lunes, 10 de febrero de 2014

NASA EL EFECTO INVERNADERO

COSAS DE GELY



SEGÚN ESTE VIDEO, ASÍ SE HA IDO CALENTANDO LA TIERRA A TRAVES DE LOS AÑOS

por Jerome C. Glenn

Las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) provocadas por el hombre equivalen a 49,5 gigatoneladas de CO2 al año. La naturaleza absorbe la mitad en este periodo, pero su capacidad de hacerlo se está reduciendo. Los recursos de los ecosistemas de todo el mundo se agotan a un ritmo mayor que la regeneración que permite la naturaleza. La temperatura del mundo se incrementa más rápidamente que las últimas previsiones del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC).

Según la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA), los seis primeros meses de 2012 fueron los más calurosos en Estados Unidos desde que se comenzara a registrar la temperatura en 1895. Los glaciares se están derritiendo, los casquetes polares disminuyen de grosor y los arrecifes de coral están muriendo.

Los glaciares se están derritiendo, los casquetes polares disminuyen de grosor y los arrecifes de coral están muriendo

El vertiginoso crecimiento poblacional y económico de los últimos cien años ha reducido las condiciones medioambientales que favorecen la vida en el planeta y el impacto en los próximos cien años podría ser aún mayor. Es el momento de establecer un programa de I+D entre Estados Unidos y China, de carácter global y a diez años, al estilo Apollo, para detener el cambio climático. Estos dos países son los mayores emisores de GEI y poseen las economías más fuertes. Un programa conjunto de este tipo –con la incorporación de otros países– podría acelerar el desarrollo de nuevas tecnologías, como coches eléctricos, agricultura en agua salada, captura y reutilización del carbono, satélites solares, carne de animales sin hormonas, trenes de levitación magnética, ecología de sistemas urbanos y una inteligencia colectiva sobre el cambio climático, lo que facilitaría una mejor toma de decisiones y el seguimiento de las mismas.

Es el momento de establecer un programa de I+D entre Estados Unidos y China, de carácter global y a diez años, al estilo Apollo, para detener el cambio climático

Estas tecnologías tendrían que servir de complemento a otras políticas clave, como el establecimiento de impuestos sobre el dióxido de carbono, la fijación de topes máximos, la reducción de la deforestación, las eficiencias industriales, la cogeneración, el ahorro de energía, el reciclaje y el traslado de los subsidios gubernamentales de los combustibles fósiles a las energías renovables.



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario