domingo, 26 de julio de 2015

¿QUE ES EL DEISMO?







 


El deísmo es la creencia en un ser supremo, que permanece desconocido e intocable. Dios es visto simplemente como la "primera causa" y el principio subyacente de racionalidad en el universo. Los deístas creen en un dios de la naturaleza -- un creador no interactivo -- que permite que el universo se gobierne a sí mismo de acuerdo con las leyes naturales. Como un "dios relojero" que inicia los procesos cósmicos, el universo avanza, sin necesitar la supervisión de Dios. El deísmo cree que leyes precisas y fijas definen el universo como auto-operante y auto-explicativo. Estas leyes se revelan a sí mismas a través de "la luz de la razón y de la naturaleza". Confianza en el poder de razonamiento intercambia la fe por la lógica humana. He aquí algunos ejemplos de razonamiento deísta:
Dios es identificado a través de la naturaleza y de la razón, no de la revelación. Los deístas que creen en Dios, o al menos en un principio divino, siguen unos pocos, si acaso, de los principios y prácticas del cristianismo, judaísmo, o de cualquier religión creyente en un Dios personal. Cualquier dios deísta es una entidad eterna cuyo poder iguala a su voluntad.
Algunos deístas creen en Jesucristo, mientras que otros no. La mayoría de los deístas estiman las enseñanzas de Jesús.
La Biblia no es aceptada como la infalible Palabra de Dios. Los deístas refutan evidencias de Jesús como la encarnación de Dios en la tierra. Ellos niegan la credibilidad de los escritos de los apóstoles o de cualquier escrito "inspirado por el Espíritu".
El deísmo no tiene credo, artículos de fe, ni libro sagrado. Ni Satanás, ni el infierno, existen, sólo símbolos del mal los cuales pueden ser vencidos a través del mismo razonamiento del hombre.
El hombre está calificado para decidir qué camino razonable seguir en lo referente a moralidad. Los deístas se auto proclaman "libres pensadores".
Los deístas rechazan revelaciones y visiones. En la vida iluminada de un deísta no hay lugar para tonterías de milagros y profecías.
El deísmo no necesita de ministros, sacerdotes, ni rabís. Todo lo que un individuo necesita es su propio sentido común y la habilidad de considerar su condición humana.





2 comentarios:

  1. Anónimo21:14

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo21:49

    Angelita, yo hoy tenía que llegar tarde a la comida del tío Pepe para sentarme a tu lado y DESCUBRIRTE, porque conocerte, te conocía ya. Me ha encantado la conversación y te aseguro que me has sorprendido muy agradablemente. Una cosa que he aprendido hoy es que soy Deista, y yo sin saberlo!! Jaja.
    Cuidate mucho y sigue escribiendo así.

    ResponderEliminar