jueves, 6 de marzo de 2014

FILOSOFÍA SINTEMOR NI TEMBLOR CAPITULOS III ARRIBA Y ABAJO: LOS DOS HEREDEROS

COSAS DE GELY



ARRIBA Y ABAJO: LOS DOS HEREDEROS

 Sócrates converso durante años con sus conciudadanos atenienses, hizo mil preguntas, replico ingeniosamente a sus interlocutores; pero nunca escribió nada. A lo largo de los siglos se han compuesto miles de libros sobre él, pero él no escribió ninguno, ni siquiera unas pocas páginas explicando su forma de pensar. ¿Cómo podemos saber entonces lo que realmente dijo? La verdad es que no podemos estar seguros de esto. Algunos de quienes le escucharon tomaron nota de sus palabras, así como de sus gestos y su forma de comportarse: estos fueron los primeros que escribieron sobre él y los que han venido luego se han basado en su testimonio. Lo mismo pasó con otros maestros en el campo de la religión como Buda o Jesucristo. Su testimonio no nos han llegado directamente de su puño y letra, si no de lo que de ellos cuentos varios de sus discípulos. Quizás no todos estos oyentes sean igualmente fiables, pero con lo que dicen unos y otros podemos hacernos una idea razonablemente aproximada de cómo fueron y que enseñaron estos notables personajes. En el caso de Sócrates quien mejor escribió sobre él fue uno de sus seguidores más constantes Platón, en realidad se llamaba Aristocles pero todos le conocían por Platón, porque era muy corpulento y tenía anchas espaldas. Se trataba de un joven de muy buena familia que conoció a Sócrates cuando tenía 18 o 19 años y quedo fascinado con él. Procuraba seguirle a donde fuese y no se perdía ni uno de sus improvisados debates con los ciudadanos atenienses. Cuando Sócrates murió Platón se propuso escribir todo cuando recordaba de este extraño maestro (un maestro que no quería se maestro de nadie) y mostrar lo mejor que pudiera el encanto y la inteligencia de su permanente interrogación en busca de la verdad. Sin duda el propósito de el era impedir que Sócrates cayera en el olvido y demostrar lo injusta que fue su condena.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario