lunes, 11 de enero de 2016

MAS VALE ESTAR SOLO QUE MAL ACOMPAÑADO

COSAS DE GELY


 

He llegado a la conclusión que vivir solo y saborear la soledad no es tan malo como pretenden hacernos creer. ¿Por qué digo esto?, porque pienso que las relaciones humanas son muy difíciles y casi siempre acaban mal, de manera que considero que ante la dificultad de relacionarme con personas que nada me aportan y que no tienen nada en común conmigo tanto religiosa como políticamente etc. pienso que es preferible vivir a solas con mis fantasmas, ya que estos me dan menos miedo que compartir mi vida y mi tiempo con gente con la que no me siento agusto y con la que no tengo nada que compartir. 

Sé que tal decisión puede ser causa de soledad, pero ante tal situación, que se, es algo que requiere de un fuerte aprecio y consideración hacia mí misma, me pregunto lo siguiente: ¿Qué es peor, vivir sola o aguantar las cabronadas y estupideces de muchos de los que me rodean? pues bien, yo elijo vivir sola, aunque para  ello necesite algo de entrenamiento. 

Sé que cuando una persona está sola pueden abordarle fácilmente sentimientos de inseguridad o miedo, ¿pero, quién no ha experimentado esto aun estando en compañía?, estoy convencida que todos hemos pasado por ello alguna que otra vez. 

La soledad hoy, como casi todo también ha cambiado y estar solo o vivir solo, no supone algo triste y desfavorable, sino, que se ha convertido en una elección y yo diría que hasta en una bendición para muchos.

Todos sabemos que nacer y morir son cosas que cada ser humano hace totalmente solo. ¿Por qué entonces, por narices hay que vivir en pareja o en familia durante el corto transito de nuestras vidas? ¿Quién fue el listorro que decidió que esto debería ser así? Es repugnante comprobar, como tal costumbre ha inducido durante siglos a mucha gente a llevar una vida que realmente no quería. Es deprimente ver como el "qué dirán", se convierte en una losa difícil de soportar en ocasiones.

Personalmente yo me adhiero firmemente a la frase "Más vale estar solo que mal acompañado" es una expresión muy sabia. Actualmente son muchas las personas que eligen estar solas, sin que por ello sus vidas sean tristes y aburridas. Hoy las posibilidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías nos permiten mantenernos en  contacto con todos aquellos que deseemos en cualquier lugar del mundo. Preservando de gente molesta el ámbito más íntimo de nuestro hogar.

No me cabe la menor duda que la soledad y el recogimiento puede ser un modo eficaz de curar emociones y diría que en mi caso me ha llevado a la calma y a eso que los psicólogos llaman salud mental. 

Queridos amigos anónimos: No hay que tener miedo a la soledad puesto que ésta es una compañera siempre fiel y leal que abre todo un mundo de posibilidades, siempre que se sepa aprovechar. A los que  hay que tener miedo es a esos que dicen ser tus amigos y te traicionan, a esos que solo te buscan cuando les interesa, a esos que te dan palmaditas en el hombro y por detrás te despellejan. A esos sí que hay que tenerles miedo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario