miércoles, 30 de octubre de 2013

LA VENERACIÓN RELIGIOSA

COSAS DE GELY




LA VENERACIÓN RELIGIOSA

¿Qué es la Veneración?

La veneración según yo lo entiendo es el acto de enviar, ofrecer amor, devoción y gratitud a una deidad o ídolo.

Ellos, los creyentes dicen, que el amor es entendimiento y sin embargo nadie realmente entiende en absoluto a Dios. ¿Cómo puede usted amar algo o alguien a quien usted no puede ni entender ni puede comunicarse apropiadamente con él?

El amor y el culto también se trata de admiración, adoración y gratitud, pero ¿cómo uno puede sentir estas cosas hacia alguien a quien nunca ha visto o ha pasado tiempo con él o con ella?

Ningún Dios ha sido nunca visto  por nadie, pero muchos se dedican a esculpir y pintar imágenes de él para que algunos le veneren, por lo que el deseo del hombre de rendir culto a una deidad no es más que una necesidad basada en el ego, para sentir que la persona es útil a un Dios, quien, de otra parte, probablemente no tendría un uso real para nada de lo que un hombre pudiera ofrecer.

No hay evidencia alguna de que quien quiera que nos haya creado necesite que le rindamos culto, porque si existe la probabilidad de que, si fuimos creados por algún Dios o alguna raza avanzada, que ellos lo hicieron para sus propios propósitos y agendas o beneficios.

¿Por qué rendirle culto a alguien que sólo lleva a cabo su propia agenda?

Un creador todopoderoso, ¿crearía a un manojo de seres disfuncionales sólo con el   propósito de culto?

¿Por qué, entonces, nos dieron inteligencia, libre opinión, individualidad y una voluntad fuerte, para luego amenazar con repudiarnos o terminar con nosotros en cuanto intentásemos usar esos dones?

Si un solo verdadero Dios existiera, creando una raza de egoístas, pecadores, ignorantes, arrogantes, hambrientos y obsesionados por dinero y sexo con el único propósito de que le rindan culto, tendría que ser lo más estúpido que haya hecho. Está bastante claro que algunas personas se han permitido a sí mismas volverse ignorantes y estúpidas por la pomposa tradición de la religión.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario