jueves, 7 de agosto de 2014

PP$OE, una historia de privatizaciones en España

COSAS DE GELY


PP$OE, una historia de privatizaciones en España 
De repente, y casualmente cuando se encuentra en la oposición, al PSOE le ha entrado una gran preocupación por “lo público”. Se rasgan las vestiduras sus más insignes dirigentes nacionales, regionales y locales ante las privatizaciones que la derecha está acometiendo, aprovechando el viento que sopla a favor. Aunque a estas alturas pocos quedan que se crean estas poses hipócritas, no está de más recordar lo que PSOE y PP han hecho cuando se han encontrado en el Gobierno del país.


Cuando preguntaron a Felipe González, siendo presidente del Gobierno, su opinión respecto de las empresas públicas, su respuesta fue: “Son como tener un elefante en el patio de una casa”. Resumía muy bien con esta ingeniosa frase la postura que el Partido Socialista mantendría durante los largos años en que gobernó este país. El socialismo, entendido de esa forma por González, llevó a la privatización de setenta y siete empresas públicas, sin un plan explícito, con poca transparencia y con la única finalidad de hacer caja. Había que reducir el déficit y acercarse a los criterios de convergencia del Tratado de Maastricht.

En el año 1983 el Gobierno del Partido Socialista Obrero Español comienza la escalada de privatizaciones en nuestro país. Las más reseñables fueron SEAT (1983), ENASA-Pegaso (1990), ACESA-Concesionaria de autopistas (1987), en el campo de las energéticas se privatizó un 26% del capital de REPSOL (1989), también lo fueron parcialmente ENDESA (1988) y GESA (1986), y  ENCE en el sector de pasta de madera y papel. Además de las anteriores, la privatización parcial de Telefónica fue pionera en Europa, pues fue de las primeras empresas de telefonía en salir a los mercados, mucho antes que por ejemplo British Telecom. 



En los años 93 y 94, con los socialistas todavía en el poder, el Estado perdió definitivamente la mayoría de acciones de las grandes empresas: Repsol, Argentaria, ENDESA y Tabacalera. Para entonces Telefónica ya estaba privatizada en un 65%. En total, hasta 1996 se completaron dieciséis Ofertas Públicas de Venta de acciones (OPVs), que produjeron unos ingresos de más de 10.200 millones de euros (1,7 billones de pesetas). Mientras el Estado hacía caja y algunos un gran negocio, los EREs se multiplicaban y miles de trabajadores eran enviados al paro.


Los posteriores Gobiernos de José María Aznar terminarían con la liquidación definitiva de las participaciones que el Estado tenía en Telefónica, Repsol, ENDESA, Tabacalera, Argentaria, Red Eléctrica y Gas Natural. Más de sesenta empresas públicas fueron vendidas por un valor equivalente al 6,7% del PIB de la época. Estas ventas supusieron unos ingresos de 25.000 millones de euros, gracias a los cuales España pudo cumplir con los criterios de Maastricht y entrar en el euro, pan para hoy y hambre para mañana.

Si bien algunas de esas empresas privatizadas eran deficitarias, la gran mayoría eran y siguen siendo excelentes negocios. En concreto las de los sectores energético y de las telecomunicaciones, siguen acumulando beneficios de miles de millones de euros, a pesar de la crisis, y superaron entre todas ellas los 12.000 millones de euros en 2011. Telefónica, con más de 5.000 millones, seguida por Repsol y Endesa con más de 2.000, lideran el ranking de beneficios. Si el Estado tuviera bajo su control esas empresas, esos beneficios podrían ir a reducir el déficit, evitándose de esta forma los recortes que se están produciendo en áreas tan sensibles como la sanidad, la educación o los servicios sociales.


Con la práctica totalidad de empresas públicas del Estado vendidas, había que dar un paso para seguir haciendo negocio. Llegamos así a las comunidades autónomas y los ayuntamientos, sobre todo en las primeras, sanidad y educación son dos bocados apetecibles para quienes gustan de hacer negocios con el mercadeo de lo público. En el año 1997, Partido Popular y Partido Socialista aprueban la ley Ley 15/97 de Nuevas Formas de Gestión en la Sanidad, que abrió el camino legal que permitía privatizar la sanidad pública. Así las cosas, los gobiernos de las comunidades autónomas simplemente están aprobando leyes que desarrollan lo  contemplado en la ley 15/97 y siguen el camino que ésta había marcado. La derecha no duda en aprovechar la coyuntura y la legislación favorable para ir pasando a manos privadas, primero la gestión administrativa y en una segunda fase la gestión médica, como está sucediendo en la Comunidad de Madrid. En nuestra región, el gobierno de Mª Dolores de Cospedal no ha perdido tampoco la oportunidad de poner en venta la sanidad en Castilla-La Mancha y ya se ha abierto la puerta a que las empresas hagan negocio con nuestra salud. El objetivo de ganar dinero será prioritario para las compañías que presten los servicios.


Aznar y Felipe, dos ex presidentes con una jubilación de oro

Los servicios y empresas públicas son de todos, garantizan la igualdad de trato a todos los ciudadanos, anteponen los intereses de las personas a los puramente económicos y el bien común antes que el particular o privado. Con su privatización todos perdemos, o mejor dicho casi todos perdemos. 


Ante estas constataciones ya históricas y a la vista de la postura que hoy observamos en algunos dirigentes socialistas, intentando convencernos de que defienden lo público, cabe recordar lo que decía Ernesto Guevara: "lo que interesa son los hechos; las palabras que no concuerdan con los hechos no tienen importancia".


Más información:

http://www.sepi.es/default.aspx?cmd=0001&IdContainer=49  (Privatizaciones de 1984 a 1996)

http://vimeo.com/54678290 ('Oligopoly: el juego de la energía', Salvados)

http://evidalmartinez.blogspot.com.es/2010/09/privatizacion-de-telefonica.html (Privatización de Telefónica)

http://www.casmadrid.org/index.php?idsecc=index (Privatización Sanidad en Madrid)



2 comentarios:

  1. Secundo totalmente.
    Me parece que más de unos tenemos el mismo pensamiento

    https://www.facebook.com/photo.php?fbid=272481452950592&set=a.237580763107328.1073741829.100005662171048&type=1

    https://www.facebook.com/photo.php?fbid=272425169622887&set=a.237580763107328.1073741829.100005662171048&type=1

    https://www.facebook.com/photo.php?fbid=272282989637105&set=a.237580763107328.1073741829.100005662171048&type=1

    Lo que no entiendo es por qué no protesta más gente y por qué ningún juez dice nada.

    ResponderEliminar
  2. sencillamente porque en este país desgraciadamente no funciona nada y la justicia brilla por su ausencia

    ResponderEliminar