sábado, 28 de marzo de 2015

HELENA PETROVNA BLAVATSKY AUTORA DE LA DOCTRINA SECRETA

COSAS DE GELY



HELENA PETROVNA BLAVATSKY


No existía algo, ni existía nada;
El resplandeciente cielo no existía;
Ni la inmensa bóveda celeste se extendía en lo alto.
¿Qué cubría todo? ¿Qué lo cobijaba? ¿Qué lo ocultaba?
¿Era el abismo insondable de las aguas?
No existía la muerte; pero nada había inmortal.
No existían límites entre el día y la noche
Sólo el Uno respiraba inanimado y por Sí,
Pues ningún otro que Él jamás ha habido.
Reinaban las tinieblas, y todo el principio estaba velado
En obscuridad profunda; un océano sin luz;
El germen hasta entonces oculto en la envoltura
Hace brotar una naturaleza del férvido calor.

¿Quién conoce el secreto? ¿Quién lo ha revelado?
¿De dónde, de dónde ha surgido esta multiforme creación?
Los Dioses mismos vinieron más tarde a la existencia.
¿Quién sabe de dónde vino esta gran creación?
Aquello de donde toda esta creación inmensa ha procedido,
Bien que su voluntad haya creado, bien fuera muda,
El más Elevado Vidente, en los más altos cielos,
Lo conoce, o quizás tampoco, ni aun Él lo sepa.
Contemplando la eternidad …
Antes que fuesen echados los cimientos de la tierra,

Tú eras. Y cuando la llama subterránea

Rompa su prisión y devore la forma,
Todavía serás Tú, como eras antes,
Sin sufrir cambio alguno cuando el tiempo no exista.
¡Oh, mente infinita, divina Eternidad!

SATYÂT NÂSTI PARO DHARMAH

“No hay Religión más elevada que la Verdad”




HELENA PETROVNA BLAVATSKY

AUTORA  DE LA DOCTRINA SECRETA



Nació el 30 de julio de 1831 en Yekaterinoslav, Dnipropetrovs'k (Ucrania). A los 16 años se casó con un hombre mucho mayor que ella, al que abandonó poco tiempo después. Durante mucho tiempo viajó por Europa, Asia y Estados Unidos. A lo largo de su vida, dio siete veces la vuelta al mundo. Afirmó que había estudiado durante siete años con los mahatmas hindúes durante su estancia en Oriente. Se salvó de morir ahogada en el mar y se convirtió al espiritualismo declarando que poseía poderes físicos. En 1873 viajó a Nueva York y en sólo dos años se convirtió en una de las principales fundadoras de la Sociedad Teosófica, un activo grupo internacional de ocultistas que creían en la reencarnación como etapa necesaria para alcanzar la inevitable y definitiva purificación de la humanidad. Con la nacionalidad estadounidense se estableció en la India en 1878. Entre sus obras destacan: La Voz del Silencio, Narraciones Ocultistas, El país de las Montañas Azules, La Clave de la Teosofía, Isis sin Velo, la Doctrina Secreta, el Glosario Teosófico y cientos de artículos publicados en numerosas revistas del mundo. Falleció el 8 de mayo de 1891.




No hay comentarios:

Publicar un comentario