martes, 17 de junio de 2014

ASTURIAS MITOLÓGICA

COSAS DE GELY






El mito es un relato que versa sobre el nacimiento, la vida o algunos hechos de los antiguos dioses, semidioses, héroes y otros personajes que representan a fuerzas de la naturaleza y que era creído antes de la propagación del cristianismo. El cristianismo ha sido y es una religión fatídica que ha destruido y sigue destruyendo el conocimiento de los pueblos. El cristianismo una vez mas ha sido el culpable de que muchas culturas pierdan su vigencia mágico-religiosa y se conviertan en leyendas, cuyo contenido aún puede ser tenido como posible por la comunidad que la transmite.

Los mitos y las leyendas se han transmitido por vía oral, formando parte de un conjunto legendario que constituye una más de las herencias culturales. La tradición asturiana ha transmitido el recuerdo de varios seres míticos en su mayor parte relacionados con algunas de las fuerzas naturales que ya definían los antiguos, como son el agua, la tierra, el aire o el fuego del hogar. Del legendario mítico asturiano forman parte personajes como las xanas, las sirenas, el cuélebre, los moros, el nuberu, el trasgu, el diañu burlón, el busgosu, el hombre lobo y otros más, cuyas leyendas y sucedidos se han transmitido durante siglos, contados las más de las veces al calor y luz del hogar, centro de la vida familiar hasta tiempos muy recientes.

Diversas creencias y supersticiones aún siguen vigentes en la sociedad actual, no sólo en lo que queda del antiguo mundo rural, sino en la moderna sociedad urbana que consulta horóscopos o videntes o cree en la buena o mala suerte.

La mayor desgracia para muchas de las culturas de este mundo, ha sido la intromisión de la Iglesia Católica. Su prepotencia y fanatismo ha sido la causa de la desaparición de muchas de ellas, privándonos de  maravillosas historias y leyendas, para imponernos las suyas, que en la mayoría de los casos son más inverosímiles. No puede haber nada más ilusorio que pretender hacernos creer (a la fuerza) en un dios invisible y creador de todas las cosas y que una pobre mujer llamada Eva es la culpable de que toda la humanidad por los siglos de los siglos, seamos unos pecadores nada más nacer. Esa es la cultura de la Iglesia cristiana y del terror, que ve la maldad en todas partes. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario