jueves, 26 de marzo de 2015

LA MEDITACIÓN NO VA DE ESO

COSAS DE GELY





“Tanto en las sesiones de meditación como en la vida cotidiana es preciso darnos cuenta de qué prácticas hacen que la claridad, el bienestar y la confianza crezcan y cuales simplemente hacen que lo que crezca sea la sensación de que tienes un problema… En la meditación el conflicto surge cuando uno empieza a pensar: "¡Ajá!, por fin lo he logrado. A fin de cuentas se trataba de esto". Es posible que en ese momento empiece uno a desviarse del camino.

Es muy fácil, para un occidental que nunca ha practicado antes la meditación, verse abrumado al experimentar ciertas situaciones durante la meditación pensar: "¡Caramba! De esto debe de ir la cosa".

Si uno acudiera a un maestro de meditación, éste seguramente se encogería de hombros y diría: "Sí, esas cosas pasan cuando la gente se sienta a meditar. No te preocupes. La meditación no va de eso".


La razón por la que el maestro diría algo así es porque existe la posibilidad de que uno empiece a pensar que lo importante es tener esas experiencias y les dé demasiada importancia. Uno puede empezar a crear un mundo fantástico a partir de estas sensaciones. Puede que este sea un mundo muy placentero, pero el budismo no consiste en eso. El budismo trata de apreciar por igual todo lo que se experimenta.





No hay comentarios:

Publicar un comentario