domingo, 11 de julio de 2010

La toma de refugio en las Tres Joyas

COSAS DE GELY


¿Que es la Toma de Refugio budista?

La toma de refugio en las Tres Joyas es el primer paso en el camino para convertirte en budista.

La toma de refugio es tanto una cuestión de procedimiento formal como la de mente y espíritu. Cuando tomamos refugio en las Tres Joyas, no sólo hay que recitar las oraciones de refugio y hacer postraciones , sino también debemos concentrar la mente en la toma de refugio, en su esencia espiritual profunda. Lo esencial reside en recibir con todo el corazón —es cómo recibimos la“esencia de precepto” respecto a los refugios; esta esencia de precepto, llamada linaje del Dharma que es transmitido por sucesión de maestros, debe ser recibida de alguien que la haya recibido. Las personas en general no pueden, sin la orientación del maestro, alcanzar la realización o introducirse en las enseñanzas fundamentales de Buda por cuenta propia. De este modo, no pueden simplemente tomar refugio por cuenta propia ante la imagen del Buda o Bodhisattvas. De lo anterior podemos deducir cuan solemne e importante es tomar los Tres Refugios, en la medida de lo posible con un Maestro de reconocido Linaje.
Hay otras personas quienes mantienen simpatía hacia el Budismo, pero no quieren tomar los refugios enseguida. Tienen miedo de que estén sujetos a las restricciones y no sean capaces de liberarse de ellas, por lo tanto, mantienen una actitud expectante ante la toma de refugio. Piensan que la toma de refugio es algo como el matrimonio entre un hombre y una mujer. Si todavía no llegan a conocerse bien el uno al otro, no se atreven a casarse, temiendo que sufrieran en el resto de su vida debido a problemas de incompatibilidad.
En efecto, la toma de refugio en las Tres Joyas se difiere completamente del enlace matrimonial. Por ejemplo, cuando queremos aprender una habilidad, necesitaremos un maestro. La ventaja de seguir la instrucción de un maestro se constituye en obtener los frutos de su aprendizaje y la especialidad que lleva desarrollado. Nuestro maestro (S.E. Ludhing Khen Rimpoché, cabeza de la tradición Ngor) aprendió de sus maestros, quienes aprendieron a su vez de sus maestros; así en la persona de nuestro maestro recibimos una experiencia que pasa de generaciones en generaciones. Pero cuando uno aprende una habilidad, puede aprenderla sin ponerla en práctica. Si uno piensa que no tiene semejante interés podrá dejar de aprender.Después de completar los estudios, uno podría continuar siguiendo al mismo maestro en el resto de su vida, e incluso podrá salir y seguir adelante por cuenta propia. La toma de refugio en las Tres Joyas es similar a seguir a un maestro para aprender una habilidad. Si quieres tener un mejor conocimiento sobre el Budismo, entonces deberías empezar por la toma de refugio. El Budismo, en vez de ser una jaula que nos encierra, es el camino que nos conduce a la liberación. Si uno se siente constreñido después de tomar refugio en las Tres Joyas, entonces el Budismo no puede ser considerado como “la única fuente de liberación o el camino que conduce a la liberación.” Ciertamente, el Budismo anima a todo el mundo a tomar refugio en las Tres Joyas, y a partir de entonces a continuar en el camino hacia la Budeidad. Pero si uno no puede aceptar la Verdad Última del Budismo o no puede practicar de acuerdo con las enseñanzas del Shakyamuni Buda debido a las distintas raíces kármicas de cada uno , y sus propias capacidades e inclinaciones , después de tomar refugio en las Tres Joyas podría profesar cualquier otra religión o no creer en ninguna religión. La cosa más notable es que, aunque uno se separa del Budismo, la puerta de la compasión del Budismo siempre estará abierta y le da la bienvenida al que quiere buscar refugio en las Tres Joyas.


Las "Tres joyas", conocidas en sánscrito como "Triratna", no son en realidad gemas o piedras preciosas, sino regalos para aquellos que recorren el camino espiritual. Se llaman "joyas", porque los practicantes del budismo las consideran los más preciosos regalos en la vida espiritual. Las joyas representan a "los tres refugios", los tres lugares donde refugiarse del ciclo del renacimiento sin fin (el llamado "Samsara"): Buda, el Dharma y Shanga (más adelante veremos su significado).
El ritual de “Ir al Refugio” se encuentra en todas las escuelas del budismo. De hecho es cuando uno va al Refugio de las Tres Joyas que uno se convierte en budista. A pesar de ser un elemento tan universal en la tradición budista, su importancia se ha devaluado desde los tiempos del Buda.






2 comentarios:

  1. Me atrae mucho el budismo tibetano,pero no creo posible que por donde yo vivo aparezca un legítimo maestro que instruya en el Dharma.
    Muy bueno tu blog y tus videos, estuve mirando los relacionados con el franquismo: mi padre que era republicano, decidió,en el año 49 venir a la Argentina porque no toleraba a Franco, mis hermanos eran pequeños y yo nací aqui.
    Pero se ve que el karma de sufrir dictadura era ineludible y aquí sufrimos la de los militares, que si bien no duró tanto tiempo como la de España fue muy intensa.
    Quisiera alcanzar ese grado de compasión que tienen los budistas
    hasta para los que están oprimiendo a su pueblo,para atenuar
    lo mal que me pone cualquier abuso de poder.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Querida amiga yo tome refugio hace muchos años, por que tuve la suerte de que se cruzara en mi camino un lama tibetano que permaneció un tiempo en la ciudad donde vivo, su estancia fue corta pero marcó mi vida. Ahora mi situación es similar a la tuya; carezco de un maestro que me instruya en el Dharma, y trato de suplir esta carencia a través de libros etc...
    Todo tiene su fin hasta los dictadores. Ciertamente no se puede prescindir del karma, la rueda del Samsara es este mundo lleno de dolor y tristeza tal como lo conocemos. Todos los seres de este mundo estamos sujetos a la ley del karma.
    Agradezco sinceramente tus comentarios sobre mi blog.
    Un abrazo

    ResponderEliminar