viernes, 10 de septiembre de 2010

SABER ENVEJECER

COSAS DE GELY


No es malo llegar a viejo, lo malo es no llegar ¡jajaja! La etapa final del nuestro camino es la vejez. A muchos nos da pánico solo de pensar en ella por el posible mal estado físico en el que podamos encontrarnos. Cuando uno envejece, duele hasta escuchar la palabra viejo. ¡jajaja!
La moderna medicina occidental, ha sido capaz de alargar la vejez, pero la mayoría de las veces, sin mejorar la calidad de vida, y en ocasiones originando una verdadera vida tortuosa para el viejo y para los que le atienden.

Yo me estoy dando cuenta de lo siguiente: Pienso que hay dos maneras de enfocar la vejez, una como etapa de crecimiento y descubrimiento, y otra como un naufragio.
Creo que a partir de los 60 hay que empezar a aprender a envejecer. Luego ya es tarde.
Para asumir la vejez, creo que lo primero que tenemos que hacer es saldar las cuentas con el pasado, o mejor ir olvidarnos de el.
Sería bueno ir preparándonos para llevar una armoniosa vida interior, disfrutar de lentos paseos, escuchar buena música, y contemplar la naturaleza, ya que nuestra vida exterior se irá reduciendo, (pérdida de vista, oído, movilidad, etc.)
Aunque acabaremos siendo dependientes no debemos ser una carga para nuestros hijos.
Hay que entrenar la meditación y el placer de no hacer nada.

Y finalmente cuando el deterioro físico entre en su fase definitiva, tener la suficiente clarividencia para saber poner el punto final, sin apego y rodeado de los nuestros.
Para que este final sea posible, nuestra cultura de la muerte de origen judeocristiano, debe cambiar radicalmente para que aprendamos a morir. El budismo basa casi todas sus enseñanzas en aprender a morir. Os recomiendo que leáis el libro Tibetano De los Muertos. lo podéis encontrar en la columna derecha de este blog.
Si esperamos el final que nos brinda nuestro Sistema de Salud, muy probablemente acabemos en la soledad de una fría habitación de hospital compartida con un desconocido y sin la presencia de los nuestros. ¿Es eso lo que queremos? Seguro que no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario