viernes, 18 de septiembre de 2015

LUNA DE SANGRE LA NOCHE DEL 27 AL 28 DE SEPTIEMBRE

COSAS DE  GELY





Un eclipse lunar total ocurrirá el 28 de septiembre del 2015, siendo el segundo de los dos eclipses lunares totales de 2015, el siguiente eclipse total no ocurrirá hasta enero de 2018.
La luna de sangre es meramente un efecto óptico que se produce cuando nuestro planeta se interpone entre el Sol y la Luna. 

Foto: Russia Today

En los últimos meses han circulado por internet fuertes rumores acerca de la " luna de sangre", que especulan que la misma podría ser el presagio de un esteroide gigante que chocaría con la Tierra en septiembre, provocando un apocalipsis.
 
Expertos de la NASA se han visto obligados a comentar sobre estas creencias-
 
El mundo puede dormir tranquilo. Los rumores no tienen ninguna base científica, afirma la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE. UU. (NASA), citada por el diario británico Mirror.
 

Según el sistema Sentry de esa organización, todos los asteroides conocidos hasta el momento tienen menos del 0.01% de po­sibi­li­dades de chocar con nuestro planeta en el curso de los próximos 100 años.

“De hecho, no existe ningún objeto grande que podría colisionar contra la Tierra en cientos de años”, insiste un experto de NASA, citado por Mirror.

Numerosos blogs y publicaciones web han afirmado en los últimos meses que un asteroide presagiado por la “luna de sangre” impactará la Tierra en algún momento entre el 15 de septiembre y el 28 del mismo mes. Uno de los rumores más comentados sostiene que un asteroide impactará el planeta azul cerca de las costas de Puerto Rico, provocando un terremoto y un tsunami que destruirían las Américas, generando probablemente un apocalipsis.

Los autores de esta teoría apocalíptica, se­gún Mirror, son los pastores cristianos John Ha­gee y Mark Biltz, de EE.UU. Su hipótesis original afirma que la tétrada de eclipses o “lunas de sangre” consecutivas que comenzaron en abril del 2014 nos a­lerta del fin de los tiempos que se describe en Hechos 2:20 y Apocalipsis 06:12 de la Biblia.

En realidad, la “luna de sangre” es meramente un efecto óp­tico que se produce cuando nuestro planeta se interpone en­tre el Sol y la Luna, y el satélite se sitúa en la zona más oscura de sombra de la Tierra. En otras palabras, se da un eclipse lunar total. En estos casos, la Luna se tiñe de un color rojo mortecino debido a la difracción de la luz del Sol al pasar por la atmósfera celeste de nuestro planeta.




No hay comentarios:

Publicar un comentario