sábado, 15 de agosto de 2009

APRENDER A DECIR NO

COSAS DE GELY
"Voy a aprende a decir no"
Parece ser que en nuestra infancia alguien se olvidó de enseñarnos a decir que no. Las mujeres somos especialmente propensas a padecer este mal. Hemos sido educadas para ser buenas y agradar a los demás y, por lo visto, algunas nos lo hemos creído. Por eso estamos tan dispuestas a sacrificar nuestro tiempo para atender las necesidades ajenas.
¿Por qué nos cuesta decir que no? Quizás sea porque siempre buscamos la aprobación de los demás... o quizás por ayudar a los demás a la espera de que éstos hagan lo propio con nosotras en el futuro...Esto de no saber decir no supone entrar en un círculo vicioso del que resulta difícil escapar y que sin darnos cuenta día a día nos va absorbiendo mas y mas, cada vez nos comprometemos a hacer más cosas a las que no estamos obligados, con conocidos, familia, amigos etc. llegando al punto de provocarnos un grado de estrés innecesario. A partir de hoy me voy a plantear enseñarme a decir no de vez en cuando y a anteponer mis prioridades a las de los demás, mi tiempo y mi vida deben ser lo que yo quiera y no lo que quieran o necesiten los demás. La próxima vez que alguien me pida algo, antes de decir si, valorare el coste que ello tendrá para mi y mis intereses personales. La mejor manera de aprender a decir "no" creo que es empezar a practicarlo ya. Me propongo empezar de inmediato el aprendizaje del no, lo voy a intentar durante por lo menos unas semanas, diré que no a cualquier oferta o petición que no me interese o desagrade. Luego, comprobaré cómo me siento y qué pasa con aquellas personas a las que niegue mis favores. Lo que si tengo claro es que estoy en mi derecho a decir no, cuando lo crea conveniente y a no sentirme culpable por ello.

1 comentario:

  1. Anónimo20:36

    GELY YO TAMBIEN ME VOY A ENSEÑAR A DECIR "NO" MUY BUENO TU POST

    ResponderEliminar