miércoles, 15 de enero de 2014

EL VIRUS DE LA RELIGION

COSAS DE GELY



EL VIRUS DE LA RELIGION
Es desolador contemplar cuánta gente rechaza los hechos simplemente porque no son de su gusto. Incluso entre gente inteligente y bien educada, hay quien es capaz de negar evidencias claras e irrefutables, simplemente porque entran en conflicto con sus creencias. Quiero comenzar aquí, porque me he dado cuenta que este sencillo problema es el que crea un océano entre los Ateos y creyentes sobre el que no es posible construir puente alguno. Digo esto porque personas que yo consideraba educadas e inteligentes,  en un par de ocasiones  cuando ha surgido este tema han perdido las formas y me han dejado con la palabra en la boca apartándose de mi lado como si fuera una apestada,  cosa esta, que me ha hecho cambiar la opinión que tenia de ellas, con respecto a su educación e inteligencia.

Hoy me apetece escribir modestamente sobre esto después de haber visto el video Richard Dawkins llamado El virus de la fe:
Según Arthur C. Clarke

La mayor tragedia en toda la historia de la humanidad podría haber sido el secuestro de la moralidad por parte de la religión. Creo que tiene razón.

Mucha gente, probablemente la mayoría de los habitantes del mundo, sigue creyendo realmente que Dios es el origen de la moralidad, pero esto no es más que un invento de las religiones Abrahamicas  judaísmo, cristianismo e islam. Estas religiones llevan siglos difundiendo  la idea de que la moralidad es imposible sin Dios
Otra de las muchas petulancias de la iglesia son sus afirmaciones de que la moralidad aparte de la religión no es posible. O sea que pretenden hacernos creer que solo puedes tener moral, si perteneces a una confesión o institución religiosa. ¡Cuánta hipocresía y cara  dura tienen! Solo tenemos que pararnos a  pensar un poco en los pederastas que militan en sus filas y en todas las sor Marías ladronas de niños que tienen a buen recaudo dentro de sus conventos.
De manera que si eres ateo o no practicas una religión, no sólo no tienes moralidad, sino que nunca podrán tenerla.
Llegados este punto, cualquiera estará esperando que saque el tema de la Inquisición Española, la esclavitud, las cruzadas, bla, bla. Estos ejemplos, los cuales los ateos aman documentar hasta el infinito, demuestran claramente que la religión no garantiza un comportamiento moral. Y, por supuesto, a los cristianos les encanta hacer lo propio con Hitler, Stalin, y otros presuntos ateos que han cometido crímenes igualmente abominables. Y también tienen razón.
Estos ejemplos simplemente ilustran que hay religiosos y ateos que simplemente no viven de acuerdo al modelo de su creencia. Es decir, que religiosos y ateos son simplemente humanos. Nada más y nada menos.
Me revuelve las tripas pensar en la desfachatez de las afirmaciones de la Iglesia Católica Apostólica y Romana a pesar de su sangrienta y oscura historia. Una cosa es saber la diferencia entre el bien y el mal, y otra comportarse diabólicamente. Pero la Iglesia Católica Romana y de hecho todas las religiones cristianas hacen una afirmación más demencial. Proclaman que los ateos no pueden comportarse moralmente. Afirman que cualquier moralidad encontrada en un ateo es simple moralidad de pega, aprendida por haber vivido cerca de una sociedad dominada por la religión.
Así que, resumiendo:
La religión rechaza hechos probados simplemente porque no están de acuerdo con sus proposiciones.
La religión afirma que los ateos y aquellos a los que no les interesa ningún tipo de religión, no pueden comportarse moralmente.
Con estas premisas, ¿sigue resultando extraña la discriminación a la que los ateos y todos aquellos que no creen en los credos de las distintas religiones son sometidos por estas? ¿Quién mierda se han creído que son?
Un último pensamiento. Está claro que el problema moral lo tienen los practicantes religiosos. Ya que la mayor parte de los ateos y no creyentes, no tienen nada en contra de las creencias religiosas en sí mismas a no ser que resulten discriminatorias, dañinas o simplemente que dichas creencias no sean ciertas y violen la lógica de las leyes del universo. Un ateo nunca afirmará que la gente religiosa no puede comportarse de forma moral, ni que ser ateo te hace automáticamente más moral que cualquier persona de fe. Y sin embargo, esta es la posición oficial de la Iglesia Católica Romana con respecto a la moralidad del ateo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario