domingo, 28 de agosto de 2016

EL ISLAMISMO ES UN CANCER

COSAS DE GELY

Los musulmanes suponen un riesgo para la democracia y son incompatibles con ella.


¿Cómo no va a ser el Islam un riesgo incompatible con la democracia, sí se trata de una teocracia? Por si no lo sabías una teocracia es un sistema político en el cual los sacerdotes o los príncipes, en su calidad de ministros de Dios, ejercen el poder político.


El Islam es incompatible con cualquier forma de gobierno laica. Islam quiere decir sumisión y se refiere a la total y absoluta sumisión a Alá, que todo musulmán debe tener en todos los aspectos de la vida, incluido por supuesto el político.


Tenemos el cáncer metido dentro de Europa. Estamos dejando que una sociedad feudal que discrimina y maltrata a las mujeres tome cada vez más fuerza. Para colmo, lo progres de salón tienen que salir con las tonterías de la Alianza de Civilizaciones, el multiculturalismo o la integración. Si esto sigue así, dentro de pocos años, ya veremos la alianza y el multiculturalismo que tendremos.


Como no nos pongamos serios con este tema vamos a tener gravísimos problemas con esta gente: pues se consideran superiores porque creen que su fe es la única y verdadera.

No existe religión alguna que acepte de buen grado la democracia, y menos la musulmana, pues en su opinión el "poder terrenal" debe ser sometido por el divino. Los musulmanes tienen como fundamento jurídico el Corán y la Sharía para ellos estos dos libros son el único procedimiento legal y es el que quieren implantar en todo el mundo nos guste o no.


¿Alguien sabe de algún país democrático occidental que tenga como fundamento jurídico la biblia?

No hace falta que yo diga nada, simplemente tenéis que observar en lo que ha quedado la tan cacareada Primavera Árabe.

Mucho se ha hablado de la Primavera árabe, ¿pero dónde está? yo tengo claro, que los árabes musulmanes prefieren vivir en un largo y cruel invierno, es a lo que están acostumbrados. Les gusta que los tiranicen y humillen, lo tienen inoculado en su sangre. No cabe otra explicación.


Millones de musulmanes están abandonando sus países entre otras cosas, por el fanatismo enfermizo a su religión y la tiranía de sus gobernantes que los han llevado a la miseria, pero son tan necios que les resulta imposible darse cuenta que ambas cosas son las que los han conducido a ello.


Los acogemos en nuestros países, les brindamos la posibilidad de cambiar de vida, pero siguen aferrados a aquello que ha arruinado las suyas y ahora quieren imponérnoslo a nosotros, para hundirnos en la misma miseria en la que se encuentran ellos. Para este problema solo hay una solución, deben irse a sus países.

Cuando las barbas de tus veciños veas cortar pon las tuyas ha remojar


No hay comentarios:

Publicar un comentario