viernes, 15 de noviembre de 2013

LA IGLESIA CONTRA LA CIENCIA

COSAS DE GELY



Está claro que la ciencia avanza para solventar los problemas de la humanidad. Como también esta claro que la religión está ahí para impedirlo y poner todo tipo de trabas a nuestro derecho a hacerlo.

Donde estarían muchos de los trasplantados de corazón, pulmón hígado etc. Y todos aquellos que llevan prótesis de cadera, rodilla y algún que otro artilugio sofisticado como marcapasos etc.

¿Quién es la iglesia para oponerse a todo esto? Mas le valdría ocuparse de sus múltiples problemas de pederastia, avaricia, etc. y dejar tranquila a la gente que no quiere saber nada de ella y no pertenecen a su religión.

La iglesia y sus militantes lo tienen muy fácil, no les interesa el progreso científico, pues que no hagan uso de él. Pero estoy convencida que detrás de toda de esa hipócrita oposición a la investigación científica, tanto con células madre, como con las practicas abortivas etc. los católico son los primeros en hacer uso de ellas.

La iglesia proclama llena de orgullo que hay más de “mil millones” de católicos en el mundo, me quedo con la esperanza de que actualmente hay seis mil y pico millones más que no lo son ni piensan como ellos, y con la certeza de que de esos mil millones, la mitad piensa como yo aunque la iglesia no quiera admitirlo.   
La iglesia en vez de oponerse a ciertas investigaciones científicas, haría mejor en ocuparse de aclarar la colaboración de muchos de sus miembros  como monjas y sacerdotes en el robo inhumano de cientos de miles de bebes a sus legítimos padres, para dárselos a sus amates y ricos feligreses, eso es peor que investigar con células madres.

Hay que estar loco para pertenecer a semejante institución, aquellos que permanecen en ella y no la dejan están colaborando a que dicha institución continúe existiendo.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario