lunes, 4 de noviembre de 2013

¿FUE JESUS UN SALVADOR O UN MAESTRO?

COSAS DE GELY



¿Fue Jesús un salvador o un maestro?
¿Vino Jesús aquí para salvarnos o fue para enseñarnos a salvarnos?
 
De la manera que fuera salvando o cuidando a las personas es un alto propósito, pero enseñar a las personas a salvarse o a cuidar de ellas mismas y unas a otras es un propósito todavía más alto. Creo que Jesús más bien intentó enseñar a las personas a pensar por ellas mismas y a que se amaran las unas a las otras, pero la Cristiandad torció sus palabras diciendo que tenemos que confiar siempre en un solo gobernante supremo que nos cuide y nos salve cada vez que cometemos errores.
 
Aquéllos que no aprenden a valerse por sí mismos necesitarán que alguien los cuide por el resto de eternidad, mientras que aquellos que son capaces de cuidar de sí mismos, no sólo pueden atenderse a ellos mismos, sino que pueden enseñar a otros a hacer lo mismo, de este modo la humanidad crece y evoluciona. Pero esto es lo que no quiere la religión que la humanidad crezca y evolucione, porque entonces los líderes religiosos ya no tendrían trabajo
 
 Si Jesús realmente nos hubiera enseñado a confiar sólo en él para salvarnos, y a obedecer ciegamente las reglas simplistas de un Dios invisible, entonces él hubiera sido un maestro muy deficiente.

 Los humanos que no comienzan a pensar por sí mismos y se entregan exclusivamente a las doctrinas y dogmas de la religión, nunca progresarán. 

 Los seguidores de la religión posiblemente puedan preguntarse, ¿cómo puede ser posible que sea mala la religión si ensalza a nuestro Dios?, pero una vez una persona haya aprendido acerca de las verdades más altas del cosmos,  que el concepto de Dios celoso, enfadado y vengativo es solamente una táctica para mantenerlos en sumisión y estancamiento, entonces comprenderán que la Cristiandad y otras religiones son una mentira y una abominación a la creación divina, porque lo que hacen en realidad es bajar la vibración a las personas. La religión a través del miedo ha quitan el poder de la razón a sus seguidores y los ha llevado a  la ignorancia, y la ignorancia lleva a la maldad, la ignorancia en sí misma es un mal.

 Aunque parezca extraño, según la religión, la ignorancia no es un pecado, aunque es mucho peor que la envidia y el orgullo. Los cristianos afirman que Jesús dijo que él era exclusivamente Dios, y que también era el único hijo de Dios. Jesús, casi con certeza jamás hizo afirmaciones tan arrogantes. Esto fue simplemente algo que los líderes cristianos soñaron y escribieron. Una más de sus mentiras.
Estoy convencida que lo que Cristo ciertamente quiso decir es que él era una parte de Dios, así como lo somos igualmente el resto de nosotros. El Salmo 82:6 y Juan 10:34 de la Biblia, relata exactamente lo que Cristo dijo "Vosotros sois Dioses", sin embargo, los cristianos continúan haciéndose los ciegos a esta interesante parte de la información. De hecho, los “Dioses” en plural aparecen numerosas veces en la Biblia, lo cual quiere decir que no es cierta la proclamación cristiana de que hay solo un solo Dios en toda la creación. 

 El hecho de que la Cristiandad haya estado engañándonos es obvio, debido a la ausencia casi total de información real sobre quién o qué somos los humanos, de dónde venimos y cuál es nuestro propósito y nuestra verdadera historia. La historia de la creación en el Génesis es un chiste simplista que encaja sólo para los alumnos de jardines de infancia. No da ningún detalle o descripción útil del porqué y cómo de nuestra creación.

Toda la información útil acerca de nosotros como raza ha sido sistemáticamente borrada de la historia, por las elites, para hacernos creer que este mundo es solamente una especie de pensamiento tardío, en el que Dios decidió dar un golpe a una tarde lluviosa, y que nosotros debemos sentirnos privilegiados de haber sido su creación, por eso, ahora debemos arrodillarnos y darle las gracias, y si no lo hacemos, el se enojará y nos aniquilará.

 Las elites aprendieron hace mucho tiempo que aquéllos que controlan el pasado (la historia) también controlan el presente y el futuro.

 Muchos individuos buscarán cualquier oportunidad para entregar su propio poder y ser salvados por alguien, para no tener que tomar responsabilidad de su propio futuro. Cristo fue el candidato perfecto, porque él ya no anda por aquí para desmentir todas las medias verdades y distorsiones de la Biblia, que fueron principalmente escritas hace centenares de años después de su muerte.

 La religión es una organización de poder, que alimenta con su dogma a las personas con el único fin de poder mantenerse funcionando financieramente. Sus mayores miedos son el conocimiento, la unidad y la cooperación de las masas, lo que permitiría a la gente volverse auto suficiente, en el mejor de los casos, y posiblemente llevar a muchos a un levantamiento en contra de ellos, en el peor de los casos. De ahí su interés en que la humanidad siga en la ignorancia y su lucha por estar presente en las escuelas, para seguir sembrando la semilla del miedo.

 Si no fuera por la ignorancia de las personas y el deseo de regalar su poder personal a la autoridad, el clero entero estaría sin trabajo, y tendría que empezar a trabajar para vivir. Dicho sea de paso, los ministros religiosos también gozan de exenciones de impuestos.
 
 Uno sólo tiene que aplicar un pensamiento un poco crítico a la religión, para darse cuenta de sus artimañas e inmoralidades, por citar alguna la pederastia y posiblemente muchas más que nos ocultan dentro de su restringido gueto. Y sabiendo nosotros de todas sus perversiones, que las tienen, tengamos que aguantar que nos hablen de conceptos tales como "Liberación del pecado" y otros muchos, a esto se le llama cinismo. Nosotros estamos aquí en la tierra para trabajar e intentar solucionar nuestros problemas, no para ser absueltos en los confesionarios por las arbitrarias reglas y dogmas de seguidores poco ejemplares de una deidad invisible y tiránica.

 Probablemente el peor es el mandamiento "Amarás al Señor vuestro Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas.”

El problema con este mandamiento es que el amor que es una orden, nunca puede ser amor verdadero, porque no ha llegado naturalmente. Ha llegado de un lugar de miedo y obediencia, y no del corazón. Si ese es el tipo de amor que el Dios cristiano quiere, entonces esto es todo lo que va a conseguir.

El hecho de que el Dios de la Biblia sienta la necesidad de ordenarnos darle amor, indica que él no está completamente seguro que el esplendor de sus trabajos y creaciones van a ser suficiente para ganar nuestro amor, esto me da que pensar, creo que el amor nunca deber ser un mandato, hay que sentirlo para poder darlo.

Si Jesús viera todo lo que han hecho ciertas religiones aprovechándose de su nombre  y tergiversando sus enseñanzas, seguro que cogería aquel látigo con el que desalojo a los mercaderes del templo y las mandaría a los infiernos, si es que este existe.  


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario