miércoles, 11 de agosto de 2010

LA BONDAD Y LA MALDAD

COSAS DE GELY
Todos tenemos nuestro lado bueno y nuestro lado malo, nuestro yin y nuestro yan, a pesar de que siempre, intentamos convencer a los demás de nuestras bondades, y que los malos son los otros, lo cual nos lleva a creer que somos un dechado de perfecciones, ¡jajaja! Creo que no hay nada mas lejos de la realidad, que pretender ser un ser perfecto. En mi humilde manera de ver y entender las cosas, esto es imposible, es mas, pienso que hasta los santos mas santos que están en los altares, y que ha sido subidos a ellos por otros seres humanos imperfectos, (Papas etc.) no han sido tan extraordinarios como quiere hacernos creer. Pienso que es algo natural e intrinsico en el ser humano, ser unas veces bueno y otras malo todos tenemos y hemos tenido nuestros fallos. No podemos ser 100% buenos o 100% malos, creo que hay porcentajes de bondad y de maldad en cada uno de nosotros.
Todo lo referente a nuestra bondad y maldad, posiblemente dependa de nuestro estado de ánimo, y de aquello y aquellos con los que nos relacionamos. En todas nuestras acciones, sin duda alguna, hay porcentajes, de bodad y maldad por ejemplo: yo puedo ser buena... pero reconozco, que también tengo mis matices de maldad, no se en que tanto por ciento, ¡jajaja! pero no me cabe la menor duda de qué esto es así, el grado de maldad o de bondad que tengamos, dependerá esos porcentajes.
La vida es un autentico carnaval; Y no hay nadie que se libre de llevar su mascara, una mascara invisible y personal que todos nos ponemos para ocultar nuestros malos sentimientos, así como todo aquello que en el fondo intuimos que puede desagradar a los demás.
Desde que el mundo es mundo, se nos exige que seamos buenos, y los que mas nos han exigido esto, son esos curas y cardenales que hoy están implicados en multiples casos de pederastia lo que demuestra que son peores que muchos de nosotros. El mundo funciona así, inmerso en la mas flagrante de las hipocresías.
Creo que deberíamos aceptarnos todos como realmente somos, unas veces buenísimos, y otras malísimos ¡jajaja! para no tener que fingir, para no tener que aparentar tener que ser buenos siempre.
Está claro no... puede que no todos seamos tan buenos como nos creemos, ni tan malos como muchos pretenden que somos. Lo bueno sería, que alguna vez todos nos diéramos cuenta de ello ¡JA JA JA JA!
Según el yin y el yan, el circulo significa el origen del universo, y en el conviven dos elementos, el mal simbolizado por el negro, y el bien simbolizado por el blanco, dos elementos totalmente contrarios, pero a la vez que se complementan o sea no todo es malo ni todo es bueno, cada ser objeto o pensamiento, tienen una parte buena y una parte mala, este símbolo podríamos decir que es el estandarte de todo un movimiento filosófico oriental (también tiene seguidores occidentales).
Lo mismo que un imán, el Yin y el Yang se atraen inevitablemente, pero, al igual que en los imanes, los elementos iguales experimentan rechazo, así un Yin repele a otro e igual ocurre con el Yang.

3 comentarios:

  1. La polaridad domina nuestra existencia:

    "Todo es doble, todo tiene dos polos,
    todo tiene su par de contraposiciones,
    Igual y desigual son lo mismo;
    las contraposiciones son idénticas en la naturaleza,
    sólo distintos en grado;
    los extremos se tocan;
    todas las verdades son sólo medias
    verdades;
    todas las contradicciones pueden ser puestas en consonancia entre sí."
    ........"Kybalión"

    Un polo exige al otro,son una unidad, elegimos uno y pensamos que por solo negarlo el otro deja de existir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. La vida es un chiste, si, y tu y yo y los demás... formamos parte de el.
    Ya que podemos elegir, porque no elegimos ser felices y positivos, dentro de lo que podamos y de las circunstancias que nos toque vivir?
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  3. Sara, Jabo, gracias por vuestra visita y por vuestro comentario. Los dos preciosos. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar