lunes, 23 de noviembre de 2015

LA RELIGIÓN EL OPIO DEL PUEBLO

COSAS DE GELY


Karl Marx dijo: “La religión es el opio del pueblo”, pienso que tenía razón, el significado de esta frase más o menos quiere decir, que la religión es un  narcótico que mantiene a los practicantes como tontos viviendo en un mundo manejado por otros.

La religión adormece, es como un tranquilizante para que nadie se queje ni haga o tome las decisiones que deben tomar.

Por ello cuando los partidos políticos llegan al poder,  sean estos del color que sean siempre apoyan a la religion, lo hacen porque le es útil para la consecución de sus planes. La religión mantiene a la gente adormecida y cuando eres atrapado por ella  no te deja ver la realidad.

La religión alimenta el conformismo de los sometidos, que se creen libres de pero distan mucho de serlo.

La miseria religiosa, es la expresión de la miseria real. La religión es la cárcel invisible de las criaturas oprimidas, el corazón de un mundo sin corazón, el espíritu de una situación carente de espíritu. Es como dice Karl Marx el opio del pueblo. 

La religión es un resultado de la injusta organización social, dotada de una aparente santidad pero que de santa no tiene nada. En cuanto al "opio del pueblo", la religión adormece al pueblo y falsamente conduce sus energías hacia un más allá inexistente. Lo más infame y triste de la religión es que dificulta la comprensión de la realidad, y hace que sus practicantes vivan alejados de un mundo real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario