miércoles, 3 de marzo de 2010

LAS RELACIONES HUMANAS

COSAS DE GELY

¡Madre mía! Las relaciones humanas

He estado reflexionando sobre lo difícil que es relacionarse, a veces cuando pienso en ello y sobre mi vida, lo primero que me viene a la cabeza es que soy una persona que se encuentra en el mundo rodeada de muchas cosas y personas con las que convivo, con algunas de ellas tengo una relación familiar, con otras de amistad... hay unas que me caen bien, otras mal, hay otras, con las que no sintonizo sin haber alcanzado a comprender por que, y por supuesto también esta el grupo de aquellas a las que no soporto. Pienso que esto no me sucede solo a mi, y que mas o menos casi todos pensamos lo mismo. La vida es así, y nuestras relaciones se componen de todo eso, este me gusta, este no me gusta, este me parece bien, este mal, todo ello forma parte de nuestra vida y nuestras personalidad, como también el tipo de trato que tengamos con las personas que nos rodean, y el que ellas tengan con nosotros, todo determina nuestro modo de ser, e influye en nuestra vida.

Después esta aquello de las expectativa, o sea, lo que esperamos nos proporcionen, y esperan que les proporcionemos todos aquellos familiares, amigos y conocidos, tanto en aspecto afectivo como en cualquier otro. Si estas expectativas tales como afecto, respeto, auto-estima, etc... se cumplen favorablemente, la convivencia funcionara, pero si no es así, la cosa cambia y la relación se vuelve tensa, osca y desagradable, ¿y que se puede hacer? pues pienso que llegados a este punto, y según mi criterio, solo hay dos soluciones, una continuar con la relación hipócritamente como si no hubiera pasado nada, y otra, mandar a tomar por el culo a aquellos que no estén conformes, ya que no se dan las condiciones adecuadas para seguir adelante.

He comprobado por propia esperiencia, que en las relaciones siempre hay discrepancias, incluso hasta en un buen ambiente. De manera que después de esta reflexión he llegado a la siguiente conclusión. Creo que las relaciones humanas, siempre están impregnadas de falsedad e hipocresia y nadie me va hacer cambiar de idea... de momento ¡jeje!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario