viernes, 15 de abril de 2016

EL ISLAM LA RELIGIÓN DEL ODIO

COSAS DE GELY





La cultura árabe, salvo excepciones, es retrógrada, misógina, homófona y autoritaria. Y todo ello por culpa de su estúpida religión (en realidad todas las religiones son estúpidas para mí, pero bueno...)

Pero vamos a lo que interesa. Podemos observar que la población musulmana ha aumentado considerablemente en España y Europa en general, por cada hijo que tenemos los occidentales ellos los musulmanes, tienen 4 o 5 en cambio nuestra población no para de envejecer, por lo que posiblemente en 15 o 20 años habrá más personas musulmanas que españolas y europeas.

Con esto por delante me hago la siguiente pregunta: ¿Se adaptarán ellos a nuestra cultura y forma de vida o nos tendremos que adaptar nosotros a la suya? Aquellos que crean que la población musulmana va adaptarse a nuestra cultura, les recomiendo que sean pacientes, pues nunca llegara a ver tal cosa.

El islam es un peligro inminente para nuestra vida cotidiana, en tradición y cultura, no tienen nada que ofrecernos, es un pueblo portador de ignorancia, a pesar de que en el pasado destacaran, por una incipiente cultura, que se quedó estancada en aquellos años, pero la realidad actual es que hoy viven anclados en el pasado, un pasado que siempre fue violento e intransigente.

Es lo que pienso y para darse cuenta de ello no hay más que hacer un viaje por alguno de estos países, exceptuando algunos  del Golfo Pérsico, que gracias a la riqueza que les ha proporcionado el  petróleo y a las grandes inversiones que han hecho, sus ciudades hoy tienen un aspecto más moderno, pero esto no es merito de ellos, sino gracias a la tecnología occidental, en lo demás, siguen igual, con respecto a nosotros llevan siglos de atraso. La causa de esto es que siguen aferrados a las retrogradas enseñanzas del profeta.

Quien piense que soy islamofóbica tiene razón, no me gusta el islam, y no me gusta el cristianismo ni el judaísmo ni ninguna religión, pero si hay que hacerse de alguna para frenar al islam, no os quepa la menor duda que lo haré.

En España y Europa hemos luchado durante siglos para quitarnos a esta gente de encima, la mayoría de estados europeos son aconfesionales y laicos para que ahora venga los musulmanes y lo vuelvan a joder  todo.

Hay que frenar esta invasión. El Islam es una seudo religión politizada, que lo único que hace es aportar atraso, ignorancia y ceguera a los millones de personas que la practican. Lo más insufrible de esta religión es la aceptación ciega que tiene por parte de sus practicantes, son una sociedad machista, atrasada, muy cerrada y con un rechazo descarado a todo lo que sea mínimamente diferente o se salga de su inexistente e incomprensible moral.

Para el fanático mundo islámico no cabe plantearse ni remotamente que pueda haber nada mejor que lo suyo, salvo la vida regalada que llevan entre nosotros, gracias nuestros servicios sociales que se lo proporcionan todo y también gracias a la tolerancia excesiva de nuestros gobernantes, que los protegen,

Son una amenaza y no quiero pensar lo que serian nuestras vidas bajo su  dominio. ¿Pueblos enteros bajo dictaduras camufladas por los descendientes directos de Mahoma?  ¡No quiero ni pensarlo!. Solo nos cabe esperar que en caso de peligro real, nuestras fuerzas armadas tuvieran la suficiente capacidad para poder desalojarlos de nuestro país sin mucho esfuerzo.

El Islam es tan peligroso o más que el cristianismo en tiempos de la inquisición, el problema es que hay dictaduras que aún imponen el islamismo, en cambio ya no queda ninguna dictadura cristiana, aunque su clero, siga metiendo sus narices en la política. Para mí es vergonzoso que hoy en día la religión sea la que sea, siga teniendo control sobre millones de personas.

Y dicho esto termino pidiendo a todos aquellos que sean conscientes del peligro que podemos correr, que antes de votar lea los programas de los partidos políticos y que no de su voto a aquellos que incluyan la protección del islamismo. Normalmente suelen ser los partidos de izquierdas los que mas lo protegen.



No hay comentarios:

Publicar un comentario