sábado, 7 de mayo de 2016

LOS ANTIRRACISTAS SON ANTIBLANCOS

COSAS DE GELY





Nuestra raza es la Raza Maestra. Nosotros somos dioses sobre este planeta. Somos tan diferentes de las razas inferiores como ellos lo son de los insectos. De hecho, comparados con nuestra raza, las otras son bestias, ganado como mucho. Las demás razas son consideradas como excremento humano. Nuestro destino es gobernar sobre las razas inferiores. Nuestro reino terrenal será gobernado con vara de hierro por nuestro líder. Las masas lamerán nuestros pies y nos servirán como nuestros esclavos.
Menachem Begin, Primer Ministro de Israel 1977-1983.



Fuente:

https://alertajudiada.com/2015/11/12/la-solucion-final-de-los-judios-para-europa/comment-page-1/

Las razas europeas constituimos el mayor obstáculo para las aspiraciones globalitas de la Judería internacional. Como principales competidores de los judíos – siendo los únicos que, unidos, podemos hacer frente a su organización – estos nos temen más que a ningún otro pueblo de la Tierra. La sola idea de una Europa unida, consciente de su identidad y homogénea racialmente les hace entrar en pánico. Para someternos, los Judíos idearon la Solución Final para las razas europeas: convertirnos en minoría allá donde habitamos por medio de la inmigración masiva y el mestizaje, prohibiendo por ley la segregación racial, obstaculizando nuestra organización de todas las formas posibles y manteniéndonos divididos y enfrentados en todo momento contra razas que ni mucho menos disfrutan de representación dentro de las Élites.

Por medio de organismos supranacionales como la UE o la ONU, la Judería internacional busca neutralizar los nacionalismos, destruir nuestra identidad étnica y socavar nuestra capacidad de organización y rebelión. Pudiendo así imponer un Gobierno global centralizado sin oposición. Un Régimen todopoderoso en el caos multirracial de las clases trabajadoras, incapaces de toda forma de unión, organización y revolución; bastardos sin identidad, sin nada que defender, esclavizados sin remedio a un Gobierno inmune a la ley que no conoce fronteras.

De forma paralela, con la imposición de un “feminismo” exacerbado y las agendas de género y LGTB destruyen la unidad familiar, como forma de organización más básica, pilar social y principal defensa del pueblo frente al poder del Estado; enfrentando a mujeres contra hombres, negándole a la mujer su feminidad y su importantísimo rol familiar, forzando su entrada en el mercado laboral y arruinando en última instancia la natalidad de la población autóctona.

Para conservar su hegemonía ideológica, el Sistema desacredita a la disidencia asociándola a extremismos, delincuencia y criminalidad. Para impedir el debate público, los medios de propaganda del Régimen inventan y difunden el uso de “palabras policía”, que se utilizan para estigmatizar a quienes ponen en duda el status quo. Vienen a sustituir la palabra “hereje”, utilizada por la Iglesia Católica Romana para censurar a la oposición, cuando aún constituía el poder dominante en Europa.

Algunos ejemplos de “palabras-policía”: eurófobo, euroescéptico, racista, machista, xenófobo, nazi, intolerante, homófobo, islamófobo, antisemita, etc.

El mayor peligro para el Sistema es el resurgir de los nacionalismos y la unidad racial de los pueblos europeos.

Ahora que conoces la verdadera cara del Sistema y sus armas. Enseña tú las tuyas.

UNIDAD RACIAL
FAMILIA
TRADICIÓN
ORGANIZACIÓN
MOVILIZACIÓN
OPOSICIÓN ACTIVA



No hay comentarios:

Publicar un comentario