domingo, 17 de enero de 2016

ENCADENADOS A LA IGLESIA

COSAS DE GELY




Desde nuestra más tierna infancia muchos hemos tenido que convivir con una fe que se nos asignó de antemano, una fe que la mayoría de nosotros no eligió y a la cual obligaron a nuestros padres nos fuera impuesta por la dictadura Franquista y su aliada la Iglesia Católica, dicha fe nos  la impusieron a todos los españoles a la fuerza y sin la posibilidad de poder optar por otra.


Hoy en libertad, y sin miedo alguno a las posibles maléficas consecuencias que en otros tiempos acarreaba el no querer ser Católico, la mayoría de españoles hemos podido adquirir múltiples conocimientos al respecto de las distintas religiones del mundo y muchos de nosotros hemos llegado a la conclusión que el Catolicismo, ha sido una de las peores lacras que han ocurrido en nuestras vidas, pues dicha secta manipuladora, nos estuvo sometiendo durante siglos, a su falsa e hipocrita doctrina.


Hoy esta comunidad decadente, cuyos conventos y seminarios se están quedando vacios, cuenta todavía con múltiples seguidores, siendo estos en su mayoría gente carente de formación y de costumbres aburridas y rutinarias, personas que no han conocido otra cosa y que se dejan llevar asumiendo dócil e incondicionalmente el credo mundano elaborado en el Concilio de Nicea por dicha institución, credo tergiversado, en el que hay muchas falsedades, falsedades, que no aparece en ninguna página de las Sagradas Escrituras, (Biblia) detalle que muchas de esas presonas desconocen. 


Son muchas las candidas almas que se deja llevar por la malévola Iglesia Católica, y no se interesan en conocer e indagar sobre su funesta y sangrienta historia, es como si estuvieran poseídas, por eso no son capaces de ir en pos de la verdad, verdad que por supuesto no ha estado, no está, ni estará nunca dentro de la Iglesia Católica. 



¿Cómo olvidarse de todos los crímenes cometidos por la inquisición? En el libro de Juan 8:32 en el nuevo testamento jesus dijo: buscad la verdad y la verdad os hara libres . Pero son muy pocas las personas que militan en la Iglesia las que buscan la verdad, ellas adoctan una posicón muy comoda creyendose todo lo que les dicen los curas a pies juntillas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario