domingo, 7 de septiembre de 2014

VOLVEMOS A LA POSGUERRA

COSAS DE GELY




En las últimas semanas, los representantes de organismos de caridad de España, como el Caritas de la iglesia Católica, han comparado el hambre y la desesperanza en España hoy, producto de la austeridad asesina impuesta por la dictadura de la Troika y sus aliados, a la "década negra" o "años de hambruna" que caracterizaron a España en el período inmediatamente después de la guerra bajo el aliado de Hitler y dictador fascista, Francisco Franco.

¿Qué enfrentaba España en ese entonces? Según un estudio del 2010 de Miguel Ángel del Arco Blanco de la Universidad de Granada, los años de la década de 1940 "se registraron en la memoria del pueblo como 'los años de la hambruna'... el hambre y la necesidad de alimentar a sus familias dominaba la vida diaria de las masas españolas. Escapar del hambre sería la principal obsesión de la mayoría de la gente en los 1940".

 En 1946, hombres, mujeres y niños en los alrededores de Córdoba "se morían de hambre o de enfermedades producto de la desnutrición". En el sur de España "tal sufrimiento extremo llevaba a la desesperación y a un aumento significativo en el número de suicidios. Para algunas personas quitarse su propia vida representaba un acto consciente y decisivo para librarse de una situación insoportable".

 El 14 de mayo de 1939, un mes después del fin de la Guerra Civil, en la "Nueva España" de Franco se había establecido el racionamiento de alimentos. Lo que se suponía que sería una medida temporal, duró hasta 1952.
 La hambruna arruinó el sur de España. "En Sevilla había una hambruna por todos lados y una desnutrición extrema y en Málaga muchas muertes se atribuían al hambre".

Las personas sin hogar se veían por todos lados. "La gran demanda de viviendas significó que los grupos más pobres se vieron con pocas alternativas que no fuera vivir en casas arruinadas, cuevas, chozas, cabañas o, literalmente, en algunos casos, en un hoyo en el suelo. Las familias se apretujaban en donde podían... la crisis de vivienda llevó a que una gran cantidad de personas vivieran en las calles...".


 "Debilitados por el frío, las necesidades y el hambre, las clases bajas fueron presas con frecuencia de las enfermedades y dolencias... Muchas de las enfermedades que habían empezado a desaparecer antes de la guerra regresaron con virulencia durante este período: tifo, pelagra, edema por hambre, tracoma y malaria. Otras, como la tuberculosis, influenza y la difteria alcanzaron niveles sin precedentes".







No hay comentarios:

Publicar un comentario