lunes, 13 de junio de 2016

EEUU FINANCIA LA LLEGADA DE DE REFUGIADOS A EUROPA

COSAS DE GELY


La llegada masiva a Europa de refugiados que proceden de África y el Oriente Medio no es un hecho surgido con motivo de conflictos o insurrecciones locales, ni tampoco lo es ese mantra que ha hecho fortuna en los últimos tiempos denominado “efecto llamada”.

Detrás de las avalanchas de subsaharianos y de refugiados procedentes de países que están en “guerra” hay un patrocinador: EEUU. Así lo afirma una publicación cercana a las Fuerzas Armadas de Austria (InfoDirekt) que señala el sitio Voltaire quien, a su vez, cita una nota del Österreichischen Abwehramts (el servicio de inteligencia militar de Austria), sobre esta cuestión. Asímismo, en Voltaire se hacen eco de una reflexión que hizo precisamente, sobre ese asunto, el periodista Thierry Meyssan, ya hace unos meses. Meyssan afirmaba que la oleada de migrantes que tratan de alcanzar Europa no es una consecuencia accidental de los conflictos que sacuden el Medio Oriente ampliado y África sino «un objetivo estratégico de Estados Unidos para el nuevo orden mundial,
Después de crear el caos en el norte de África, los EEUU centran sus esfuerzos en tumbar Europa, según escribe el periodista francés Nicolás Bonnal en Boulevard Voltaire.

"El Gobierno estadounidense paga a guías e intermediarios que traen inmigrantes a Europa a través del Mediterráneo", escribe el periódico austriaco Info Direkt, citando filtraciones procedentes de fuentes de inteligencia.

De esta forma, al igual que los agentes que iniciaron la denominada Primavera Árabe, están bien equipados tecnológicamente con el apoyo de las oficinas de Inteligencia de EEUU y usan Facebook, Twitter y Skype para hacer su trabajo más eficiente, dice Bonnal.

Las ideas maquiavélicas de Leo Strauss y Paul Wolfowitz gozan de buena salud –continúa el periodista–, Washington está trabajando para organizar una invasión de Europa valiéndose de títeres como el primer ministro italiano Matteo Renzi, el presidente francés Francois Hollande y la canciller alemana Angela Merkel.

Para Bonnal, todo empezó en Libia, cuando, siguiendo el llamado de la OTAN, una guerra civil irrumpió en el país que trajo como resultado la transformación de millones de personas en refugiados que intentan huir a Europa.

Con el pretexto de la Primavera Árabe, Washington desató la guerra civil también Siria, lo que derivó en la huida de multitud de sirios.

"El Gobierno de EEUU quiere provocar el caos en los puntos conflictivos para trasformar a los países en tierras yermas vacías y pozos de droga, causando una crisis de refugiados", dice el autor.

Según argumenta Bonnal, esto podría ser la respuesta a la caída de los precios del oro, las materias primas y la energía, teniendo en cuenta que el dólar y los índices bursátiles de EEUU no se ven afectados de ninguna manera.

Desde la presidencia de Woodrow Wilson, los EEUU han estado interviniendo sistemáticamente en otros países, alimentado por una retórica colonial agresiva y una política monetaria mundial en torno al dólar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario