lunes, 15 de diciembre de 2014

EL CAMINO DE LA LIBERACIÓN

COSAS DE GELY




EL CAMINO DE LA LIBERACIÓN

Según el budismo, el camino de la liberación nació para ayudar a todos aquellos que desean verdaderamente ser libres, guiando a cada persona a dar los pasos necesarios dentro de sí mismo para poder vivir feliz, en paz y libertad.

El camino de la liberación es el sueño que todos los seres tenemos de poder vivir realizados y libres de todo sufrimiento, tanto interior como exteriormente.

El Camino de la liberación es tomar conciencia de nuestro camino interior y descubrir nuestro poder interno, para así poder elegir conscientemente y vivir aquello que queremos en nuestras vidas, dejando de lado aquello que ya no sirve y abrir las puertas a lo nuevo.

Todos nacemos libres, por ello debemos tener el coraje para elegir el camino que pueda liberarnos de los opresores, que nos gobiernan, si no lo hacemos, la insatisfacción reinara dentro de cada uno de nosotros. Todos los que somos conscientes, hemos podido comprobar cómo una y otra vez hemos sido gobernados y engañados por gente simple cuyo único interés es el poder y el dinero.

Debemos ser capaces ante tantas injusticias de cambiar nuestras manera de actuar y tener la valentía de plantar cara esos que nos mal gobiernan y usan el poder para vender y privatizar lo que es nuestro, lo que es de todos y sumir al pueblo en la miseria, en  favor de los amigotes que generalmente suelen ser los dueños de grandes empresas.


Todos ellos son el origen de nuestros males, por eso debemos encaminar nuestros pasos a arrinconarlos, ya que su mala gestión, es la causa del sufrimiento que hoy padece nuestra sociedad.

Podemos y debemos ser capaces de encauzar nuestras acciones a hacerles perder el sitio privilegiado

No tendremos paz hasta que echemos a esos déspotas del sistema antidemocrático que actualmente tenemos. Mientras esta oligarquía decida y esté en el poder, el pueblo español no encontrara sosiego. Sus infamias son causa de muchas desdichas, estoy convencida que sin ellos seremos capaces de conseguir un país mejor. Arrinconar a los que nos perjudican es bueno.

En nuestras manos esta poder cambiar el desastroso panorama que tenemos, si los ciudadanos queremos, esa posibilidad se puede volver realidad, pero para ello debemos alejarnos de ser fieles seguidores del bipartidismo que nos ha llevado a la ruina.


Estamos viviendo un dramático momento de nuestra historia, llegamos al fin de un ciclo de mucha confusión, actualmente vivimos en un mundo basado en la supervivencia, competencia y sufrimiento, todo ello ocasionado por la avaricia de unos pocos en detrimento de millones de seres que carecen de casi todo.

Dentro de poco con las próximas elecciones, los españoles tendremos la oportunidad de iniciar una nueva época, los viejos partidos deben desaparecer o por lo menos deben ser relegados a una minoría que no sea capaz de gobernar nunca más, todos  conocemos sus recetas y cuáles han sido las consecuencias. Estamos entrando en un nuevo tiempo y sería bueno que lográramos que ni PP ni PSOE consiguieran los votos suficientes, con los que puedan formar una coalición, ambos están corrompidos y no nos convienen, entre todos podemos conseguir marginarlos, de lo contrario sería continuar en el infierno actual.

Sueño con una España donde cada ciudadano pueda vivir con  ilusión, tenga lo necesario para vivir y sobretodo pueda tener algo de paz y sosiego.

La alternativa hacia un nuevo período, es nuestra responsabilidad, todos tenemos derecho a ser felices en esta vida y a poder llevar acabo algún que otro sueño, no se trata de vivir en un paraíso, se trata de hacerlo con algo más de dignidad, esa debe ser nuestra meta.

Nuestro objetivo debe ser desposeer a todos esos infames de sus cargos, desalmados que nos han gobernado tiránicamente y esto se consigue no votándoles.

Hasta que no desaparezcan del panorama político todos esos ególatras que someten a sus semejantes a penalidades e injusticias en este mundo no habrá paz.



Y como dice la escritora Barbara Walker: "La moral es simplemente no hacer daño a los demás. La amabilidad… lo resume todo". La mayoría de los librepensadores son humanistas, y basan la moralidad en las necesidades humanas, no en "absolutos cósmicos" imaginarios.



No hay comentarios:

Publicar un comentario