domingo, 1 de mayo de 2016

EL PLAN KALERGI (Abolir la raza blanca)

COSAS DE GELY


Abolir la raza blanca

1. El Plan Kalergi.

El conde Richard Nikolaus Coudenhove-Kalergi junto con sus socios masones en 1923 (antes de Hitler), precursores de la U.E., elaboraron un plan para unificar Europa, llenándola de negros y asiáticos para mestizarlos con los blancos como si de ganado se tratara, exterminando así la raza blanca, produciendo una raza mestiza de carácter e inteligencia inferior sobre la cual pudiera gobernar eternamente la élite aristocrática judía, pues dicha mente inferior les impediría no sólo organizarse para rebelarse, sino incluso darse cuenta de que están dominados.

Este demoníaco plan está inspirado en el dominio humano sobre los animales de granja, los cuales, debido a su inferior inteligencia no pueden rebelarse.

Así lo explica Gerd Honsik en su libro “Adiós Europa. El Plan Kalergi. Un racismo legal”.

Este escritor ha sido perseguido por delitos de pensamiento (censura y represión de la dictadura democrática) por el grave delito de escribir. Lógico, pues habiendo represión democrática (en el caso español) contra los enemigos del catalanismo (catalanismo = gobernador del sionismo en España), más aún la tiene que haber si se denuncian los demoníacos planes del jefe absoluto.

Ahora salid a la calle a ver qué veis: La ejecución despiadada e implacable del Plan Kalergi, iniciada en España con el gobierno del PP del traidor Aznar y continuada con el gobierno del PSOE del traidor Zapatero, junto con los demás partidos políticos con representación parlamentaria, todos obedientes a la orden dada desde las organizaciones del poder mundial.

La invasión inmigrante ya se ha producido y no tienen intención de rechazarla por mucha crisis que haya. Y al mismo tiempo se fomenta el mestizaje, esto es, el exterminio de la raza blanca, en todos los países blancos del mundo. No en los asiáticos como Japón, Corea del Sur o China, en donde no hay invasión inmigrante, sino solamente en los países blancos, aunque estén o hayan estado en la miseria pasando hambre (como Argentina hace unos pocos años, que no impidió que les estén llenando de indios bolivianos).

La invasión se disfraza, claro, de buenismo: caridad, humanismo, fraternidad, la justicia social, igualdad, etc. Pero es en realidad un maldito plan criminal y despiadado para destruirnos. No se pueden esperar buenas intenciones ni sinceridad en un régimen despiadado que lo mismo tira bombas atómicas sobre ciudades que explota niños tercermundistas en las fábricas para vender barato a Europa y Yanquilandia. Es de ingenuos creer que la palabrería en favor de los derechos de unos y otros es sincera.

2. RaceTraitor.org.

En la siguiente web quieren abolir la raza blanca: Race Traitor. Se hacen llamar (“Journal of the new abolishment”), y el abolicionismo consiste en:

    “The new abolishment: Abolish the White Race”

Ahí está el acto criminal con todo el descaro del mundo: Abolir la raza blanca. Si el objetivo fuera abolir a los negros o a los judíos, estarían todos en la cárcel con todas las televisiones y periódicos echando espumarajos de odio por la boca. Pero como es la raza blanca no pasa nada. Silencio total.

Y esta no es una web marginal de algún chalado, sino que es la versión en Internet de una revista del mismo nombre, y el dueño del tinglado es un tal Noel Ignatiev, que es, oh, no-sorpresa, un supremacista judío, “intelectual” que fue catedrático de Harvard. A premios Nobel blancos por decir cosas mucho más leves les han echado del trabajo (represión democrática). Pero este tipejo mantiene una web y una revista ni más ni menos que para abolir la raza blanca, y encima le besan el culo, y se discute seriamente el asunto.

Porque esta publicación no es una cosa aislada, sino que forma parte de un “movimiento internacional” (traducción: judío), llamado “estudios sobre la blancura” que consiste en criminalizar a la raza blanca, llamándonos racistas porque no nos queremos dejar exterminar en nuestros países. La realidad es que los más racistas son los no blancos: los judíos, los gitanos, los japoneses, los chinos, etc. Pero las acusaciones van siempre contra la raza blanca, que es a quien se quiere liquidar.

