miércoles, 13 de noviembre de 2013

DIOS NO EXISTE PERO LA IGLESIA SI

COSAS DE GELY

 


Supongo que muchas de las personas que visiten este blog convendrán conmigo que si dios existiese debe ser un sádico de mucho cuidado. De lo contrario es imposible entender que nos lo esté haciendo pasar tan mal.
A pesar de darle infinitas vueltas a mi coco, no paro de hacerme la siguiente pregunta, si pudiera creer en dios quizás tendría la esperanza de una vida futura en la que el “todo poderoso” quizás me premiaría con la ausencia de los sufrimientos de esta. Pero no tardo mucho en darme cuenta de que esto no podrá ser. ¿Por que? Muy sencillo, porque cuando compruebo que quienes predican las delicias del teórico paraíso viven en esta vida como dioses, y que los más ricos y poderosos son quienes más ayudan a que se mantenga el tinglado de las iglesias, lo que me hace llegar a la conclusión de que tan hipotético mundo celestial no es más que un invento chapucero y nefasto, para mantener a la masa más ignorante en la resignación y, por extensión en la inmovilidad ante los abusos de quienes les dominan.
Llevo algunos días escribiendo post  en mi blog sobre temas religiosos, y sé que corro el riesgo de repetirme. No me importa. La iglesia lleva rezando, enriqueciéndose y repitiendo las mismas cosas más de dos siglos, y encima son una sarta de mentiras, entonces porque yo que lo hago modestísimamente y a un escaso número de personas no podría hacerlo.

Como decía anteriormente, casi hubiera preferido creer en dios, en cualquiera de ellos. Mas la sola idea de pensar en ello repugna a mi cerebro. Sin embargo, infinitas veces me he preguntado: ¿Por qué hay tanta gente que cree? ¿es que no se dan cuenta de que (empleando un dicho castellano) comulgan con ruedas de molino? ¿Tan ciega es su fe que son capaces incluso de deformar la realidad?

Ciertamente dios no existe pero la iglesia si.



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario