jueves, 4 de junio de 2015

EL PAPA DE HITLER (Carta de Harry Truman a Pio XII

COSAS DE GELY




PUEDES LEER EL LIBRO ABJO

http://www.rulitostudio.com/papa.pdf

El Papa Pio XII, Hitler y el genocidio judío ¿Recta razón de la Iglesia?


Por: John Cornwell

Introducción de Carla Antonelli

Acabamos de rememorar el 60 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial y derrota del ejercito nazi. En estos días hemos tenido que escuchar cosas tan terribles como que el cardenal y arzobispo emérito de Barcelona, Ricard María Carles, ha hecho una comparación de España con Auschwitz. Ante tal atrevimiento se hace necesario recordar cual fue la postura de la Iglesia Católica, Vaticano y Pío XII ante el genocidio de los judíos en Europa. Por si fuera poco este fin de semana hemos tenido que oír de la Conferencia Episcopal Española el darnos dogmas de "la recta razón y moral"; no son ellos precisamente los mas indicados en esta materia pedagógica. A sus espaldas cabalgan crímenes contra la humanidad como los de la "Santa Inquisición" ó " Santo oficio", hoy llamado "Congregación para la doctrina de la fe", la inquisición nunca fue abolida por la Iglesia, solo actualizó su nombre a este ultimo, congregación dirigida hasta escasos días por el actual Benedicto XVI, o Ratzinger, que así se llamaba cuando era miembro de la juventudes nazis para mas tarde ser soldado de Hitler en las baterías antiaereas, pero bueno, esto ultimo es otra historia a la que dedicaremos un capitulo aparte en breve.

En este acto de rememoración ofrecemos un articulo de John Cornwell, autor del libro "El Papa de Hitler", que hace un recorrido por la vida de Pio XII, su antisemitismo y escandaloso silencio ante el genocidio de millones de judíos, gitanos, homosexuales y transexuales durante la segunda guerra mundial y la "solución final" de Hitler y su ejercito nazi .

Ya hubieran dicho la mitad de lo que han vertido en contra de los matrimonios homosexuales durante el genocidio nazi, cientos de miles de vidas se hubieran salvado; pero no, ante Hitler, Franco, Pinochet, Videla o Mussolini se caracterizaron por su ambigüedad, falta de contundencia y vergonzoso silencio, o en cohabitación cómplice directa. Como Jorge Arturo Agustín Medina Estévez que apoyó sin reservas a la dictadura del general Augusto Pinochet.

También los apoyos de los papas Pio XI, Pio XII y Juan XXII que dan su bendición especial a Franco en su golpe militar y guerra fraticida entre españoles:


"a los que se habían impuesto la difícil y peligrosa tarea de defender y restaurar los derechos y el honor de Dios y de la Religión" (Pío XI, Castelgandolfo, 1936).

"España (...) acaba de dar a los profetas del ateísmo materialista de nuestro siglo la prueba más excelsa de que por encima de todo están los valores de la religión y del espíritu" (Pío XII, 1939).

"Franco da leyes católicas, ayuda a la iglesia, es un buen católico: ¿Qué más se quiere?" (Juan 23, 1960).

Cuando Mussolini decidió lanzarse a una guerra de conquista, contra Etiopía, Pio XII aprobó que aquellas modernas armas de fuego que iban a masacrar africanos armados de lanzas y cuchillos, fueran bendecidas por cardenales cercanos a la sede de San Pedro. El cardenal Schuster, de Milán, proclamó la expansión fascista en África como "una guerra santa".

Nunca estuvieron más cerca, física y espiritualmente, las FF.AA. en Argentina y la Iglesia como a partir del golpe del 24 de marzo de 1976. "La Jerarquía apoyó el sistema de la desaparición de personas en forma teórica y práctica. Teóricamente, por medio de la Teología de la Dominación que legitimó la Doctrina de la Seguridad Nacional, como se ha considerado, y prácticamente, con el servicio del Vicariato Castrense, el cual, por medio del Vicario Adolfo Tortolo hasta 1982 y José M. Medina desde entonces; del Provicario Victorio Bonamín y de los 250 capellanes militares prestaron la debida "asistencia espiritual" a los desaparecedores. Debe tenerse en cuenta que el Vicario Castrense es elegido ‘por la Santa Sede de acuerdo con el Presidente de la República’. Si tenemos en cuenta el conocimiento abundante que el Papa tenía de la existencia de las desapariciones y de los centros clandestinos, se debe concluir que la Santa Sede dio su apoyo legitimador al sistema de las ‘desapariciones’"


Cuestiones bastantes indicativas para hacernos una ligera idea de quienes hoy son tan atrevidos como para erigirse en defensores de " la recta razón y moral ". La vergüenza debería ser el XI mandamiento y carecer de ella pecado capital.

Fuente:





5 comentarios:

  1. Es la clave del atraso de la humanidad El daño hecho por la Iglesia llamada Católica. Bien traído el libro Gely

    ResponderEliminar
  2. Sin toda esta cuadrilla de desalmados chupopteros el mundo hubiera ido mucho mejor

    ResponderEliminar
  3. Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; y en su frente un nobre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. (Apoc.17: 4 y 5)

    ResponderEliminar
  4. STO ES FALSO:

    Esta supuesta carta es completamente falsa. De hecho la fundación Truman ha desmentido la autenticidad de semejante correspondencia.

    Esta carta no fue escrita por el Presidente Truman ni fue enviada al Papa. Esta carta apareció como parte de un editorial en la Revista Converted Catholic Magazine, de Nueva York, volumen 8, número 9, noviembre de 1947, pagina 268-270. En la introducción al editorial los redactores de la revista indican que esto es lo que les gustaría que Truman hubiera escrito al papa.

    En 1959 el propio Truman ya desmintió su autoría e indicó que la tal carta era un infundio y que él jamás escribió ni escribiría semejante despropósito. incluso lo comunicó por escrito al Departamento de Estado.

    Si bien es cierto que el presidente Truman resulta por muchos motivos un personaje deleznable no lo es al menos por haber escrito semejante carta, grosera, injuriosa e insultante...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ESTO NO ES FALSO: Lo que ocurre es que los seguidores de la iglesia no quieren admitir nada que la perjudique a esta, la iglesia esta llena de gente corrupta, Sor Maria ladrona y vendedora de niños, la iglesia es avariciosa y no se desprende de ninguno de sus tesoros predican la caridad, pero ella sigue amasando riquezas, predican que hay que ser puros y esta llena de pederastas. Tu como el resto de los Católico defendeis lo indefendible, o sea a una iglesia corruta y ponzonñosa llena de vicio y corrupción. Y aunque te duela Pio XII fue el Papa de Hitler

      Eliminar