lunes, 20 de octubre de 2014

EL HOMBRE PRIMITIVO Y LA RELIGIÓN

COSAS DE GELY


>

EL HOMBRE PRIMITIVO Y LA RELIGIÓN

La religión no siempre existió en la historia de la humanidad, el hombre aprende a creer, y a elabora sus creencias a partir de ir descubriendo las fuerzas de la naturaleza para las cuales no tiene explicación. Cuando el hombre aparece en la naturaleza todo lo existente le asombra, porque no lo entiende, no sabe cómo explicarlo; busca respuestas para todos los fenómenos que se manifiestan a su alrededor, pero como carece de los conocimientos necesarios para explicarlos, recurre a respuestas fantasiosas. Que equivocadamente lo llevaran a dar una explicación a través de lo que hoy llamamos religión.


Antes de que llegara la religión tal y como hoy la conocemos, pasaron muchas etapas: el animalismo, panteísmo, superstición, animismo, espiritualismo etc.

El hombre primitivo o el recién nacido no tuvieron un gen religioso, se hace religioso, por lo tanto las religiones y sus dioses son creación del hombre.

Es muy difícil apartar esas ideas de las mentes de las personas, ya que les han sido impuestas hace miles de años y su ignorancia era tal, que lo acepto como la única explicación valida a todas sus dudas y preguntas.

El mundo primitivo, cuando el hombre aparece en la naturaleza, no entiende lo que le rodea; no comprende la naturaleza; el hombre es cazador, pescador y recolector, lo cual nos indica que su único enemigo era la naturaleza, lo cual le llevo a darse respuestas acordes con su nivel de desarrollo; por lo tanto lo único cierto es que el hombre fue un creador de mitos, mitos que más tarde lo llevarían a las diferentes manifestaciones religiosas.


Cuando el hombre apareció en la tierra su único enemigo era la naturaleza, no existía la propiedad privada ni el Estado, como tampoco las clases sociales, por lo cual su creencia en aquellos tiempos fue la búsqueda de una respuesta a lo que para él era indescifrable o sea la naturaleza.

El Animatismo surgió en un primer momento cuando el hombre no entiende la naturaleza ni se entiende así mismo. El hombre considera que todo lo existente tiene vida, no distingue entre lo vivo y lo inanimado; se considera idéntico a todo lo existente igual a los animales, a las plantas, a los seres inertes, etc. no ha desarrollado la capacidad de diferenciarse de ellos. Debe quedar claro que el animatismo no es todavía religión.


En la actualidad si nosotros vemos con detenimiento el comportamiento de una niña al jugar con sus muñecas, veremos que es una expresión del animatismo, ya que cree que las muñecas son igual que ella, que tienen vida.

El animatismo y el espiritualismo fueron el punto de partida de las religiones, en cuanto básicamente se creía que los animales y las cosas existentes poseían un espíritu (una fuerza vital) que les daba la vida. El hombre del paleolítico como no comprendía la naturaleza, lo “divinizaba” todo o lo convertía en espíritus, tales como el  espíritu de los mares, del sol, de la tierra, de los animales, etc. Esto se dio en la última etapa del paleolítico.


Me asombra que a pesar de los avances de la ciencia y de la humanidad, todavía haya gente que siga aferrada a cosas imaginarias surgidas en tiempos arcaicos, originadas por el desconocimiento de unos hombres asustados, por todo aquello que no comprendían, y todo aquello que no comprendían lo trasformaban en un dios. 



  

No hay comentarios:

Publicar un comentario