciones de los países rivereños del Mediterráneo (especialmente Grecia) y aquellos que se niegan a que sus naciones pierdan su identidad al ser invadidos por cientos de miles  de personas de otras culturas y religión cuyo fundamentalismo es evidente y que no estan dispuestos a renunciar a ninguna de sus costumbres, si no a imponernolas a los europeos.

Nuevamente la Europa de los mercaderes, la Unión Europea de la troyka, convierte a la verdadera Europa en víctima de los intereses económicos. Buscan la disolución de la identidad europea y pretenden convertirnos en una asquerosa  mezcla de razas, culturas y religiones.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario