lunes, 25 de abril de 2016

NO QUEREMOS MEZQUITAS EN EUROPA

COSAS DE GELY



 
TODOS LOS MUSULMANES SON IGUALES







Hemos contemplado con espanto estos días los acontecimientos acaecidos en Francia donde terroristas islámicos han sembrado el pánico.

Muchos analistas han calificado estos actos como “terrorismo islamista”, tal vez imbuidos por el cliché de lo correcto. Yo lo califico llana y simplemente como actos de guerra. Queramos o no la realidad es que Occidente está en guerra con el mundo islámico. Nosotros no buscamos esta guerra, los musulmanes nos la han impuesto. Podremos vestir esta realidad de mil maneras y formas, podremos pintarla de diversos colores – según convenga a los gobiernos europeos-. La única realidad que deben conocer los ciudadanos es que el fin último de los descendientes de Mahoma es la de masacrarnos. 

La civilización judeo- cristiana es compatible con el noventa y nueve por ciento de religiones y conceptos filosóficos que conviven en el mundo. Budistas, hinduistas, sintoístas, etc, etc; no son en modo alguno antagonistas. Sólo los musulmanes lo son. La tolerancia y la pluralidad occidental no has conducido a estos resultados. Somos amantes de las libertades, de los derechos civiles y me parece muy bien. Llega un momento en que hay que poner barreras y decir basta para salvaguardar esas libertades de las que aquí disfrutamos. Ha llegado el momento de decir basta y no más a la islamización de Europa. Hay que decir basta y no más a la tolerancia a los hijos de Alá. 

Ha llegado el momento de decir a los islamistas lo siguiente: Usted está en Europa o se occidentaliza o lo deportamos. No más juegos. No más tonterías. Con mi libertad usted, musulmán, no juega. Protesto también contra la permisividad de los gobiernos europeos, contra su cinismo y su doble juego. 

No queremos una mezquita más en Europa, queremos derruir las que ya existen. Sólo permitiremos mezquitas cuando Arabia Saudí permita Catedrales cristianas en su territorio. O los gobernantes europeos actúan o encontraremos con los votos en la mano quien actúe por nosotros. ¡Ya basta de estupideces! 



No hay comentarios:

Publicar un comentario