Estos “estudios sobre la blancura” son el último paso, la última fase de la estrategia que el supremacismo judío inició con la Escuela de Frankfurt (marxismo cultural: feminismo, homosexualismo, tercermundismo, antirracismo), que tenía por objetivo la subversión de los valores morales tradicionales que habían hecho grande a la raza blanca y a la civilización occidental, para destruirlas y ocupar su puesto en el gobierno del mundo, cosa que han hecho con la victoria de la 2ª Guerra Mundial.

El nombre de dicha revista y web, (“race traitor”, traidor racial), por supuesto, es intencionadamente erróneo. No porque no haya blancos traidores a la raza blanca, que los hay y muchísimos (la inmensa mayoría), sino porque el que dirige esta web y revista es un supremacista judío, que no se considera a sí mismo blanco, sino del pueblo especial elegido por dios, una raza especial y aparte, luego no hay ninguna traición a la raza blanca por él, sino lealtad a su tribu. Sería traidor racial si promocionaran la abolición del judío, cosa que no hacen, claro.

Así, igual que el nombre de la web y revista son intencionadamente erróneos, también lo es el lema: “La traición a la blancura es lealtad a la humanidad”, que en realidad lo que quiere decir es: “La traición a la blancura es lealtad al supremacismo judío”.

El objetivo de poner nombres y lemas intencionadamente erróneos es engatusar a tontos y despistados que se crean de verdad que esas iniciativas racistas antiblancas están promovidas por gente de raza blanca que se considera blanca. El truco habitual de hacerse pasar por blancos y promocionar falsos “ideales” universalistas cuando la intención real es destruir la unión étnica de los demás para beneficio de los judíos, que no tienen intención de acoger esas ideas universalistas y buenistas, y que siguen manteniendo su sectarismo (Ver libros de Kevin MacDonald).

Un ejemplo de esto es el doble mensaje que los medios de comunicación yanquis, controlados por judíos, promocionan: la apertura de fronteras y la invasión inmigrante. Al mismo tiempo, tienen otros medios de comunicación minoritarios sólo para judíos, (igual que en España hay una revista para homosexuales). En esos medios para judíos predican lo contrario para los judíos y para Israel que lo que predican para los no judíos: Inmigración sólo de judíos a Israel, muro de separación con los palestinos, denunciar como genocidio los matrimonios de judíos con no judíos para preservar la “raza judía” tanto en Israel como en Yanquilandia, apoyar la existente prohibición en Israel de matrimonios de judíos con no judíos, etc.

Volviendo a la web mencionada, la explicación que dan, la presentación que hacen es que “la raza blanca es una construcción social”, lo cual es brutalmente falso, sino que es un hecho biológico, y que se discrimina a los no blancos en los países blancos y que hay privilegios por ser blanco, lo cual es falso, pues a quienes se discrimina es a los blancos para favorecer a los no blancos (desde ocultar crímenes de inmigrantes contra blancos y publicitar los crímenes de blancos contra inmigrantes, hasta medidas de discriminación antiblancas). Además, es precisamente en los países blancos y occidentales en donde los no blancos tienen posibilidad de prosperar sin discriminaciones.

Eso no sucede en países antiblancos como ciertos países negros que han expropiado, perseguido y matado a colonos blancos echándoles del país, como Zimbabwe. Eso no sucede con los gitanos (ves a ligar con una gitana a ver qué pasa). Eso no pasa si quieres entrar en masa en Japón o controlar algo importante del país (“puto daiyin”). Eso no pasa con los panteras negras (“muera el blanco”), con el rap negro “francés” (“mata blanquitos toda la noche”), o sueco (“a violar suecas”), etc.

Que estamos en nuestros países y tenemos derecho a seguir existiendo. A mí no se me ocurriría llenar de negros China o Japón, o llenar de indios Nigeria y decir que están discriminados en los países “de acogida” (invadidos), pues sería normal que lo estuvieran respecto de los nativos de su país, y no tienen porqué aceptar que unos extranjeros les desalojen de su nación.

Pásalo, que no quede nadie mínimamente decente, sensato y no traidor ignorante de esto.

http://circulo-identitario-nietzsche.blogspot.com.es/p/racismo-antiblanco.html


 SI QUIERES LEER EL LIBRO COMPLETO
PINCHA ABAJO
http://defenderlapatria.com/adios,%20europa.%20el%20plan%20kalergi.pdf


No hay comentarios:

Publicar un comentario